Secciones
Actualidad

El dolor de la joven violada por un taxista que aún continúa prófugo: "Nos silencian, nos humillan, nos desprecian"

El hecho ocurrió hace cinco años y el acusado nunca fue detenido.

A modo de comentario de una columna sobre el regreso de Thelma Fardín a la vida laboral, Manuela -la joven que en el 2015 fue violada por un taxista que aún está prófugo- volvió a pedir justicia por su caso y criticó la condena social que recibió luego de su denuncia. 

"Sólo una víctima sabe lo que significa que escondan una y otra vez las aberraciones a las que somos sometidas y las disfracen de cosas que hicimos, hacemos o vamos hacer", escribió en Twitter. 

"Hace casi 5 años me violaba un tipo que sigue prófugo de la justicia. Fue en un taxi, cuando me volví a casa. ¿Saben cómo titulaban los primeros días? 'La chica que se quedó dormida en el taxi'. Como si eso hubiera sido lo que pasó", agregó asegurando que todos sus actos luego de la denuncia que efectuó fueron mirados "con otros ojos" y que le "cuentan las costillas en muchísimos ámbitos".

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

"No sólo nos hacen creer que hay que pagar el precio de denunciar: nos lo cobran con creces. Nos silencian. Nos humillan. Nos desprecian. Toda mala víctima es despreciada", agregó Manuela. "Siguen creyendo que aquello que ocurrió 25 minutos de mi vida debe definirme por siempre. No quiero a veces ni recordar la cantidad de veces que me pidieron que 'no me exponga así'".

Captura internacional

José Luis Ferrari, abogado de la joven, señaló que al imputado, Tito Franklin Escobar Ayllón, "pareciera que se lo tragó la tierra". Sobre el violador pesa un pedido de captura internacional reflejado en la página de Interpol bajo la acusación de "abuso sexual agravado por el acceso carnal".

El hecho ocurrió el domingo 19 de abril del 2015 en el barrio de Colegiales. Allí, Manuela fue abordada en la esquina de avenida Federico Lacroze y Olleros por un taxista que le ofreció llevarla hasta su casa.

A las pocas cuadras, la joven se durmió y se despertó cuando Escobar Ayllón la estaba abordando. A pesar de que ella intentó disuadirlo asegurándole que era portadora de HIV, él la violó para luego abandonarla en la esquina de Artigas y Arregui. 

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!