Secciones
Actualidad

Inflación, al palo: cuánto dinero necesitó una familia tipo en enero para no caer en la pobreza

El informe señala que una familia tipo también necesitó $34.334 el mes pasado para superar la línea de indigencia. 

El Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) dio a conocer este jueves que durante enero de 2022, la variación mensual de la canasta básica alimentaria (CBA) con respecto a diciembre de 2021 fue de 4,2%, mientras que la variación de la canasta básica total (CBT) fue de 3,3%. En este contexto, el organismo determinó que una familia tipo conformada por dos adultos y dos chicos necesitó en enero $78.624 para evitar caer en la pobreza.

La canasta básica alimentaria (CBA) se determinó tomando en cuenta los requerimientos normativos kilocalóricos y proteicos imprescindibles para que un varón adulto de entre 30 y 60 años, de actividad moderada, cubra durante un mes esas necesidades. Se seleccionaron los alimentos y las cantidades en función de los hábitos de consumo de la población a partir de la información provista por la Encuesta Nacional de Gastos de los Hogares (ENGHo).

Teniendo esto en cuenta, el informe señala que una familia tipo también necesitó $34.334 el mes pasado para superar la línea de indigencia. El monto por persona de la Canasta Básica Total que comprende alimentos y otros bienes y servicios básicos como la vivienda, llegó a $25.445 mensuales en enero. Esta cifra significó un alza de 3,3% con respecto a diciembre y estuvo ligeramente por debajo del 3,9% que marcó la inflación.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

Con respecto a enero de 2021, el costo de la Canasta Básica Total subió 39,3% (unos 11 puntos por debajo de la evolución del nivel general de precios en el mismo período). Así, marcó el sexto mes consecutivo de desaceleración en términos interanuales. Por su parte, la Canasta Básica Alimentaria (CBA) ascendió a $11.111 por persona el mes pasado. De esta manera, registró un alza del 4,2% en el primer mes del año.

Cabe remarcar que se trató del mayor aumento desde marzo del año pasado, teniendo en cuenta que en términos interanuales, el valor de la CBA aumentó 44,7% contra enero del año pasado (seis puntos menos que la inflación) e hilvanó seis meses de desaceleración. Hay que tener en cuenta que se necesitan más de dos salarios mínimos (el salario mínimo vital y móvil es de $33.000) para adquirir una canasta básica familiar. 

En medio de este contexto, Gabriela Cerruti reveló que el Gobierno trabaja en la creación de una Empresa Nacional de Alimentos para controlar los precios. “La inflación es un daño para la mesa de los argentinos y el Gobierno evalúa una solución, no porque le interese políticamente, sino porque es su deber modificar la vida de la gente”, señaló la portavoz del Gobierno y resaltó que está la idea de crear una empresa de alimentos estatal para garantizar precios bajos.

Con esto, el Gobierno busca ayudar a los pequeños productores de verduras frescas. “El Gobierno está empaño ver de qué manera puede ayudar a los pequeños y medianos productos. La lucha contra la inflación tiene que ver con el control de los precios pero también con la producción y exportación, y con los acuerdos internacional como el del FMI; todos estos temas se llevan de manera conjunta y vistos como una política global para poder tener éxito en la lucha contra la inflación, que es una de nuestros grandes objetivos”, concluyó Cerruti, sin antes aclarar que entre las prioridades que tendrá esa estructura estatal será que las verduras y hortalizas lleguen con precios más bajos a los hogares.

Según el Indec, esta variación del Índice de precios internos al por mayor (IPIM) en el primer mes del año es consecuencia de la suba de 3,9% en los Productos nacionales y de 2,2% en los Productos importados. Por otra parte, el nivel general del Índice de precios internos básicos al por mayor (IPIB) mostró un ascenso de 4,1% en el mismo período por la suba de 4,3% en los "Productos nacionales" y de 2,2% en los "Productos importados".

Asimismo, el nivel general del Índice de precios básicos del productor (IPP) registró un incremento de 4,5% en el mismo período, como consecuencia de la suba de 7,9% en los "Productos primarios" y de 3,1% en los "Productos manufacturados y energía eléctrica". Mientras que la suba de 3,2% en el nivel general del Índice del costo de la construcción (ICC) en el Gran Buenos Aires correspondiente a enero de 2022 respecto al mes anterior es consecuencia del alza de 3,5% en el capítulo "Materiales", de 3,0% en el capítulo "Mano de obra" y de 3,1% en el capítulo "Gastos generales".

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!