Secciones
Actualidad

El actual estado de los chihuahuas rescatados de un criadero ilegal: la forma de ayudar y cómo adoptarlos

Son 133 perros que vivían en pésimas condiciones.  

En la mañana del miércoles 6, la Unidad Fiscal Especializada en Materia Ambiental (UFEMA) clausuró un criadero de perros que se encontraba sobre la Avenida Juan B. Justo al 3000, en la Ciudad de Buenos Aires. En el lugar rescataron a 133 chihuahuas que vivían en condiciones pésimas. La responsable quedó detenida y fue imputada por “maltrato y crueldad animal”.

 

La causa se inició tras una denuncia de los vecinos porque había olores “fuertes”, ladridos constantes y llantos de perros. Por eso, el área de fauna y ambiente del Cuerpo de Investigaciones Judiciales (CIJ) del Ministerio Público Fiscal comenzaron las investigaciones y descubrieron un criadero en el que se ofrecían los perros por precios que oscilaban entre los 80.000 y los 360.000 pesos. Las ventas se realizaban a través de plataformas virtuales y redes sociales como Facebook.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

 

Tras el allanamiento, coordinado por el CIJ y realizada por la División Contravenciones y Faltas en Eventos Masivos y la División Canes de la Policía de la Ciudad, junto inspectores de la Agencia Gubernamental de Control (AGC), de la Agencia de Protección  Ambiental (APRA) y de la Gerencia Operativa de Sanidad Animal del GCBA, pudieron salvar a los 133 perros de distintas edades y diversos cuadros de salud.

 

Todos los animales son de raza chihuahua y se pudo probar, tal como creían en la hipótesis de la investigación, que estaban a la venta y algunas hembras eran sometidas a embarazos y partos constantes. En ese sentido, algunas mostraban heridas de vieja data por los constantes nacimientos de cachorros. 

 

Durante el allanamiento, el personal rescató a todos los animales que vivían en un lugar pequeño, con un estado de higiene y de salud muy malos. Algunos de los chihuahuas se encontraban en jaulas pequeñas y dormían sobre su orina o sus propias heces. Algunos de ellos vivían en lugares tan pequeños que no se podían mover. También estaban mal alimentados.

 

Los 133 perros fueron trasladados a tres Organizaciones No Gubernamentales especializados en el cuidado de perros, como Campito el Refugio, en donde luego de tratarlos con veterinarios serán dados en adopción. Según fuentes de la investigación, todos los perros serán castrados para que no puedan volver a ser utilizados como reproductores. 

Su estado actual

 

De los perritos que fueron enviados al Campito Refugio, la mayor parte se encuentra estabilizado y en plena recuperación. Aunque todavía no dieron a conocer la mayor parte de los cuadros de los animales, hay hembras que fueron obligadas a quedar preñadas a parir y dar a luz casi sin parar y sufren graves desgarros. Otros que tienen problemas en sus ojos por no ser atendidos ni bañados como correspondía y otros están mal alimentados. 

 

En el Centro de cuidado y adopción de animales de Esteban Echeverría, las autoridades explicaron: “Es difícil poner en palabras la sensación que genera entrar a una fábrica de cachorros clandestina. Es difícil explicar el enojo, la angustia y la indignación que genera. Es difícil entender cómo una persona puede hacinar, maltratar, denigrar a seres vivos completamente indefensos”.

 

Y completaron: “Es imposible entender cómo alguien puede quitarles la libertad de jugar, correr, de respirar con dignidad y los hacen vivir entre sus propios excrementos y orines. Cuando llegaron, nuestro primer instinto como el de todos los cuidadores, fue el de dejar que los perritos pudieran respirar aire fresco y pisar el pasto, sobre todo a la más viejita de todas”.

 

 

En cuanto al estado de salud de los chihuahuas, afirmaron: “El estado es muy malo, vemos neumonías, perros viejos, muy ancianos con hidrocefalia. Es muy feo lo que estamos viendo. La recuperación va a ser un proceso largo”.

 

En tanto, Sergio Moragues, de Campito Refugio afirmó: “El proceso para que puedan ser dados en adopción va a ser muy largo. Primero, se requiere autorización judicial, con todo lo que el proceso indica, pero también se solicitará, una vez resulto este tema, la autorización judicial para que los animales sean castrados. No queremos que vuelven a ser usados como reproductores o como vientre. Este también va a ser un proceso largo”. 

 

Primero serán recuperados y después se los dará en tránsito a distintas personas. En ese punto, señalaron: “Son perros que sí o sí tenemos que tener en una casa y no en el refugio. Queremos que sea un tránsito lo más rápido posible porque son perros de brazos. Serán entregados a personas de mucha confianza. Va a ser un proceso muy controlado”. 

 

Mientras ese proceso continúa, desde el Campito Refugio necesitan donaciones para mejorar el estado de salud de los chihuahuas. En sus redes sociales, explicaron que necesitan cartones, medicamentos como Cefalexina de 125 miligramos, rumiclamox de 50 mg, Metronidazol de 250 o menos, Doxiciclina de 50mg, Prednisolona de 5mg y Nogastrol de 10 mg. También precisan abrigos de todo tipo como mantas y frazadas, pañales y zaleas. Quien quiera ayudar, debe escribir a donacionesalcampito@gmail.com, y aclarar de qué barrio es y un número de celular. También pueden donar dinero a través del link que se ve en las redes sociales del Campito Refugio. 

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!