Secciones
Exclusivo

Habló la empresa de los volquetes con cascotes en Recoleta: por qué estaban y el llamado de la Policía de la Ciudad

BigBang entrevistó a la dueña de la empresa Pas.

Desde hace 15 años, A. es la dueña de volquetes Pas. Hasta ahora, nunca había tenido un problema grave. Pero, en la tarde del sábado, el nombre de su empresa se hizo famoso. Es que, luego de que el jefe de Gobierno Porteño, Horacio Rodríguez Larreta, decidiera vallar la cuadra donde vive la vicepresidenta de la Nación Cristina Fernández de Kirchner y enviar a la infantería de la Policía de la Ciudad, la militancia peronista cambió de planes, canceló los diferentes actos en distintos puntos de Buenos Aires y se manifestó en Recoleta.

 

En la tarde del sábado, en los alrededores de Juncal y Uruguay, se vivieron momentos de tensión y violencia por culpa de los agentes de la Policía de la Ciudad que reprimieron a los manifestantes. En medio de ese caos generado por la presencia de los uniformados, en las redes sociales y en los medios de comunicación se viralizó la imagen de dos volquetes cargados de cascotes a tres cuadras de la zona de la manifestación.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

 

En las denuncias a través de Twitter, muchos aseguraban que los dos volquetes repletos habían sido colocados pocas horas antes de la represión policial para que los infiltrados generaran disturbios y así el Gobierno Porteño pudiera culpar a la militancia del Frente de Todos. Para aclarar el motivo de los dos volquetes, que cerca de las 18 del sábado fueron retirados por un camión, guiado por dos oficiales de la Policía de la Ciudad, BigBang charló con la dueña de la empresa.

 

“Me enteré por el teléfono de todo lo que estaba pasando porque no estaba anoticiada de lo que estaba pasado y tampoco había aviso de que hubiera alguna marcha o algo en la zona”, es lo primero que dice. Y enseguida agrega: “Además, todos los días de la semana estuvieron todos acampando ahí y no pasó nada y da la casualidad que yo tengo una obra cuatro cuadras de la casa de Cristina, que sabía que vivía en la zona pero ni registro dónde vive, de hecho me ha pasado de ir a tomarme un colectivo y preguntarme por qué había tanta gente en la puerta de ese edificio, pero bueno…”.

 

 

-¿Entonces te enteraste sobre los volquetes con cascotes de la empresa por los llamados?

-Sí, me anoticié por los llamados de medio mundo que estaban queriendo instalar que habían intentado sabotear los volquetes para usarlos como artillería pesada. He visto muchas estupideces en muchos medios como que llevamos los containers en complicidad con Larreta y con la Policía. Algo que no es real.

-¿Esos volquetes ya estaban ahí?

-Sí, esos volquetes ya estaban ahí. Es una obra en la que comenzaron a cargar los volquetes el día viernes. Iban a usar volquetes durante toda la semana ahí porque es una obra que cuenta con permiso de obra y todo. No sé si es del edificio propiamente dicho o es todo un piso que van a refaccionar, o son dos pisos que están unificados, pero están los certificados de obra. Pero está totalmente habilitado. La obra es en Paraná antes de llegar a Santa Fe, en mitad de cuadra. Es Paraná al 1000.

 

-¿Y cuándo decidís retirar los volquetes?

-El primer llamado que recibo fue de una persona que se ve que era un hombre que estaba mirando la tele, y no sé si era de Pinamar o de Miramar, ¿viste que aparece la zona en el teléfono? Y el hombre me decía: “Por favor, sacá esos volquetes de ahí”. Yo le dije que no sabía de qué me hablaba y él me decía que en Barrio Norte o Recoleta había unos volquetes y que los sacara. Estaba desesperado pobre muchacho. Y yo no sabía de qué me estaba hablando, ni de dónde. Después me llamaron desde el Gobierno de la Ciudad, del área que se encargan de nosotros, también de la Policía de la Ciudad, vecinos del edificio y demás.

 

-¿Tuviste muchos llamados?

-Debo tener desde el sábado a la cinco de la tarde 1000 llamados de los cuales contesté pocos porque al final ya me preguntaban: “¿A cuánto me vendés el cascote para tirar?” y “¿Por qué trajiste cascotes? Estás en contra de Cristina”. Y así un montón de cosas. Cuando vi que llamaban a cualquier hora, porque llamaron hasta a las 5 de la mañana, opté por dejar que el teléfono suene porque ya era insalubre.

-¿Desde qué área del Gobierno de la Ciudad te llamaron para retirar los volquetes?

-Te cuento. Lo que es Gobierno de la Ciudad tuvo un cambio de gerencia hace un par de meses y todavía los que no pertenecemos a ninguna cámara, no hemos tenido contacto con ninguno de ellos. Lo que sí, me llamó una de las personas del área en el medio del lío del sábado y quedamos en conocernos porque hay una nueva jefatura de Higiene Urbana. O sea no nos conocemos y fue todo a las apuradas.

 

-¿Cómo fue el operativo de retiro de los volquetes?

-Nosotros ya habíamos terminado la jornada de trabajo. Así que tuvimos que volver a sacar todos los camiones, ir para esa zona y le conté a los del Gobierno de la Ciudad que también estaba en contacto con la Policía de la Ciudad porque me habían llamado los oficiales que estaban en esa cuadra porque habían sacado el teléfono del volquete. Y también tuvimos que pedirle a la policía que nos ayude a abrir camino para que pase el camión. El retiro de esos cascotes fue entre las 17.45 y las 18. Igual tengo la información de cuándo pusieron los volquetes y cuándo los sacamos a través del GPS. Es todo comprobable. Los volquetes se pusieron el día viernes, se cargaron y como es un lugar complicado para estacionar, había que hacer el cambio para el día lunes. Entonces no le iba a sacar los dos volquetes a mi cliente cuando le tenía que llevar dos vacíos el día lunes. Pero cuando se armó todo este lío, los retiramos.

 

-¿Ya le pudiste llevar los dos volquetes vacíos?

-No, ya le avisé que gracias a todo esto, Higiene Urbana cerró la zona para volquetes. No solo soy yo la damnificada, que obviamente estoy expuesta, sino también el resto de las empresas y de obras porque ahora hay un bloqueo general para trabajar en obras desde Libertador y Uruguay y de Callao hasta 9 de julio.

 

-¿Cómo es tu trabajo cuando se sabe que va a haber una manifestación?

-Normalmente, desde el Gobierno de la Ciudad nos avisaban para que en tal zona no se pusieran volquetes porque podían haber marchas. Pero en resumen, lo del sábado fue una casualidad. Primero que la marcha iba a ser en Parque Lezama, que no tiene nada que ver con esta zona. Segundo que hubo manifestantes acampando ahí y no pasó nada. Y tercero, ahora no podemos poner volquetes en toda esa zona hasta nuevo aviso.

-¿Dónde se hace la descarga de cascotes del Gobierno de la Ciudad?

-La descarga se hace en la calle Varela al 2500, frente a la cancha de San Lorenzo y casi todas las empresas estamos cerca de ese punto.

 

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!