Secciones
Salud

Mes de la concientización sobre el cáncer de mama: mitos y factores de riesgo a tener en cuenta

Cuáles son los factores que se pueden evitar y podemos cambiar.

Por Julio César Cottura, Médico Oncólogo- Clínico (MN 136814). Instagram:@aroma.doc.

Si bien el cáncer de mama no puede prevenirse, algunos estudios recientes han demostrado que el riesgo de padecerlo sí se puede disminuir. En Argentina, el cáncer de mayor incidencia que se presenta en mujeres es el de mama, con una tasa de 73 casos por cada 100.000 mujeres. A nivel mundial, menos del 1 % de los diagnósticos de cáncer de mama que se realizan cada año son en hombres. Sí, los hombres también pueden tener cáncer de mama.

Cada tipo de cáncer tiene factores de riesgo que son diferentes entre sí, tener un factor de riesgo, o varios, no significa que vaya a aparecer la enfermedad. De hecho, hay mujeres que presentan la enfermedad y no tienen factores de riesgos, ni en su familia hay genética para desarrollarlo. Tener algún o varios factores solo nos habla de predisposición.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

Existen factores que no podemos modificar: uno es el sexo. Ser mujer es el factor más importante, 100 veces más que en el hombre, ya que las células de la mamá están sometidas a factores de crecimiento estrógenos y progesterona qué en el hombre no están tan presentes.

La edad es otro. Un 18% de los diagnósticos se encuentra entre los 30 y 40 años; siendo más frecuente después de los 50 años con 77%. De igual modo, se desconoce aún el motivo pero las mujeres de raza blanca son las de mayor prevalencia.

La herencia genética también es un factor, y tiene que ver con los genes que recibimos y su estado. El riesgo de tener un cáncer de mama es 1,8 veces superior si se tiene un familiar de primer grado con cáncer de mama u ovario, y de 2,9 si son dos familiares. Si el tumor del familiar aparece antes de los 40 años, el riesgo se incrementa en 5,7 veces. De igual modo, el riesgo aumenta cuando se tiene la primer menstruación antes de los 12 años y la menopausia después de los 55 años.

Factores que podemos cambiar:

Maternidad: las mujeres que tienen hijos tienen mayor riesgo de padecer la enfermedad. El primer embarazo también tiene influencia en el riesgo. Si ocurre después de los 35 años el riesgo de padecer cáncer de mama es de 1,6 veces superior al de la mujer que lo tiene a la edad de 26 -27 años.

Alimentación y ejercicio físico: se puede decir que una dieta rica en fibras y la realización de actividad física en forma periódica disminución el riesgo de contraer cáncer de mama. En contraposición a esto, la obesidad fundamentalmente en mujeres posmenopáusicas, el consumo de alcohol en forma periódica o una dieta rica en grasas sobre todo de origen animal aumentaría el riesgo en una mujer de padecer cáncer de mama.

Algunos mitos en cuanto a factores de riesgo:

No existe evidencia científica que compruebe qué el tamaño de las mamás, el uso de desodorante antitranspirante, la depilación definitiva, el aro metálico de los corpiños, golpe o traumatismo en los senos, las prótesis mamarias o la ingesta de fitoestrógenos en cantidades importantes (Ej: soja) sean motivos suficientes para desarrollar la enfermedad.

Usualmente estos son algunos de los tantos puntos que se plantean en una consulta médica, aunque desde ya que hay otros miles de factores, y por eso sugiero que cada paciente tenga a su médico de cabecera, ya sea ginecólogo, mastólogo o clínico para que la oriente acorde a su estilo

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!