Secciones
En 2015

Impunidad: seis años del crimen de Katherine, enterrada viva en Monte Hermoso

El femicidio de la chica de 17 años desató una pueblada en la ciudad costera. Al día de hoy la causa no tiene imputados ni condenados.

El crimen de Katherine Moscoso es aberrante por donde se lo mire. Sin embargo, la parte más terrible del caso podría estar relacionada con que, a 6 años del femicidio, la Justicia aún no tiene en la mira a ningún sospechoso, por lo que no hay detenidos ni condenados. ¿No la mató nadie a Katherine?

A pesar del que el cuerpo fue lavado, la autopsia, realizada años atrás, indicó que la joven de 17 años murió por sepultamiento y asfixia, de lo que se desprende que fue enterrada viva en un médano de la localidad de Monte Hermoso, de donde era oriunda y a donde había salido a bailar el día en que desapareció.

Katherine Moscoso desapareció el día 23 de Mayo de 2015.

Moscoso fue asesinada y enterrada viva 4 o 5 días antes de su aparición, ocurrida el día 23 de Mayo de 2015, tras haber salido a bailar con amigas al boliche Arenas. La única cámara de seguridad la muestra saliendo del local bailable, e incluso un inspector de tránsito que conversó con ella esa madrugada declaró que la adolescente le había dicho que iba a volver a la disco porque se había olvidado su campera.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

"En 2019 tuvimos recién el acceso a los legajos reservados, y ahí tomó un giro la investigación. Nosotros como querellantes tendríamos que haber tenido la causa desde el día uno, pero nunca se nos dio la causa completa. Nosotros tenemos la hipótesis de que a Kathy la mató el hermano del ex intendente, con ayuda de tres patovicas del boliche", revelóEzequiel Moscoso, tío de la joven, a BigBang.

De quien habla es de Martín Fernández, dueño del boliche Arenas y hermano del ex intendente de Monte Hermoso, Marcos Fernández. "Los patovicas en sus declaraciones se contradicen y sus mujeres también. Ellos dijeron que no la conocían a Katherine, pero después mencionaron que se había ido con un chico. Martín Fernández también se contradice, y además hay una testigo que dijo que vio a Kathy en un auto", explicó.

Las declaraciones son de hace años, porque del crimen de Moscoso pasó ya mucho tiempo, y aún así, con las pruebas existentes y con el paso de varios fiscales, la Justicia no pudo o no quiso determinar quién la mató.

Katherine Moscoso fue enterrada viva.

Después de haberse reunido con el Procurador General de la Suprema Corte de Justicia de la Provincia de Buenos Aires, Julio Conte-Grand, el tío de Katherine pudo tener acceso a los archivos reservados de la causa. "Cuando vimos toda la causa completa y la estudiamos con nuestro abrogado (Leandro Aparicio) durante mas de tres meses, ahí estuvimos en condiciones de denunciar que el poder político de Monte Hermoso está metido", sostuvo.

Desde que se cometió el crimen, la causa tuvo cuatro fiscales distintos, y todos ellos fueron denunciados en el último año por la querella. "La fiscalía hizo caso omiso a todo lo que nosotros hemos dicho, tuvimos mas de 4 fiscales y siempre trabajaron en otras pistas y nunca en las pistas que dimos nosotros. Llevamos más de 50 testigos a declarar, y hay muchas personas que dicen que tuvieron amenazas por parte de la policía, por ejemplo hay inspectores de transito a los que les dijeron que iban a matarlos si hablaban", comentó.

En un inicio, el primer fiscal de la investigación, Sebastián Foglia, siguió la pista de una amiga de Moscoso, Daiana Sánchez, una chica con un retraso mental a quien se la demoró en aquel entonces por el crimen. La joven apuntó a su vez a su novio, pero ambas teorías quedaron desacreditadas, ya que no se pudo comprobar que ninguno de los dos tuviera algo que ver.

"Nosotros ya pedimos el cese de la acusación y hasta solicitamos que sea puesta como testigo principal. Ella estuvo señalada y lo mismo pasó con Juan Carlos Canini González, que cuando nosotros empezamos a hacer las primeras marchas, la policía que estuvo a cargo de la investigación nos decían que había sido él", comentó Ezequiel.

Por el crimen de Katherine Moscoso se desató una pueblada.

Canini fue linchado hasta la muerte por vecinos del balneario en medio de una pueblada que se llevó a cabo a las pocas horas del hallazgo del cuerpo de Katherine. La furia hizo que los vecinos prendieran fuego la comisaría, varias oficinas de la Municipalidad y hasta incendiaran la casa del entonces jefe de seguridad de la comuna, Ricardo Triches.

El fiscal Foglia también le dijo a la familia de Moscoso que estaba seguro de que la menor se había ido hasta Neuquén a la casa de una amiga, palabras que pronunció el sábado al mediodía antes del hallazgo del cuerpo, y tan solo unas horas después, a la noche de ese mismo día, el cadáver de la joven fue encontrado enterrado. "Nosotros creemos que la enterraron, la desenterraron y plantaron después el cuerpo ahí. El cuerpo de Katherine fue lavado, por eso no hay ADN, solo hubo uno de un amigo de los patovicas, que ellos incluso dijeron que no era su amigo", aseveró Ezequiel.

Se trata de Sergio Sánchez, propietario del sitio donde se encontró ADN de la víctima en unos palos de su patio y en su camioneta, la cual fue incendiada intencionalmente durante la pueblada en la que prendieron fuego la Comisaria de Monte Hermoso.

Durante la investigación, tras el análisis de las últimas comunicaciones de Katherine, se supo que la joven había hablado por redes sociales con un tía, una amiga y un hombre, el mismo que llamó esa madrugada en que desapareció.

El único representante del ministerio público que apuntó contra el hermano del intendente y los patovicas Martin Iribarra, Pedro Rupell, y David  “Kun Kun” Tello fue Cristian Long, quien estuvo pocos meses frente a la investigación porque se enfermó, por lo que la causa pasó a manos de Mauricio del Cero.

"Del Cero nunca hizo nada y el ultimo fiscal denunció a nuestro abogado diciendo que se sintió agraviado. Si no fuera porque está metida tanta gente de poder, ya tendrían que estar todos presos. Es muy grande el encubrimiento hacia el poder de Monte Hermoso", denunció.

Ante la impunidad, la soledad y la falta de respuestas, el 8 de Abril del 2020 la querella denunció penalmente ante el Procurador General de la Provincia de Buenos Aires a 21 personas, entre ellos, fiscales, ex instructores judiciales, comisarios, policías, bomberos, ex funcionarios y empleados municipales; a todos por la probable comisión de los delitos de abuso de autoridad e incumplimiento de los deberes de funcionario público; sin perjuicio de formar parte todos ellos de una asociación ilícita formada para ocultar pruebas, desviar la investigación, encubrir y proteger a los verdaderos culpables, presionar y amenazar testigos y policías.

De este modo, según indicó a BigBang el letrado Leandro Aparicio, la causa original por el femicidio de Katherine recayó ahora en un juzgado de Tandil, después de que la querella recusara al último fiscal y este se desprendiera de la investigación.

Por otro lado, la segunda causa, en la que se denunció a 21 personas, está hoy en manos de un juzgado civil de la localidad de Azul, aunque hasta este momento no se le permitió a Ezequiel Moscoso ser particular damnificado. "Lo que queremos ver es qué va a hacer el fiscal, porque en esta causa hay cosas importantes. Ahora se le está tomando declaración a algunos testigos, pero todavía no nos podemos presentar", aclaró el abogado.

"Hasta acá no hubo una investigación seria. Creo que si hay un fiscal que tenga ganas de trabajar y no tenga compromisos con nadie, en cualquier momento la causa puede llegar a juicio porque hay falsos testimonios por todos lados, los patovicas se contradicen, sus mujeres también, y ya están los pedidos de detención", cerró Ezequiel.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!