Secciones
Tragedia

El descargo del instructor que le enseñó buceo a la argentina fallecida: "No soy un asesino"

La mujer de 39 años perdió la vida después de estar cuatro días internada en Bangkok, Tailandia.

Luego de la muerte de Rocío Gómez, una argentina que falleció en Tailandia mientras hacía un "bautismo" de buceo, el instructor que acompañó a la mujer de 39 años rompió el silencio y contó cómo fue el momento del accidente. "No soy un asesino", aseguró.


Además, la familia de la fallecida denunció que desde la empresa de buceo le echan la culpa a Gómez por lo sucedido, mientras que ellos no se hacen responsable de la muerte.

Rocío Gómez falleció mientras realizaba un "bautismo" de buceo.

Lo que se sabe hasta el momento es que la policía de la isla Tao, en Tailandia, ya comenzó una investigación para saber qué ocurrió el 17 de diciembre pasado, cuando la víctima fue rescatada del mar ya en grave estado de salud. Aunque sobrevivió cuatro días internada, finalmente falleció en un hospital de Bangkok, a donde había sido trasladada luego del accidente.

El accidente ocurrió en la isla Tao de Tailandia.

En las redes sociales muchos amigos de Gómez responsabilizaron al instructor, ya que creen que por culpa de él la mujer de 39 años perdió la vida.

Por esto mismo, después de haberse llamado al silencio por varios días, en las últimas horas Nahuel Martino usó su Facebook para defenderse de las acusaciones, y muy conmovido, dijo que no era un asesino.

El instructor de buceo dijo que no sabe qué pudo haber pasado con la víctima.

"Cumplí con el protocolo de siempre. Di una clase teórica de 40 minutos y expliqué el funcionamiento del equipo. Antes de saltar al agua, volví a mencionar las indicaciones e hicimos un chequeo. Al primer buceo tanto Rocío como las dos personas que nos acompañaban lo superaron. Fue perfecto. Es más, ella me agradeció mucho y me dijo que estaba en una etapa de su vida donde se estaba proponiendo hacer cosas nuevas y se estaba desafiando a si misma. Me dio un abrazo que nunca olvidaré", dijo al principio de su descargo.

Tristeza: una argentina murió en Tailandia en un “bautismo” de buceo

Después de eso, dijo que la segunda vez que se sumergieron al mar a los 14 minutos de haber comenzado, Gómez le hizo una seña para ir hacia la superficie. Una vez afuera del agua, ella le dijo que se había tentado de la risa y que había preferido subir para evitar accidentes. Luego ambos regresaron al buceo, hasta que, al finalizar la actividad, se dio cuenta que una de sus alumnas faltaba: era Rocío.

Nahuel Martino fue el instructor de buceo de Rocío Gómez.

"Les pregunté a mis alumnos dónde estaba y me dicen que no la vieron. Volví a hacer el recorrido en sentido contrario y no la encontré. Pregunté si vieron burbujear cerca mío, me dijeron que sí y fui a ver si era ella. No era. Cunado volví, vi a un compañero arrastrando a Rocío hacia el barco. La encontró sin el regulador en la boca en el fondo del mar, a unos 6 metros de profundidad", contó el instructor, quien además agregó que su equipo "le realizó primeros auxilios junto a dos médicos".

En el mensaje Martino explicó que no sabe qué pudo haberle pasado a la víctima, aunque sospecha que en el mar pudo haberse confundido con otro grupo que también hacía la actividad, lo que la llevó a perderse.

El instructor de buceo dijo que él no era un asesino.

Además, indicó que durante las primeras semanas se llamó al silencio porque estaba muy mal anímicamente, pero que la realidad es que siempre estuvo a disposición de la Justicia.

"El buceo es una actividad de riesgo. Siento la responsabilidad. No soy un asesino como dijeron en las redes sociales, es muy fácil agredir detrás de una computadora. Lamento muchísimo lo ocurrido, estoy destruido. Nunca me oculté y estoy a disposición de los familiares", cerró.

Por su parte, el ex novio de Gómez, Franco Cetti, denunció en diferentes medios que desde la empresa donde su ex pareja tomó la clase de buceo aseguran que la responsabilidad de lo sucedido es únicamente de la fallecida.

El ex novio de Gómez viajó a Tailandia para averiguar qué había sucedido.

"Ellos dicen que se perdió Rocío y no siguió los protocolos. El instructor no tendría que haberla perdido de vista. Si ella murió ss porque la perdió de vista cuatro o cinco minutos. Un ataque al corazón puede tener cualquiera, pero si el instructor está a mano, cambia el final de la historia", aclaró en diálogo con TN.

"El informe del hospital dice que murió por ahogo, y además tuvo una muerte cerebral por la falta de aire", contó, al mismo tiempo que manifestó que al enterarse de la muerte de su ex, viajó junto a su hermana hacia Tailandia para tratar de averiguar lo que había pasado.

"Allá no nos dieron una copia de la denuncia porque no éramos familiares", añadió por último, antes de decir que no iniciará acciones legales por respeto a la familia, que prefieren mantener un perfil bajo.

Temas

  • Tragedia
  • Rocío Gómez
  • tailandia
  • Buceo
  • Muerte
  • Ahogo
  • Instructor
  • Nahuel Martino

Comentarios