Secciones
En córdoba

Femicidio de Ivana: por qué se quebró el acusado y las sospechas iniciales de la familia

El último contacto de Módica fue el jueves 11 de febrero con su hija. Después no se supo más nada de ella.

El cuerpo de Ivana Módica, la mujer de 47 años buscada durante 8 día en la localidad cordobesa de La Falda, fue encontrado el sábado por la noche después de que su pareja declarara ante la Justicia que había matado a la víctima y arrojado su cuerpo en el Camino del Cuadrado, a la altura del kilómetro 11,5.

Ivana Módica fue estrangulada por su pareja.

Tras el terrible hallazgo, la Fiscalía a cargo del caso espera para volver a indagar a Javier Galván en una audiencia en la que le comunicarán los cargos en su contra, ya que ahora el hombre de 37 años quedó imputado por los delitos de "homicidio agravado por el vínculo y por femicidio".

Según explicó a BigBang Jose D'Antona, el abogado de la familia de Ivana, en un principio el sospechoso quedó imputado por el delito de "falso testimonio agravado", aunque luego esa calificación se cambió conforme al avance de la causa. 

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

Tras mantener el silencio durante los 8 días de búsqueda, finalmente el viernes Galván se quebró, y confesó ante la fiscal de Instrucción de Cosquín, Jorgelina Gómez, que había matado a Ivana y que también había arrojado su cuerpo en la zona del Camino del Cuadrado.

"Mi opinión personal es que Galván estaba absolutamente cercado por la investigación y las pruebas y por el raid mediático que había. Hay una presión que ejercen los medios, preguntando, conjeturando, y como abogado lo que hice fue ir dando datos, siempre respetando el secreto de sumario. La familia me había dado datos y él (por el acusado) pudo haberse sentido doblemente acorralado", explicó el letrado.

Lo cierto es que en una primera instancia, el oficial de la Fuerza Aérea Argentina declaró que después de haber vuelto de trabajar el viernes 12 de febrero, se preocupó porque su pareja no estaba en la casa que compartían y no respondía a sus llamados. 

En su primera declaración ante la Policía, dijo que era probable que la mujer hubiera salido a caminar (como siempre hacía) por la zona del cerro La Banderita, en La Falda, por lo que a partir de esa información se montó un importante operativo de búsqueda por ese sector.

Con este relato, cuando habló con la fiscal, el sospechoso incurrió en varias contradicciones, y sumado a que había incumplido la orden perimetral que tenía en su contra por una acusación de violencia de género que había hecho Ivana, quedó preventivamente detenido.

El acusado del femicidio confesó el crimen.

Más allá de que desde el 11 de febrero se mantuvo en silencio, las pruebas contra Galván fueron y son varias. "Hay mucha prueba tecnológica que iba acorralándolo en el sentido de horarios y lugares. Eso contrastándolo con su testimonio y con otros testimonios, derivó en una inconsistencia de la primera imputación y después de todo el resto. También hubo algunos aportes de la querella, respecto de por qué nos parecía cuál era el lugar que podía ser atinado para la búsqueda (del cuerpo)", sumó D'Antona.

"La causa en los próximos días deberá contar con la nueva indagatoria de Galván, pero él ya ha confesado lisa y llanamente la autoría y participación. Lo hizo con todas las formalidades de la ley, delante de la fiscal, con un secretario que dio fe del acto y con su abogado defensor, o sea que se cumplió con todos los requisitos legales que debe tener una declaración y mucho más una confesión", indicó el letrado a este portal.

Tras aceptar el femicidio, el acusado además llevó a los investigadores hasta el lugar donde abandonó el cuerpo de Ivana, y poco después el operativo de búsqueda en la zona dio positivo.

Galván arrojó el cuerpo de su pareja y durante 8 días no admitió el hecho.

Según el abogado, la querella y la fiscalía contaban ya con información muy precisa, por lo que está seguro de que, si Galván seguía en silencio, igual la investigación iba a llegar hasta ese mismo lugar.

En base al resultado de la autopsia realizada en la morgue judicial de la ciudad de Córdoba, se sabe que Módica murió por "asfixia mecánica por estrangulamiento”, aunque todavía faltan algunos resultados complementarios.

De hecho, aún restan conocer algunas pericias que, dado a que desafortunadamente ya se encontró el cuerpo de Ivana, el abogado explicó que no son tan urgentes y que seguramente se sabrán en los próximos días.

Módica tenía 47 años.

"La familia desde el día uno sospechó de él. A la madre, a la hermana, a la hija, a una psicóloga relacionada con la familia, Ivana les había relatado los múltiples episodios de violencia de género que vivió. Psicológicas hubo montones de situaciones y físicas también varias", comentó.

Además, D'Antona relató que los allegados de Módica están "muy conmocionados", pero que como todos estos días de búsqueda resultaron una tremenda agonía para ellos, "sin darse cuenta fueron haciendo una especie de duelo obligado".

Para despedir a la mujer de 47 años, en la noche de este domingo se llevó a cabo un velatorio muy íntimo, del que solo participó la familia, mientras que esta mañana finalmente le dieron el último adiós.

Temas

  • Ivana Módica
  • La Falda
  • Femicidio
  • Pruebas
  • Pericias

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!

Comentarios