Secciones
A casi 17 años

Familiares de Cromañón reclaman por la ley de reparación: "Nos revictimizan"

Este miércoles se reunieron con funcionarios de la legislatura porteña para pedir que vuelvan a aprobar la Ley 4786.

En diciembre próximo se cumplirán 17 años de la tragedia de Cromañón en la que murieron 194 personas y al menos alrededor de 1400 resultaron heridas, y en coincidencia con esa fecha, también pasará a vencerse la Ley 4786 de reparación integral que fue sancionada en 2013 con el objetivo de asistir a las víctimas y sobrevivientes en lo referido a asistencia alimentaria, tratamientos médicos, salud mental y controles neumonológicos, entre otras cosas.

La ley, por la cual hoy parejas, hijos de víctimas, padres y sobrevivientes solo cobran $12.000, ya se venció otras veces y por eso este miércoles los familiares y las víctimas se presentaron en la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires para reclamar que se vuelva a aprobar la ley, pero con algunas modificaciones que eviten su revictimización.

"El miércoles fue demoledor, tuvimos que volver a explicarle todo a los legisladores. Esta es una ley que se corta aproximadamente cada 3 años y se vuelve a sacar, y yo ahí les digo que no tiene sentido lo que hacen. La primera vez se hizo por 5 años y después se renovó por 3, y así estamos. Estoy convencida de que ese subsidio se debe mantener, primero porque esto lo provocó el Estado, y segundo porque hay muchos padres que no fueron a juicio y que no recibieron una compensación por la muerte de su hijo", explicó en comunicación con BigBang Nilda Gómez, mamá de Mariano Alexis Benítez, quien murió dentro del boliche Cromañón.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

Como el movimiento de Cromañón es amplio, está compuesto por varias agrupaciones. Una de las que estuvo presente este miércoles para pedir la continuidad de la ley fue Familias por la vida, compuesta en su mayoría por padres.

"En la reunión uno de los legisladores nos dijo que el subsidio era como un parche para una goma hasta que salieran los juicios, y lo que no entienden es que algunos juicios nunca van a salir. ¿Cuánto más hay que esperar? 17 años pasaron. No es culpa nuestra, nadie quería que esto pasara, qué más querría uno que tener a sus hijos en lugar de esto", se preguntó Gómez, quien además de presidir la asociación Familias por la vida, también es abogada.

Algunos de los padres que fueron al encuentro, porque permitieron entrar a muy pocos por el aforo permitido en la legislatura porteña, pudieron charlar cara a cara con Mauro Zungri, actual director de la comisión de Derechos Humanos, Garantías Y Antidiscriminación de la Ciudad de Buenos Aires y con el legislador Matías López

"El proyecto que yo presenté habla de un subsidio que sea vitalicio, que haya control, que se incluyan en la cobertura médica a los hermanos que han vivido cosas tremendas, porque fueron ellos los que salieron a buscar los cuerpos cuando los papás no podían. En mi caso, la que fue a buscar a Mariano fue mi hija Carolina, la que se quemó los pies con el asfalto fue ella, la que vio como se morían los chicos porque no había oxigeno fue ella, también la que revisó cuerpos en la calles, y todo eso quedó dentro de ella, son ellas manchas negras que no las puede olvidar y eso hizo que terminara con la situación que tiene ahora tan grave, que necesita un trasplante de riñón", explicó Gómez muy angustiada.

Sobre esto, dijo que dentro del grupo de padres de Cromañón hay muchos enfermos de cáncer, y que está segura que eso sucede por las repercusiones que generó en su salud haber tenido que vivir semejante tragedia. "Yo, por ejemplo, adquirí algo raro en estos años, porque lloro y puedo seguir hablando, no tengo ese llanto que me interrumpe el habla, pero eso, que no sé si es bueno o malo, es una capacidad que adquirí y que después el cuerpo se cobra", comentó Nilda dolida, y de hecho confesó que atraviesa un momento muy duro no solo por esto, sino por la enfermedad de su hija.

"Mínimamente pedimos que ese subsidio continúe de manera vitalicia y que sea digno, porque esto se contradice con los derechos humanos de los que tanto se habla. ¿Cual es el morbo de los funcionarios que cada 3 años nos tienen que recibir y preguntarnos por lo que pasamos? En 16 años ya se renovaron 3 gestiones y te ponen siempre alguien que te dice que lo siente. Muchísimas veces estuve sentada ahí y voy a seguir estando mientras nos sigan ninguneando", afirmó.

Tras la tragedia, el Gobierno de ese entonces abrió un padrón para que los sobrevivientes y familiares pudieran anotarse para recibir el subsidio, y tal como ocurre en otros aspectos, hay gente que pasó la tragedia y no lo cobra, y gente que lo recibe y nunca estuvo allí. "Faltan controles. Los mismos Callejeros lo estuvieron cobrando, hasta que nosotros los cruzamos y ahí se complicó todo, salieron corriendo porque los padres se le fueron al humo. La ley dice que lo deben cobrar los que no son responsables. Yo no pido hoy que les paguen a los hermanos, pero sí pido que los atiendan dentro del sistema de salud, y además reclamamos por el monto, debería ser un salario mínimo", aseguró.

"Habría que cuidar mas a los padres, como yo presido la asociación y siento que tengo que ir, voy, pero movilizar a tordos los padres es algo inaudito, ¿para que hacerlos pasear por todos lados sabiendo los resultados?, que encima en este caso ni sabemos", dijo Gómez, y por último aclaró que es posible que la ley se renueve por otros pocos años, tal como sucedió hasta ahora, pero que tampoco tienen la certeza de que eso vaya a suceder.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!