Secciones
Actualidad

El regreso de un clásico, los juegos de mesa: cómo fabricar el tuyo y convertirlo en un éxito

Viaje al Encuentro Nacional que nuclea a diseñadores, editoriales y clubes de fanáticos.

Cuando el historiador holandés Johannes Huizinga escribió el ensayo Homo Ludens en 1938, fue la primera vez que en el circuito académico se jerarquizó la experiencia lúdica . Allí el autor instaló concepciones que perduran hasta el día de hoy, y que le dan al hecho de "jugar", un papel valioso en el desarrollo de la cultura y el deporte.

Hoy esa palabra sirve para casi todo: fútbol, computadora y hasta apostar. Pero también encontró un nicho especial que cuida y enriquece al término: los juegos de mesa. Una actividad, que lejos de la simpleza que podía tener un ludomatic o un estanciero para los niños de los 80', goza hoy de una complejidad cada vez mayor, con más de cinco mil ediciones anuales distintas en todo el globo.

Esta realidad es la que sustenta que ayer haya empezado el 11° Encuentro Nacional de Juegos de Mesa (ENJM) en el Galpón 11 de la ciudad de Rosario, una reunión de la que participaron 700 alumnos de primaria, y que agrupa a diseñadores, editoriales, tiendas y clubes de fanáticos de todo el país.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

"El ENJM es horizontal y abierto, con colaboradores históricos que acompañan durante todo el año, y una organización local alrededor de la sede", explicó el ludotecario porteño Xavier Ciliento. "Generalmente participan clubes de juegos de rol y de mesa, de deportes alternativos, de distintas cosas. Todos los años se va modificando la gente que participa, pero hay un montón más que se suman a colaborar durante esos días", detalló.

Ciliento estudió en el Instituto de Formación Superior Yuguets, una escuela especializada en la actividad que ofrece la posibilidad de recibirse como Técnico Superior en Ludotecas, con Diseño en Juegos y Juguetes.

La existencia de este tipo de instituciones refleja el crecimiento que viene teniendo la actividad en el país. "Hace seis años teníamos un par de juegos nacionales publicados al año, y hoy tenemos unos 40 o 50 que se publican anualmente. El crecimiento es enorme", describió el hombre de 42 años, que dirige el canal de Youtube Partida de Locos para difundir su hobby.

Durante el ENJM se desarrollan talleres, charlas, torneos y hasta entregas de premios, pero para Ciliento "el principal atractivo es el encuentro en sí", algo que pudo comprobar durante la anterior edición el año pasado en el municipio bonaerense de Almirante Brown. "La pandemia nos llevó a una necesidad muy imperiosa de encontrarnos", aseguró.

"Había una necesidad de conocer a la gente, abrazarla, porque venías hablando, porque te habías hecho amigo online. La esencia es esa: encontrarse, vernos la cara  y compartir información", definió el hombre que participa de estas reuniones desde la cuarta edición en 2015.

¿Qué hay en el ENJM?

Lo más fundamental con lo que se van a encontrar quienes visiten durante este fin de semana el Galpón 11 en Rosario, es más de un centenar de colaboradores a disposición para explicar cada título a quienes son nuevos en el rubro. "Este año hay más de 50 prototipos, y se les da de manera gratuita a los diseñadores el espacio para que los prueben", confirmó Ciliento.

Además, habrá decenas de charlas de diseñadores y talleres, torneos gratuitos con distintos premios, y casi 30 stands de tiendas especializadas y editoriales.

"Este año vendrán cinco agrupaciones de juegos de rol, que son de Rosario, Córdoba  y Buenos Aires, que van a estar armando mesas durante los tres días", agregó Xavier.

El origen y su pasado

Las primeras cuatro ediciones del ENJM se realizaron en la ciudad de Buenos Aires, "a partir del quinto empezó a ser itinerante y de tres días de duración, donde el sábado a la noche se hacía una reunión donde se proponían las sedes para el siguiente año y se votaba", detalló el ludotecario.

Fue entonces que empezó a girar por todo el país, para estar en Córdoba -dos veces-, en Bahía Blanca y en Mendoza, además de los otros lugares ya mencionados. 

"El ENJM, al ser gratuito, depende muchas veces que se consigan otras cosas para definir sedes", precisó Ciliento, en referencia a que muchas de las propuestas que se dan de un año al otro, deben garantizar un espacio físico grande y un aval gubernamental para lograrlo.

Una actividad en crecimiento

"En el mundo la actividad está en un auge increíble. Estamos hablando de 5 mil ediciones de juegos al año, y las más vendidas con tiradas de 100 mil o 200 mil unidades. Es imposible estar al día. Hay muchísima información y calidad", aseguró el también organizador de los Premios Poncho, uno de los dos galardones que se otorgan durante el ENJM (el otro es el Premio Alfonso Décimo, en honor al rey medieval de Castilla fanático de los juegos).

"El futuro de la actividad es sólo para arriba, sólo crecimiento, porque a pesar de que haya reveses económicos, la gente se la está rebuscando para poder producir, se están juntando algunas editoriales y diseñadores, para aprovechar de abaratar costos juntos", detalló Ciliento sobre las diferentes tácticas que utilizan en el país para eludir el alto precio del papel. 

Desde las tiendas de juegos, también respaldaron el buen momento y el mejor futuro que le espera a esta industria emergente. "En Argentina, con todos los problemas conocidos de importación y producción, año tras años viene aumentando la cantidad de novedades que ingresan al país, también la de juegos producción nacional, que muchos de ellos son cien por ciento producidos y diseñados acá", aseguró Lucas Barale, uno de los dueños de la tienda Akataka, un emprendimiento que comenzó de forma virtual y que este año abrió un local en el shopping Hudson Plaza Comercial, el cual todos los fines de semana organiza sus propias juntadas.

"La verdad que estos eventos no sólo vienen también creciendo año a año, sino que son un hermoso potenciador para el crecimiento del sector en sí mismo", celebró el comerciante. "Llegan casi todas las editoriales, pequeñas y grandes que hoy están en el país", expresó, quien viajó para garantizar la participación de su tienda en el ENJM.

Una creadora en primera persona

Alejandra Pini también es una ludotecaria y diseñadora recibida en Yuguets. Ella participa del ENJM desde hace más de cinco años, pero esta es la primera vez que va a presentar su juego propio ya editado: Juanito Blockits. En la anterior edición, había llevado cuatro prototipos.

"En general, cuando empiezo con un juego nuevo llevo semanas dándome la cabeza contra la pared, tratando de hacerlo andar, yendo y viniendo con las reglas, descartando borradores, volviendo a empezar de cero. Con Juanito fue distinto, como que me cayó la inspiración de golpe y desde el principio supe lo que quería hacer", describió Pini sobre el proceso creativo de la novedad. 

"Empecé con la idea de hacer un Tetris en forma roll and write, que involucra tirar dados y escribir en una hoja en base a lo que se consigue con los mismos. Empezó siendo mucho más rústico, con menos reglas y de a poco fue tomando forma, pero en ningún momento tuve que tirar todo e ir en otra dirección, todo fue evolucionando de a poco a partir de la idea inicial, sumándole cosas, cambiando alguna cosa que no funcionaba", continuó.

Durante este ENJM, la diseñadora participará de dos charlas durante el evento: "Una es 'Toc: la creación del Juanito' donde contamos la historia del juego de concepción a producto terminado, y la otra '¿Existe igualdad de género en el ambiente lúdico?', una charla abierta promovida por el grupo de telegram Comunidad Jugona de Mujeres y Disidencias, donde se exploran este tipo de temáticas".

La identidad vinculada al juego de computadora Juanito fue parte de la vuelta que le dio a su producto la editorial El Dragón Azul, con quien terminó de definirlo. "Es gente que tiene ya mucha experiencia en este proceso y tuvimos un muy buen trabajo en equipo entre creador y editores", relató.

 Además, en este encuentro llevará un nuevo prototipo para probar entre los miles de fanáticos que se juntaran durante estas jornadas: 'Exploradores: Nuevos Horizontes'. "El sector de testeo de prototipos es un espacio vital para los creadores, podemos compartir lo que estamos haciendo, mostrárselo a otros y hacer jugar nuestros nuevos proyectos para ayudar a refinarlos", explicó.

Pini está casada y es madre de cuatro hijos que la apoyan en un 100%. "Son mi hinchada personal, y el empuje extra que a veces necesito. Todos los juegos que hago en sus primeras etapas de testeo pasan por mi familia donde nos sentamos a jugarlos y me dan sus opiniones", describió.

A Rosario viajó con ellos. Sus cuatro mejores creaciones y sus principales fanáticos.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!