Secciones
Impuestos

El Gobierno reglamentó los cambios en ganancias, pero la AFIP decidirá cuándo comienzan las devoluciones

El ente recaudador tiene que disponer cómo se aplicará la normativa. 

El Gobierno nacional reglamentó este martes los cambios en el Impuesto a las Ganancias, por los que los sueldos de menos de $150.000 brutos mensuales dejan de estar alcanzados por el gravamen.

A través del decreto N° 336, publicado en el Boletín Oficial, se fijaron las pautas, pero se dejó a cargo de la Administración Federal de Ingresos Públicos Ingresos Públicos (AFIP) los detalles sobre la implementación de la reforma.

La norma ratificó que el régimen es retroactivo al 1° de enero pasado y que habrá una devolución de los montos retenidos desde ese momento.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

De este modo, la AFIP establecerá con una resolución desde cuándo se cobra el impuesto con el nuevo piso y las dedudcciones  agregadas, las alícuotas especiales para los sueldos de entre $150.000 y $175.000, así como los detalles del reintegro desde inicio del año. Según adelantó el presidente Alberto Fernández, esa devolución se realizará a partir de julio y en cinco cuotas mensuales.

De esta forma así queda el tributo de forma simplificada:

  • Los jubilados deberán pagar el impuesto solo si cobran más de 8 haberes mínimos.
  • El aguinaldo queda excluido
  • Hijos con discapacidad: se elimina el tope de edad para deducirlos.
  • Personal de salud: queda eximido de pagar el impuesto por horas extras o guardias hasta septiembre.
  • Permite deducir gastos por compra de herramientas educativas para los hijos, sin tope.
  • Permite deducir gastos en cursos de capacitación: hasta $ 67.071,36 anuales.
  • Permite deducir gastos por movilidad y viáticos, estipulados en convenios colectivos: hasta $ 67.071,36 anuales.

Antes del decreto de hoy, desde el Frente Renovador destacaban que el tema despertaba "fastidio", porque "estaba todo encaminado para que saliera". Incluso habían advertido que Sergio Massa saldría a reclamarle públicamente a sus socios si continuaban frenando la publicación.

En principio, y según lo adelantado el jueves por el Presidente durante el mensaje emitido para anunciar el confinamiento estricto que rige hasta el 30 de mayo, la devolución sería en 5 cuotas y con los sueldos de junio, que se cobran en julio. Esto equivale a un esfuerzo fiscal de más de $ 40.000 millones, se indicó.


Cuando la ley se aprobó, se esperaba que los beneficios se sintieran en los sueldos de abril que se pagaron en mayo, pero los contadores y tributaristas advirtieron que si la reglamentación no salía antes del 24 de este mes, las empresas no harían a tiempo para incluirla tampoco en la liquidación salarial que llegará a los bolsillos en junio.

Uno de los motivos que demoró la implementación de la nueva ley fue el costo fiscal. Para cuidar los pesos en un escenario que se complica con la pandemia y con los gastos que implica la segunda ola, el ministro Martín Guzmán buscó no quedar desguarnecido.

El pasado jueves, parte del horizonte fiscal se despejó: por un lado se aprobaron en Diputados los cambios en Ganancias para empresas y por el otro, el Tesoro consiguió refinanciar $ 250.000 en colocaciones de deuda.

Según lo que se aprobó en la Cámara Baja, la alícuota se mantendrá en 25% para empresas con ganancias de hasta $ 5 millones. Las que ganen entre $ 5 millones y 50 millones pagarán el 30% y por encima de ese tope la alícuota sube al 35%.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!