Secciones
Actualidad

Justicia patriarcal, el rol de los medios y las políticas públicas: debate abierto a seis años del primer Ni Una Menos

La primera marcha nacional Ni Una Menos tuvo lugar el 3 de junio de 2015, después de que el femicidio de Chiara Páez oficiara de disparador final para que millones se volcaran a las calles y expresaran el enorme hartazgo social imperante. Pasaron seis años desde aquella movilización masiva, el primer grito social, y aunque las marchas se siguieron repitiendo y se avanzó en muchos aspectos, la realidad es que la violencia de género y los femicidios no cesan en la Argentina.

Para abordar este tema que es tan complejo, y todas las aristas que a su vez abre, BigBang organizó una mesa de diálogo online con Alba Rueda, actual subsecretaria de Políticas de Diversidad de la Nación y presidenta de Mujeres Trans Argentina; Julieta Del Pech, integrante del observatorio Ahora que sí nos ven y abogada feminista; y con Victoria Freire, socióloga y Coordinadora del Observatorio de Género y Políticas Públicas.

Además de conversar sobre el rol de los medios de comunicación respecto a los femicidos, transfemicidios y travesticidios, durante el debate se mencionó la necesidad de deconstruir a la Justicia patriarcal que existe en el país (desde los jueces, fiscalías y fuerzas de seguridad), así como también se habló de la importancia de que la Ley Micaela se cumpla (la cual establece la capacitación obligatoria en género y violencia de género para todas las personas que se desempeñan en la función pública, en los poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial de la Nación).

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

Tanto Rueda, Del Pech y Freire analizaron además la cantidad de mujeres que durante el último año (en cuarentena y con la pandemia de por medio) pudieron hacer la denuncia ante la Justicia, así como también destacaron el importante rol que tuvieron las comunicadoras feministas a la hora de impulsar la primera marcha Ni Una Menos.

Dato: del 20 de marzo del 2020 al 19 de marzo del 2021 se registraron al menos 288 femicidios. De acuerdo al reporte realizado por el Observatorio Ahora que sí nos ven, 46 de las víctimas había realizado una denuncia contra su atacante (20%) y 20 de ellas contaban con alguna medida judicial de protección al momento de ser asesinadas (6.94%). "La respuesta a por qué hubo un 80 por ciento de mujeres que no denunció la da ese 20 por ciento que, pese a haber buscado ayuda, terminó siendo asesinada. No es un número menor el de mujeres que realizaron la denuncia, pero queda claro que no recibieron la asistencia y la protección que necesitaban", explicó Del Pech.

"Sin lugar a dudas, uno de los temas importantes de la agenda es llevar adelante una reforma judicial feminista, que no sólo revea el cupo de representación, sino que evalúe si la Justicia está o no incorporando la perspectiva de género, los anteojos violetas", sumó.

Rueda, por su parte, destacó los avances que se dieron en los últimos años, en especial la creación del Ministerio de Mujeres, Géneros y Diversidad; al tiempo que señaló la importancia de que haya representatividad en todos los ámbitos tanto públicos y privados de toma de decisión, incluso los medios de comunicación. "No sólo tiene que mostrarse la diversidad delante de las cámaras, sino que la voz tiene que estar también en el detrás, en la producción de los contenidos. Para los medios y para cualquier ámbito privado laboral".

Las tres coincidieron en la responsabilidad que tienen los medios de comunicación, pero destacaron que la transformación se da también en otras esferas de la sociedad. "Necesitamos que la ley Micaela se aplique, más allá del ámbito público. Tiene que haber capacitación de género en todas las áreas", propuso Freire, al tiempo que destacó el trabajo que llevan adelante día a día las promotoras de género en los barrios y en el territorio. "Es importante destacar la relevancia de llevar adelante políticas públicas que acompañen los cambios", sumó Rueda.

Aunque durante estos años se pudo avanzar en muchos aspectos, lo cierto es que el número de femicidios nunca bajó, y de hecho, desde el 3 de junio de 2015 hasta finales de mayo hubo 1717 femicidios, los cuales en su mayoría fueron cometidos por personas del entorno cercano a la víctima, entre ellas parejas o ex parejas. A ese dato se le suma el de la participación de femicidas de las fuerzas de seguridad, que cuentan en muchos casos con la complicidad de sus compañeros. Durante el primer año de cuarentena, los femicidios en manos de efectivos de seguridad subió un 32 por ciento.

De igual modo, según el relevo realizado en base a lo publicado por los medios de comunicación, más del 60% de los casos ocurrió en la casa de la persona agredida, y más de 1500 chicos quedaron huérfanos tras la muerte de su madre.

Por otro lado, de los 1717 casos, sólo 290 personas pudieron hacer la denuncia y sólo 163 contaban con medidas de protección, lo que demuestra la situación en la que viven y a la que se exponen quienes sufren de violencia de género. De hecho, lo que se cuestionó durante la charla fue la paradoja de que, a pesar de que pudieron denunciar su padecimiento, aún así estas mujeres fueron asesinadas.

*Si vos o alguien que conocés sufre violencia de género comunicate al 144

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!