Secciones
Economía pro

El lado B de las audiencias por el gas: incidentes, gritos y un diputado "recaliente"

"La Policía está en un lugar donde se supone que venimos para discutir libremente", denunció esta mañana el secretario de la Asamblea de la Pequeñas y Medianas Empresas (Apyme), Juan José Sisca, en la puerta del Colegio de Abogados de Rosario desde donde seguiría con atención la audiencia públicas realizada por el Gobierno en la ciudad de Buenos Aires.


En la audiencia pública por el aumento del gas hay 373 inscriptos para hablar.

En tanto, la Policía reprimió a trabajadores que intentaron ingresar al Concejo Deliberante de la ciudad de Neuquén para participar del debate, luego suspendido, sobre el aumento en la tarifa del servicio público de gas que el ministerio de Energía ahora pretende limitarlo al 237% en promedio para los residenciales y 500% para empresas y comercios.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental
La Policía reprimió a trabajadores que intentaban ingresar al Concejo Deliberante de Neuquén.

Pero quién se llevó todas las miradas en la Usina del Arte fue el diputado provincial de San Luis, Juan Larrea, del Partido Comunista, al acusar al Gobierno de censurarlo: "La audiencia pública es una farsa total. No dejan hablar a nadie". Afuera del recinto, el legislador continuó: "Hay funcionarios millonarios que pretenden hacernos pagar tarifas insufribles".

Es que, más allá de oponerse al nuevo esquema tarifario rediseñado por el ministerio de Energía, varios participantes denunciaron que el Gobierno no respetó el espíritu de la audiencia pública. En ese contexto, la diputada del Movimiento Evita, Araceli Ferreyra, aseguró: "La audiencia es trucha porque el 70% de los inscriptos para hablar se quedaron afuera del recinto".

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!