Secciones
Tremendo

El relato de un argentino en Ucrania: "Los militares dijeron que todos tenemos que luchar"

Se trata de un rosario que viaja por el mundo junto a su novia.

Patricio Bonato, un argentino que viaja junto a su novia por el mundo y que justo estaba viviendo en Ucrania cuando comenzó el ataque de Rusia, utilizó sus redes sociales para mostrar la situación en el país y cómo hizo para poder cruzar la frontera hacia Polonia, donde ya está a salvo.

Según relató el rosario, la odisea no fue nada sencilla, ya que al intentar dejar Ucrania, se encontró con la decisión de que todos los hombres de 18 a 60 años tienen prohibido salir del país porque deben quedarse para luchar. Incluso, a él mismo un militar le pidió los datos para bajarlo del colectivo en que iba, aunque logró escapar por ser extranjero.

En base al relato que hizo desde su cuenta de Instagram, en la noche de este jueves él y su novia decidieron salir del país y cruzar hacia Polonia, en medio de una cantidad de gente que quería también escapar. Estuvieron 6 horas esperando para poder dejar Rusia, hasta que finalmente pudo hacerlo en un colectivo. Sin embargo, antes de poder lograrlo, vivió una situación terrible.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

“Estábamos a metros de la frontera. Nos podríamos haber bajado e ir caminando. Y vinieron los militares y dijeron que todos los hombres se tienen que bajar e ir y luchar a la guerra. Yo zafé por ser argentino, por ahora, pero el colectivo se vació de hombres. Quedaron más que todo mujeres y algunos nenitos”, relató.

Lo que ocurrió es que subió un oficial para contar cuántos hombres había en el bus, y empezó a bajar uno por uno a todos los ucranianos. "Cuando llega a donde estaba yo, preguntó por mi nacionalidad, y antes de que yo responda, los demás dijeron que era extranjero, y por eso siguió con el resto", aseguró ya un poco más tranquilo.

"Solo quedamos en el colectivo el conductor, un chico de 16 años y yo. Se lo querían llevar igual, pero cuando mostró el pasaporte con su edad lo dejaron quedarse. Me da una lástima ver a nenes chiquititos que están en el colectivo y que vieron que su padre tuvo que bajara para ir a la guerra", se lamentó.

Además, reveló que lograron escapar gracias a un hombre que los ayudó con el idioma y a hacer los trámites para subir al colectivo. "Gracias a un hombre pudimos subir al colectivo, porque empezó a hablar en ucraniano y nos hizo la onda para que podamos subir, porque subimos pagándole en mano al conductor, porque ni se podía comprar el pasaje porque el sistema estaba caído, él fue el héroe de nuestra situación y se tuvo que bajar en guerra", aseguró.

Actualmente, la pareja ya está en Polonia, donde hay un éxodo de ucranianos, y piensan viajar hasta Copenhague, en Dinamarca, donde planean quedarse un mes y medio.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!