Secciones
Tragedia

Envenenamiento previo y golpes múltiples: giro en la causa que investiga la muerte de Emiliano Sala

Qué revelaron las recientes pericias y cuál fue la incorporación clave en la causa.

Emiliano Sala, el jugador de fútbol santafesino que murió el 21 de enero de 2019 luego de que el avión en el que viajaba de Francia al Reino Unido cayera en el Canal de la Mancha, no se encontraba consciente al momento del impacto con el océano, de acuerdo a las recientes pericias realizadas por los investigadores británicos.

El deportista tenía 28 años y acababa de ser vendido por el Nantes por quince millones de libras. Tres años más tarde del accidente, trascendió que falleció a causa de importantes lesiones en cabeza y en el torso; pero además que sufrió una intoxicación previa al impacto.

Según publicó el periódico británico The Mirror, los test toxicológicos que se le practicaron al futbolista revelaron que sufrió un "envenenamiento severo" de monóxido de carbono. Se detectó un 58 por ciento de saturación en sangre de este compuesto. Los expertos que llevaron adelante los exámenes señalaron que esto hizo que estuviese "profundamente inconsciente" en el momento del siniestro de la aeronave. 

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

Estas palabras coinciden con las de Basil Purdue, el médico a cargo de los análisis, quien declaró el futbolista sufrió un “envenenamiento grave por monóxido de carbono” que lo dejó “inconsciente” antes que la aeronave se estrellara. Purdue había asegurado la semana pasada que la causa de muerte del deportista habían sido las “múltiples” heridas en la cabeza y en el torso.

Asimismo, detalló que los niveles de monóxido de carbono de las dos muestras analizadas de Sala, una de sangre de la vena iliofemoral y otra de ADN del pecho, mostraron un porcentaje del 58 por ciento, y destacó lo complicado que fue la obtención de la sangre y el ADN porque el cuerpo de Sala estaba “en descomposición” cuando pudo conseguir las muestras. Cabe recordar que el cuerpo sin vida fue hallado dos semanas después del accidente aéreo.

Ante este hecho, Purdue solo pudo conseguir una muestra de la vena iliofemoral, para el análisis de sangre, y otra de la cavidad pectoral, para el análisis de ADN. Esta última estaba tan contaminada que no era “fiable” para el análisis de sangre. Gracias a estos exámenes se pudieron establecer los motivos del fallecimiento del ex jugador del FC Nantes que, hasta ahora, no habían podido establecerse fehacientemente.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!