Secciones
informe

En el Día de la Industria, radiografía actual de uno de los sectores clave para la reactivación: los números

Se celebra desde 1941. Los detalles y la cifras en el país. 

Desde 1941, cada 2 de septiembre se celebra el Día de la Industria  en Argentina. La razón es que ese día pero de 1587 zarpó la carabela San Antonio, al mando de Antonio Pereyra, desde el fondeadero del Riachuelo con rumbo a Brasil.

El barco transportaba cubrecamas, frazadas, sombreros y bolsas de harina, que habían sido realizados en el territorio que luego sería Santiago del Estero. Pero escondidos en el interior, también llevaba barras de plata provenientes de Potosí, cuya exportación estaba prohibida.

Esa sería la primera exportación que salió desde el actual territorio argentino, que por entonces era parte del Virreinato del Perú y luego integraría el del Río de la Plata.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

Muchos años después, y luego de diversas crisis económicas, varios gobiernos liberales que se encargaron de destruirla y una pandemia que le pegó duro, en 2021, la industria nacional está de nuevo en pie y lista para crecer. 

En ese sentido, tanto la industria como el campo deben ser el motor de Argentina, que brinden el crecimiento económico, la generación de empleo, aumento de ciencia y tecnología y brinde un modelo de desarrollo productivo. 

Desde diciembre de 2015, las políticas del gobierno de Mauricio Macri se encargaron de destruir  a la producción industrial local, generó una crisis económica nunca antes vista y se registró el aumento acelerado del desempleo más importante de las últimas décadas. 

Tras el triunfo del Frente de Todos en 2019, el gobierno de Alberto Fernández puso el foco en cuatro puntos: la producción, el empleo, la redistribución y el crecimiento económico. Los objetivos se demoraron. La pandemia de coronavirus, sumada a la crisis generada por el gobierno anterior, retrasó todo. 

Pero en 2021, el escenario mejoró. Mientras que desde el inicio de la gestión del Frente de Todos, hubo 900 nuevas inversiones por 34 mil millones de dólares. De todas esas, casi la mitad fueron empresas extranjeras, y la otra mitad, grandes, pequeñas y medianas empresas nacionales.

El verdadero cambio

Entre las empresas extranjeras más destacadas se encuentran Unilever, Ford, Globant, Nissan, Peugeot, Quilmes, Coca-Cola, General Motors, Lundin y WalMart. En tanto, entre julio de 2020 y febrero de 2021, más de 45 compañías anunciaron desembolsos de entre 450.000 dólares y 3.000 millones de dólares en el país, generando así más de 6.500 puestos de trabajo.

Además, la producción industrial mostró un crecimiento interanual del 28,6% y 19,1% respectivamente en el mes de junio. El sector de la industria química y petroquímica creció un 26% interanual, mientras que las ventas locales y exportaciones crecieron un 22% y un 167% respectivamente respecto a junio del año anterior. Por otra parte, el empleo del sector industrial lleva más de 12 meses consecutivos de crecimiento.

En cuanto al apoyo del Gobierno Nacional, la industria argentina contó con mucho apoyo. De hecho, desde diciembre de 2019, lanzó 31 líneas de crédito por 230 mil millones de pesos. 

Desde que se sancionó la nueva Ley de Economía del Conocimiento (que incluye múltiples beneficios y ventajas para las empresas), el rubro aportó 115,5 millones de dólares y 107.100 millones de pesos en inversiones, generando 4.800 puestos de trabajo. 

Actualmente existen 9 mil búsquedas activas, y el Gobierno lanzó un Plan de Formación para capacitar a 60 mil jóvenes argentinos que puedan integrarse a esta pujante industria.

Hace unos días, el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, se reunió con las autoridades de Mercado Libre para conversar sobre la potencialidad del sector, y en cómo el Estado y el sector privado pueden seguir apuntalando esta industria. Ese mismo día, la empresa anunció la incorporación de 1200 empleados. 

En cuanto a la venta de máquinas agrícolas, durante el segundo trimestre de 2021, se logró una facturación de 43.593,3 millones de pesos, lo que representa un aumento de 50,7% en relación con el mismo trimestre de 2020. En  el  segundo  trimestre  de  2021,  el  total  de  unidades  vendidas  nacionales  e  importadas  de  todos  los  segmentos de maquinaria registraron caídas interanuales. Sin embargo hubo un aumento en cuanto a la proporción de maquinarias nacionales.

En ese sentido, las ventas en unidades de producción nacional de cosechadoras y tractores muestran aumentos en el segundo trimestre de 2021 respecto a igual trimestre del año anterior. Las cosechadoras presentan una suba de 33,8% y los tractores muestran un incremento de 25,9%. En el primer semestre del 2021, las ventas de tractores, sembradoras e implementos aumentaron 16,8%, 39,6% y 26,7% respectivamente, en comparación con el mismo periodo del 2019.

En tanto, en 2019, las de cosechadores eran del 62% de la facturación era en maquinarias nacionales y ahora es de 75%. En tractores, esa cifra pasó del 62% al 96%. Y en implementos del 87% al 91%. En la actualidad, en la industria de maquinaria agrícola hay 1,2 mil puestos más que en 2019.


Los números de la economía y la industria

Para finalizar, la actividad económica creció  2,5% en junio respecto de mayo, y 10,8% respecto del 2020. En el primer semestre la recuperación fue de 9,7%. La industria se recuperó en junio ya que creció 10,5% contra el mes previo. Además, la utilización de la capacidad instalada de la industria subió al 64,9% en junio. De esa forma, alcanzó el máximo nivel desde el mismo mes de 2018. En tanto, a actividad industrial desestacionalizada alcanzó el mayor nivel desde mayo de 2018. Lo mismo ocurrió con la utilización de la capacidad instalada industrial. 


Según información proporcionada por el Centro de Estudios para la Producción, la actividad manufacturera en julio creció 3,9% por encima del mismo mes de 2019 y un 5,2% por encima del promedio de aquel año. Además, la inversión marca siempre la antesala del crecimiento económico. En el primer trimestre del 2021, la inversión superó en 14,3% al promedio del 2019.
La evolución fue dispar entre sectores: de 14 ramas, 7 incrementaron su consumo de energía desestacionalizado frente a junio (entre ellos, textiles, metalmecánica o minerales no metálicos), y las otras 7 lo redujeron (destacándose automotriz, químicos o caucho y plástico). Por otro lado, el sector automotriz en julio produjo 31.935 unidades, lo que representa un 47,5% más que en 2019. 

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!