Secciones
Para que no pasen frío

Frío y mascotas: ¿hacemos bien en abrigar a nuestros perros durante el invierno?

 La necesidad de abrigo usualmente está ligada a la raza, características de su entorno y tipo de pelaje.

Si bien con la llegada de los primeros fríos instintivamente le colocamos a nuestras mascotas alguna ropita de abrigo que le quede cómoda, en verdad nos cuesta saber si ese perro sufre las bajas temperaturas y precisa estar más calentito.

Más allá de que es cierto que los perros tienen una especie de abrigo natural para repeler el frío, esa afirmación no aplica para todas las razas ni todas las situaciones. Melina Wajner, veterinaria a cargo del equipo de salud de Puppis, explicó que la realidad es que los pequeños sufren mucho más el frío que los perros grandes, además de que suelen perder el calor de forma más rápida.

De la misma manera, tanto los cachorritos como los perros mayores suelen tener más frío que uno joven, ya que les cuesta regular su temperatura corporal y, por lo tanto, necesitan un pullover o una ropita adicional para evitar resfríos y tos perrera. 

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

Por fuera de estas reglas simples que permiten determinar si nuestra mascota puede estar o no pasándola mal, también existen algunas señales a las que hay que estar atentos para cuidarlos de este crudo invierno.

Por ejemplo, si tiembla durante los paseos diarios o cuando se encuentran fuera de la casa, que suele estar calentita, es necesario que el perro lleve un abrigo que le permita mantener el calor.

Por otro lado, tenemos que ver si se mueve con más lentitud, ya que el frío podría estar paralizándolo.

De igual manera, otro factor al que se le puede prestar especial atención tiene que ver con cómo luce nuestro perrito. Si presenta piel reseca alrededor de su nariz es que está pasando frío.

Además, en general, cuando la temperatura del clima es menor a los 8 grados, es posible que esté sufriendo las bajas temperaturas, por lo que es ideal brindarle una mantita para dormir y que lleve alguna ropa durante el día.

Para evitar complicaciones durante los meses más fríos del año, se recomienda visitar al veterinario con frecuencia para que chequee el estado de salud del animal y resguardalo dentro del hogar en los días de mucho frío. Simplemente, con proporcionarle una manta y abrigarlo correctamente, será suficiente para evitar resfríos y otras enfermedades típicas del invierno.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!