Secciones
Cronavirus

Estar solo, trabajar desde casa y mirar Netflix: cómo vive la cuarentena un argentino que recién volvió de Italia

Los pasajeros que regresan de los países afectados deben permanecer en sus casas durante 14 días.

Desde que el coronavirus llegó a la Argentina, en los últimos días el Gobierno Nacional tomó varias medidas para evitar que aumenten los contagios, ya que hasta el momento en el país se registraron 31 enfermos, y uno de ellos perdió la vida. Para que la situación no se agrave, se suspendieron algunos eventos deportivos y se le solicitó a los viajeros que regresen de zonas afectadas que lleven a cabo una cuarentena obligatoria de 14 días para descartar que sean portadores del virus.

Debido a esto, hoy en día son muchos los argentinos aislados en sus casas, quienes no tienen la posibilidad de regresar a sus trabajos, ni tampoco de retomar su vida habitual. Incluso, en algunos casos hay familias enteras en cuarentena, mientras que en otros, se trata de una persona sola, como es la situación del viajero que conversó con este portal.

Hace apenas 48 horas, cuando el joven (quien prefiere preservar su nombre verdadero) llegó a Italia con la intención de quedarse tres días, se enteró de manera sorpresiva que no podía visitar ninguna otra región que no fuera Lacio, adonde había llegado para visitar a una familia conocida.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

"Cuando llegué al aeropuerto en Roma, me dijeron que no podía irme a otra región porque hay alerta roja. Y ayer me enteré que España canceló vuelos a Italia, y tuve miedo de que Argentina los cancelara también, así que me tomé el primer vuelo que había y llegué al país esta mañana", contó a BigBang desde su casa, donde ahora se encuentra en cuarentena desde hace algunas horas.

Según contó a este sitio, en Italia ahora hay toque de queda desde las seis de la tarde, y sólo pueden salir luego de esa hora aquellos que deban ir a trabajar o cumplir una obligación impostergable. Además, desde hace dos semanas los ciudadanos están en cuarentena por la alta cantidad de afectados, pero como no es una medida del todo estricta, pueden ir al supermercado o hacer algunas cosas hasta el horario permitido.

Al salir de Italia y al entrar a la Argentina los pasajeros completan una declaración jurada.

"Cuando llegué a Roma, al aeropuerto lo vi muy vacío, pero en la calle sí vi gente, y noté que hacen vida normal. He visto gente que salió a correr, o en el auto moviéndose. En la calle no vi gente con barbijo, pero en el aeropuerto sí. Lo que sí, yo estuve en una localidad de Roma, pero el centro está vacío. Si vas al Coliseo o al Vaticano, está todo desolado", comentó.

Desde hace algunos días, cuando las cosas en Italia se agravaron, se determinó que todos los bares, restaurantes y boliches deben permanecer cerrados, por lo que si uno sale a la calle, encuentra muy pocos lugares abiertos al público, mientras que además se decidió que las escuelas y universidades cierren sus puertas hasta finales de marzo.

(Foto La Nación)

El joven, de 26 años, decidió viajar en los últimos días a visitar a una familia conocida, porque después no iba a poder hacerlo durante el año. Como tenía planeado ir a una casa, no le pareció grave animarse a viajar, aunque lo hizo con todos los recaudos posibles.

"El coronavirus se vive peor en Argentina que en Italia, en el sentido de que los medios allá no hablan todo el día del tema. Ponés la tele, y hablan de otras cosas. Lo que sí, una vez por día dan el informe del estado de la situación, y dan las precauciones que hay que tener", comentó.

En Italia las principales atracciones están vacías.

Los controles en los aeropuertos

Al salir de Buenos Aires, el viajero no fue controlado, más allá de tener que hacer los chequeos y trámites habituales, y lo mismo pasó al arribar a Italia. Sin embargo, cuando se dio cuenta de que podían cancelar los viajes hacia la Argentina, buscó un vuelo lo antes posible, y logró subirse al avión este miércoles a la noche.

 Antes de abordar, le tomaron la fiebre con un dispositivo que parece una cámara, y que permite en el instante saber si el pasajero tiene más de 37°. Además, le hicieron llenar una declaración jurada, en la que se le preguntaba si había tenido en los últimos días algún síntoma como vómitos, diarrea o fiebre.

"También te piden datos de contacto, y tu ubicación en el avión, porque si alguno se contagió, la idea es poder contactar a las personas que se sentaron cerca del enfermo. En el vuelo de vuelta, la gente estaba paranoica, el 40 % del avión tenia barbijo. La gente sacaba el alcohol en gel y limpiaba todo, la pantalla, el asiento. La tripulación tenia barbijo, pero el vuelo fue normal, y hasta nos dieron de comer", sostuvo.

En Argentina a los viajeros que llegan de Italia se le toma la fiebre.

Lo cierto es que arriba del avión hay un protocolo ya establecido, en el que si alguien estornuda o se siente mal, hay que avisar con urgencia a las azafatas, para que contengan la situación y a la persona. A pesar de eso, al arribar en Argentina, cuando se abre la puerta del avión, hay varios médicos que esperan a los pasajeros para que, en el caso de que haya algún enfermo, se lo pueda aislar rápido.

"Cuando bajás, vas a un pasillo donde estás solo, y hasta que no te toman la fiebre, no te dejan seguir. Cuando te toman, y está todo bien, ahí podes buscar la valija. También firmás una declaración jurada bien completa, donde te piden los datos de tu vivienda, o dónde te quedás, y te piden algunos contactos de otras personas. En ese papel mencionan la cuarentena, pero nadie te recalca el tema", explicó.

Vivir la cuarentena

Cuando el joven dejó Argentina, la cuarentena era una recomendación, pero ahora es una obligación, por lo que desde la distancia, empezó a organizar cómo podía hacer para vivir lo más normal durante los próximos días. "En mi caso es fácil, porque trabajo con mi computadora y el teléfono. Así que es cuestión únicamente de conectarme", contó, aunque aclaró que ahora se encuentra solo en una casa que está al lado de la vivienda que comparte con su familia, para no afectar el funcionamiento diario de la casa.

"Yo voy a leer libros y a ver Netflix básicamente, pero en el avión hay gente que la ves como si nada, toca todo, va al baño, no usa alcohol en gel y te da para pensar si se va a ir a la casa o no va a respetar la cuarentena", cerró.

El coronavirus en Argentina

Por la cantidad de casos confirmados en el país (son 31 hasta ahora), entre otras cosas, el Gobierno limitó los permisos de ingreso al país de ciudadanos extranjeros provenientes de países que integran las zonas de riesgo; confirmó la cuarentena obligatoria para personas que lleguen de países con casos; y dispuso la suspensión de varios torneos deportivos que eran de alcance internacional.

Por el momento, Argentina continúa en fase de contención, y la principal tarea es mantener aislados a los enfermos, para evitar nuevos contagios.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!