Secciones
Aniversario

El conmovedor homenaje de Romina, la hermana de Emiliano Sala, a tres años de su muerte

Realizó un posteo en su cuenta de Instagram.

El 21 de enero de 2018, el futbolista Emiliano Sala murió de manera trágica cuando el avió en el que viajaba desde Francia a Reino Unidos cayó en el Canal de la Mancha. Hace pocos meses, fue declarado culpable David Henderson, el piloto que diagramó el viaje y que los hizo salir con un pésimo clima. 

 

Sobre el siniestro se supo que a poco del despegue, el avión desapareció del radar. No hubo ningún otro tipo de contacto con las torres de control. Por eso, las autoridades comenzaron la búsqueda de inmediato. El mal clima y las complicaciones en el Canal complicaron a los rescatistas. Finalmente, el 6 de febrero, luego de que las autoridades de Francia y Reino Unido dejaran de buscar al cuerpo, un operativo pagado por la familia, encontró al avión y al cuerpo de Sala. 

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

 

Un mes después, las pruebas de toxicología demostraron altos niveles de monóxido de carbono en la sangre de Sala que podrían haber causado una convulsión, pérdida del conocimiento o un ataque al corazón. Lo mismo le habría ocurrido al piloto, David Ibbotson,  cuyo cuerpo jamás fue encontrado. 


El fallecimiento del jugador fue un golpe terrible para su familia, quienes sufrieron otra dura pérdida tras la muerte de su papá, tres meses después de la caída de la aeronave. A eso se sumó el intento de suicidio de Romina, la hermana de Emiliano, en julio de 2021 y del que se salvó de milagro.

 

 

La mujer estuvo internada en grave estado, en la terapia intensiva del Hospital José María Cullen. Romina se hizo cargo de liderar la investigación por la muerte de su hermano, apuntalar a la familia y también hablar con los medios de comunicación para informar cómo seguía la causa. 

 

Usualmente, ella le dedicaba mensajes a su hermano en su cuenta de Instagram. A fines del año pasado, compartió un conmovedor texto junto con una foto de Emiliano: “Hay ausencias que crean presencia. Por ejemplo la tuya y ahora que te estoy necesitando y lo único que veo son recuerdos contra las paredes de cada habitación que paso a despedir. Te extraño mi ángel de ojos verdes”. Hasta que tomó la decisión de quitarse la vida. 

 

Cuando se recuperó, Romina utilizó su cuenta de Instagram para relatar por qué había intentado suicidarse. "La vida es imparable y la única cosa que nos queda frente a esa potencia, es frenar la marcha, cambiar la dirección de nuestras alas y volar a favor del viento que se dio vuelta en el medio de su propio viaje", escribió.

 

Y agregó: "Una de las cosas que frenaron junto con mis pies, fue mi cabeza. Podría pensar que se quedó vacía y no estaría pensando de manera equivocada. Trato de buscar los conceptos que tenía adentro y ya no me sirven. Las metas que tenía hace una semana ya no quedan en el mismo lugar. Mis prioridades y las causas que las sostenían, se cayeron como un mazo de cartas".

 

Ahora, en el tercer aniversario del fallecimiento de Emiliano, su hermana le hizo un conmovedor homenaje. “El tiempo del reloj no tiene nada que ver con el de mis latidos. Para mí, siempre te fuiste ayer. Y entonces está tan fresca tu cara que cada vez que se me aparece de frente me acuerdo de todo. Culpa. Tristeza. Angustia. Soledad. Te extraño. Y los días como hoy dónde sale el sol, te extraño más todavía”, escribió junto a una foto del delantero.

 

Y continuó: “Porque a vos uno nunca te veía lloviendo. Nadie conocía las ausencias de tus domingos solitarios. Cuando abrías la puerta tu sonrisa tapaba tu dolor. Entré a casa y me puse a ordenar. Casi te llamo para que me des una mano. En lo que sea. Con algo. Todo me daba igual. Hoy si tenía respuesta a todas las veces que me preguntabas que necesitaba”.

 

Por último, escribió: A vos. Las manos que me ofrecías. Tus preguntas. Tu complicidad. Tu manera rara de ser en este mundo. A vos. Extraño que me quieras como me querías. Y también extraño, la inocencia de pensar que podía llamarte en otro momento. El día está hermoso. Y yo te extraño en estos días. Porque cuando el Cielo está celeste es cuando miro para arriba y te busco. Nunca fuiste nube. Siempre fuiste sol. Y entonces miro. Suspiro. Miro para el costado y ya no tengo como tocarte. Alguien que no conozco parece pronunciar tus palabras. Y me gusta. Pero me asusto. Te extraño. Y en los días tan hermosos como hoy, te extraño más que nunca.. A 3 años de ese maldito 21 de enero que te llevó sin piedad. JUSTICIA! SIEMPRE JUSTICIA!”.


 

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!