Secciones
Actualidad

El operativo "blanqueo", la llamada de Massa y una decisión "editorial": las contradictorias declaraciones de Vila

El presidente del Grupo América justificó la decisión de no permitir la publicación de un informe contra el ministro de Economía y sostuvo que fue para "evitar que haya una estimulación social hacia el odio".

Finalmente Daniel Vila, presidente del Grupo América, salió a dar la cara tras la renuncia de Viviana Canosa a su programa, Viviana con Vos, y luego de la movida del canal de poner el ciclo al aire en su horario habitual dejando el espacio abierto para el regreso de la periodista. Algo que finalmente no ocurrió. Durante 10 minutos, solo se vio su silla vacía y el típico decorado que rindió más que toda la programación del canal.

Incluso, con la cortina musical habitual y un zócalo que indicaba el hashtag del ciclo, la imagen del escritorio fue la estrategia que utilizó A24, junto con un graph que expresaba: “Libertad de expresión”. Además, el canal puso al aire imágenes de archivo del programa, entre ellas, algunas en las que Canosa criticaba -de manera casi cruel en ocasiones- a la figura del oficialismo y al propio Massa.

En su tibio descargo, el marido de Pamela David justificó la decisión de no permitir la publicación de un informe con el escrache a Sergio Massa durante el programa de Viviana y sostuvo que fue para "evitar que haya una estimulación social hacia el odio". Mariano Besada, gerente de contenidos de A24, había dicho que fue el editor el que consideró que un video casero con tres personas escrachando al ministro de Economía "no tenía entidad suficiente para ser difundido”.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

 

Ese episodio derivó en la renuncia de Canosa y en el repudio hacia la conducción del canal por considerar que se trató de un acto de censura. Por esta razón, Vila intentó bajarle el tono a la polémica e insistió que nada tuvo que ver su amistad con el flamante ministro de Economía, Agricultura y Desarrollo Productivo. "No hay forma de que la gestión de Massa sea tratada distinta", aseguró la cabeza de América TV y A24 en una entrevista con FM Urbana.

Cabe destacar que el ciclo sin Canosa -sin la conductora- se ubicó tercero en la franja y marcó 2,6 puntos de rating. Lo insólito es que al día siguiente, Gonzalito Rodríguez tomó ese horario junto con su equipo de Río revuelto, su programa de los sábados, y su medición fue de 0,3 puntos de audiencia. Es decir que, en tan solo 24 horas, el canal perdió casi el 100% de sus televidentes. "Massa puede ser muy amigo mio pero si mañana las cosas no le salen, vamos a ser críticos con su gestión, por supuesto", afirmó Vila e insistió en que " lo que hubo fue una decisión editorial de no pasar más escraches, con una persona que con un teléfono que pasaba a la fama escrachando a alguien y subiéndolo a las redes".

Y agregó: "Y después los medios haciéndonos ecos de algo que no era noticia". Y como ejemplo, el presidente del Grupo América recordó cuando Hebe de Bonafini "llamaba a insultar y escupir periodistas para escracharlos, la mayoría de ellos del grupo Clarín" y que desde sus medios decidieron "no reproducir ni pasar al aire esas imágenes para no generar violencia". "Fue un tema menor, diría que hasta una tontera", dijo sobre lo que ocurrió con Canosa.

Y remarcó contradictoriamente, cuando habían pasado diversos escraches hacía pocos días: "No vamos a mostrar más escraches por la violencia. No fue un tema de fondo. No dijimos 'no vamos a editorializar sobre la gestión de Massa y solo vamos a hablar bien', comparado con eso esto es de menor jerarquía. Solo tiene la idea de evitar que haya una estimulación social hacia el odio". Remarquemos que Vila no solo le dio una nota a María O'Donnell y Ernesto Tenembaum, sino que también dio varias entrevistas como una suerte de operativo "blanqueo".

 

Según pudo saber BigBang, los socios de Vila (de parte de Massa hubo también algunos llamados solicitándole que salga a aclarar la situación) le pidieron -de hecho, exigieron- que salga a dar explicaciones porque estaban quedando "pegados" al escándalo que explotó con la intempestiva salida de Canosa. "Con Viviana siempre tuve la mejor relación y se tomó una decisión editorial que tenía que ver con la cantidad de escraches que se habían hecho a personas públicas", dijo.

En ese sentido, Vila sostuvo que "le parecía" que esos escraches en contra de su gran amigo Massa generaban "un estado de conmoción y violencia social" que no eran "necesarios" mostrar. Vale remarcar que tan solo 11 días antes de la renuncia de Canosa, el propio Vila (o en todo caso el famoso editor que originó este despelote) le permitía al ciclo Estamos a tiempo difundir el último escrache al ex ministro de Salud, Ginés González García.

No sólo se difundieron las imágenes, sino que el graph elevó la relevancia de la noticia con la leyenda: "URGENTE: 140 MIL MUERTOS CARADURA".  El Grupo América también difundió el 29 de agosto del año pasado otro escrache a González García, también desde el ciclo Estamos a tiempo. La propia Canosa sacó al aire ese mismo ataque desde su programa y redobló la apuesta: lo justificó. "Esto es un repudio generalizado. Para mí, un escrache es otra cosa", había dicho.

 

Lo cierto es que el empresario mendocino manifestó que la amistad con Massa lo "perjudica porque cualquier decisión va a ser examinada con lupa" y dijo desconocer ( a pesar de que toda decisión pasa por él) cómo seguirá el conflicto con Canosa debido a que, según precisó, la esperaron el lunes pero "no fue": "Veremos cómo sigue, no sé", se limitó a señalar.

Para colmo de males, al enterarse de toda la repercusión que originó la decisión editorial del canal, el propio ministro de Economía le pidió a Vila que ponga el informe al aire. "Antes no hablé nunca, no se me hubiera ocurrido hablar de este tema, ni con él ni con nadie, porque es una decisión editorial de la empresa. Después él me llamó pidiéndome que no levantáramos eso del aire y que mostráramos los escraches", confirmó el propio Vila.

 

Hay que señalar que Massa es una "víctima" más de este conflicto, ya que no tuvo ninguna injerencia en la decisión del canal. Tal y como pudo saber este portal, el funcionario se contactó con Vila y en términos no muy gratos le exigió que no evite dar este tipo de informes en su contra porque, en su afán de protegerlo, lo único que hacía el mandamás de América era perjudicar su imagen. "Fue una decisión unilateral", advierten. Ninguno de los socios de Vila estaban enterados. 

Hasta la salida (o renuncia) de Canosa, la línea editorial del canal siempre fue mostrar -y en ocasiones incentivar- los escraches al aire, sobre todo si era contra funcionarios del oficialismo. Pero eso cambió, tal vez para mejor, con la llegada de Massa al poder, lo que le costó su puesto de trabajo a la periodista. "Creemos que defender la libertad es también defender una institución básica", escribió Canosa al renunciar en su cuenta de Twitter, y cerró: "Creemos también que defender instituciones y personas, son asuntos distintos. También tenemos con el canal una diferencia respecto de la noción de violencia. A nuestro criterio, lo que genera la violencia es la pobreza, la indigencia, la desocupación y la inflación".

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!