Secciones
Actualidad

El siniestro hallazgo en la casa del femicida de Paola: denuncian que la Justicia la "entregó" al asesino

Además, la familia lucha por conocer a los responsables de su muerte, ya que la profesora hizo 14 denuncias antes de ser finalmente asesinada.

La familia de Paola Tacacho, la docente de inglés que fue asesinada en Tucumán el pasado 30 de octubre por un alumno que la hostigaba hacía años y al cual ella misma había denunciado 14 veces, sospecha que desde la Justicia le brindaron al agresor los datos personales de la víctima, después de que se encontrara en su casa una fotocopia de un expediente judicial en el que aparece la foto del DNI de la profesora.

Paola Tacacho fue atacada por un alumno que la acosaba.

Aunque el femicida se quitó la vida luego de matar a Tacacho, la familia de la fallecida considera que son muchos los responsables del crimen, sobre todo porque durante cinco años ella se presentó sistemáticamente ante la Justicia para pedir medidas de restricción y para denunciar a su acosador, Mauricio Parada Parejas.

"Después del hecho, el fiscal Carlos Sale le dijo a mi tía (la mamá de Paola) que no había nada más por hacer, porque el responsable se había quitado la vida. Aún así, nosotros supimos desde el primer día que hay cómplices de esto, porque había mucha gente que sabía y había denuncias previas", dijo a BigBang Nilda Zerpa, prima de la profesora.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

Con una tristeza enorme a cuestas, y en medio de un mar de dudas, la madre de Tacacho se constituyó entonces como querellante una semana después del crimen y, a pedido de ella, se ordenó un allanamiento en la casa del femicida.

La profesora había hecho 14 denuncias durante 5 años.

Aunque allí se secuestraron pendrives y CDs, lo que llama la atención es que dentro de la vivienda no había ni computadoras ni celulares, lo que genera varios interrogantes, ya que el agresor acosaba a la docente no sólo en persona, sino que también lo hacía a través de redes sociales.

"Cuando él conoce a mi prima en el instituto de inglés, la modalidad de cursada era semi presencial, o sea que precisaba una computadora. Y, de hecho, el hermano declaró ante el fiscal que Parada Parejas era una persona muy inteligente, que iba a la universidad y mínimo un correo electrónico necesitás para ir a la universidad. Nosotros creemos que en esas dos semanas hasta que se hizo el allanamiento los familiares se pudieron haber llevado un celular o una computadora", denunció Nilda.

En la casa del atacante también se encontraron dos cartas, una escrita a mano y otra impresa y hecha por computadora. En la primera, aunque la letra es muy poco entendible, el violento le echa la culpa a su familia por haberlo abandonado; a su madre le recrimina haberlo tenido de grande; a su padre lo culpa por una afección que nunca le fue revisada; menciona además de manera despectiva a Paola diciendo que ella lo provocaba; y hasta nombra a un fiscal que culpa por haberlo dejado preso durante 20 días.

El agresor se quitó la vida tras el ataque.

Por otra parte, en la carta escrita a mano habla de su última voluntad, de su deseo de ser cremado y de que quemen además sus CDs; y como el escrito no está fechado, la familia de Tacacho cree que existió una premeditación importante y que Parada Parejas fue a buscar a Paola ese 30 de octubre para matarla.

Más allá de todo este material secuestrado, en la casa del asesino también se hallaron unas fotocopias de un expediente, que se cree que se surge de una las denuncias de la profesora contra él, en las cuales se aprecian fotos del DNI de la víctima, y sus datos personales.

"Esa fotocopia estaba foliada en el margen superior derecho, así que la tuvo que haber dado alguien de la fiscalía o hasta su mismo abogado. Sabemos que esa hoja la sacó de un expediente. De hecho Paola misma lo contó en un audio, en el que dijo que cambiaba de correo electrónico y siempre él la volvió a contactar. Acá hay muchas personas involucradas, muchos que están siendo partícipes", aseguró su prima.

Hasta ahora, en la causa judicial se han presentado a declarar la mama de Paola, el hermano de Parada Parejas y los amigos de la víctima. Durante su declaración el viernes pasado, la mamá de Tacacho contó que su hija nunca le había hablado a ella del acoso que vivía, mientras que por otra parte, el hermano del agresor incurrió en varias contradicciones.

Tacacho era acosada y perseguida por su ex alumno.

"En uno de los procesos judiciales, él se presentó como tutor de Parada Parejas, pero después en la testimonial dijo que no era el tutor legal. La realidad es que él pagaba todo, los abogados para las causas y era quien lo mantenía. Por un lado dijo que no sabía nada del acoso, y después dijo que él mismo le pagaba a los abogados para las causas, entonces es muy contradictorio", explicó la prima de Paola a este sitio.

De igual modo, Nilda comentó que los amigos de la víctima también prestaron declaración testimonial, y que al menos en tres de las entrevistas que le realizaron a ellos, desde la fiscalía le preguntaban cómo se componía la familia de Paola, y si además sabían de las amenazas.

"Al hermano del asesino no le preguntaron lo mismo, es como que quieren responsabilizar a la familia, y de hecho a mi tía le preguntaron si los amigos de Paola que vivían en Tucumán cerca de ella, no habrían podido actuar de otra manera para defenderla. Parece que todo el tiempo quieren que nos quebremos y que nos enfrentemos", cuestionó.

Lo cierto es que la responsable de cuidar a Tacacho era la Justicia, a donde la profesora de inglés radicó 14 denuncias en el fuero penal y otra más en el civil. A pesar de eso, y de las restricciones perimetrales que el agresor nunca cumplía, nadie hizo nada para detener el crimen.

El juez Pisa sobreseyó al agresor, a pesar de las denuncias.

Incluso, en el 2018 existió una causa que pudo haber avanzando más que las otras, porque un fiscal llegó a solicitar la detención del atacante, pero el juez que investigaba denegó el pedido. Según le consta a la familia, en esa oportunidad Parada Parejas incumplió una perimetral, por lo que Tacacho fue a la Justicia a denunciarlo nuevamente, y en aquel entonces el fiscal solicitó que se hiciera una pericia psiquiátrica, la cual determinó que Paola corría un serio peligro. Con esa información, el representante del Ministerio Público pidió la detención del denunciado, aunque finalmente el juez denegó la solicitud.

Un año antes, el juez penal Juan Francisco Pisa sobreseyó al agresor, aún cuando la profesora presentó un testigo que afirmaba que el atacante aparecía por su casa a pesar de que contaba con una perimetral.

"Esa vez ella denunció la desobediencia judicial, adjuntó pruebas, fotos, testigos, y Pisa le dijo que el testimonio no era contundente. Al testigo le preguntaron si lo había visto sentado afuera en determinada fecha, y dijo no saber, pero dijo sí que lo vio muchas veces, porque se paraba en la puerta del edificio, al frente o en la esquina, aún cuando tenía una medida perimetral", indicó la prima de Paola.

Tacacho era oriunda de Salta pero vivía en Tucumán.

Después de eso, el juez cerró la causa y lo sobreseyó, sin pedir siquiera una actualización de sus antecedentes penales. Lo que pasó con Tacacho, entre otras tantas cosas, es que ninguno de los magistrados que analizó sus denuncias se tomó el trabajo de ver si Parada Parejas ya había sido acusado antes, y por qué motivos.

"Pisa presentó la renuncia sujeta a su jubilación, y ahora el gobernador Juan Manzur tiene la renuncia de Pisa en su despacho, no ha firmado aún si la acepta o la rechaza. A nosotros nos consta que presentó la denuncia dos días hábiles después del crimen de mi prima, pero Pisa hoy no es un mortal como nosotros, tiene fueros y por eso no se le puede llamar a declarar. Nosotros esperamos que vaya a juicio político, que ya tiene 7 pedidos", aclaró Nilda.

Llenos de tristeza pero también cargados de fuerza, los familiares de la docente quieren tener acceso a las 14 denuncias que ella realizó durante 5 años, con el objetivo de poder determinar cómo se manejó la Justicia, y quiénes fueron los que permitieron que el agresor quedara en libertad, aún cuando era claro que representaba un enorme peligro.

"Es todo lento, nosotros tenemos que pedir justicia y marcar por donde queremos que se investigue, porque el fiscal al principio quería cerrar la causa, y tuvimos que hacer presentaciones para poder pedir el allanamiento a la casa de Parada Parejas. Ahora esperamos que se le tome declaración a los vecinos del asesino, a ver si alguien entró a su casa para sacar cosas antes de que fueran los investigadores, y la otra medida es poder conseguir la acumulación de causas", dijo por último la prima de Paola.

Temas

  • Paola Tacacho
  • Tucumán
  • Femicidio
  • Justicia
  • víctima
  • Familia
  • Denuncia
  • asesino

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!

Comentarios