Secciones
Actualidad

Incendios forestales: controlados en San Luis, preocupa el avance en la frontera Tucumán-Catamarca

El gobernador puntano, Alberto Rodríguez Saá, dijo que son "causados por la mano del hombre".

Los bomberos y los brigadistas tucumanos continuan tratando de apagar los focos de incendio declarados en la zona de alta montaña del sur de Tucumán, en el límite con Catamarca. Según explicó el subdirector de Defensa Civil tucumano, Ramón Imbert, las zonas afectadas son Yánima, San Ignacio, El Sacrificio, Escaba y cumbre de Narváez, que limitan con Catamarca. El funcionario explicó que en las próximas horas "se sumarán aviones hidrantes de uso agrícola y forestal contratados a empresas locales, que se unirán a la aeronave del Plan Nacional de Manejo del Fuego que estuvo operando en el área de Escaba desde el fin de semana para extinguir los focos".


Los aviones operarán desde una pista en Los Varelas, Catamarca. Al mismo tiempo, en Tucumán se desplegaron brigadistas forestales de distintos cuerpos de Bomberos Voluntarios de Concepción, Aguilares y otras ciudades tucumanas, y personal de Parques Nacionales, de la Municipalidad de Alberdi, y de las comunas de Yánima, Escaba, El Sacrificio y San Ignacio. Del lado catamarqueño de la frontera, también trabaja personal de Bomberos Voluntarios. La misión que tienen bomberos y brigadistas consiste no sólo en apagar el fuego, sino también en sostener las "guardias de cenizas" (verificar que el fuego apagado no se vuelva a encender) para prevenir nuevos focos en las sierras.

La situación parece bastante más controlada en la provincia de San Luis, donde bomberos y brigadistas lograron apagar “todos los focos existentes en la provincia”  y “habilitaron guardias de cenizas” para evitar el reinicio del fuego, con especial cuidado dadas las fuertes ráfagas de vientos que hay en estos días en la provincia.  Según informaron a Télam fuentes del Ministerio de Seguridad puntano, “hasta las 11 de hoy, el incendio que se ubicaba en la localidad de San Francisco tiene guardia de cenizas”. Los vientos son de 40 kilómetros por hora y a veces aún más fuertes. Esto "obligó a los bomberos y brigadistas a hacer recorridos por las zonas afectadas".

Por el momento, en síntesis, desde el gobierno puntano informaron que “por ahora todos los focos han sido controlados” y que se espera que la situación “continúe así a pesar de la presencia del viento”.

Ayer, durante una conferencia de prensa, el gobernador de San Luis, Alberto Rodríguez Saá, expresó que los incendios registrados en la provincia “no son causados por procedencias naturales como tormentas eléctricas sin lluvia o por algún cristal que haga efecto de lupa”, sino que, por el contrario,“son causados por la mano del hombre".

“Hay actitudes desestabilizantes y se producen incendios en varias provincias. Todos han sido intencionales y es una situación grave. Los incendios forestales intencionales generan un desequilibrio ecológico y un gran daño, y se busca la deforestación para otras plantaciones. Cuando el incendio se genera cerca de una localidad es para producir valor económico en la tierra”, dijo el gobernador, que se manifestó a favor de los proyectos de ley que impiden la explotación económica de las áreas incendiadas.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

Temas

  • Incendios forestales
  • Tucumán
  • Catamarca
  • San Luis

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!

Comentarios