Secciones
La plata

Horror: encontraron colgado de un árbol a un médico que estaba desaparecido

Los investigadores creen que se trató de un suicidio aunque no se descarta ninguna hipótesis.

Un médico platense de 37 años que estaba desaparecido hacía 24 horas fue encontrado este miércoles colgado de un árbol el Parque Pereyra Iraola y se investiga si se trató de un suicidio.

Jorge Benítez fue encontrado muerto en un parque.

Se trata de Jorge Germán Benítez, quien se desempeñaba como jefe del Centro de Atención Primaria (CAP) 42 del barrio Malvinas de La Plata y había sido visto por última vez el martes a la tarde.

Fuentes de la causa informaron a Télam que el cadáver fue encontrado colgado de un árbol en el interior del Parque Pereyra Iraola por un grupo de runners, quienes alertaron a efectivos de la fuerza policial al encontrase sorpresivamente con esa situación.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

Los uniformados llegaron al lugar del hallazgo y corroboraron que se trataba del cuerpo de un hombre, vestido con un pantalón de jeans azul, cinturón negro y sin remera.

El médico era buscado hacía un día.

Asimismo, a unos 50 metros había una camioneta Fiat Adventure de color rojo, cuyo titular era Benítez, por lo que luego de las primeras averiguaciones pudieron identificar que el cadáver correspondía al del médico platense que era buscado.

Por la forma en que fue encontrado, los investigadores intentan determinar si se trató de un suicidio, aunque hasta el momento no se descarta ninguna hipótesis.

La causa fue calificada legalmente como “averiguación causales de muerte”, y en ella interviene el fiscal Juan Ignacio Menucci, quien ordenó la presencia de peritos en el lugar y el traslado del cuerpo a la morgue judicial para practicar la operación de autopsia, de la cual hasta ahora no se conoce el resultado.

Benítez era buscado desde la tarde del martes, y el último contacto había sido con su padre. Sin embargo nada se sabía de él desde ese momento, lo que motivó una intensa campaña de búsqueda de sus familiares y amigos, la cual finalizó el miércoles con el hallazgo del cuerpo.

Su cuñada había contando a los medios locales que el hombre de 37 años no tenía problemas con nadie, y que a pesar de que los mensajes que le mandaban eran recibidos en el celular, él no los contestaba.

Los investigadores creen que el médico se quitó la vida.

Del mismo modo, sus allegados aseguraron que Benítez, quien se había graduado en la Facultad de Ciencias Médicas de la UNLP, estaba muy preocupado por la situación del personal de salud en el país por la pandemia del coronavirus, y que incluso, recientemente había recibido una oferta de trabajo en el Hospital Alejandro Korn de Melchor Romero, una propuesta que tenía que definir próximamente.

Jorge Benítez vivía en la calle 20, entre 49 y 50, en la planta alta de una propiedad que compartía con su padre, aunque el hombre residía en la planta baja y él en la de arriba.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!