Secciones
Actualidad

La chica juzgada por besar a su pareja: "Esto desató porque mi esposa y yo estábamos juntas"

Mariana Gómez está imputada por los delitos de "resistencia a la autoridad" y "lesiones graves".

El juicio contra Mariana Gómez comenzó el miércoles pasado en el Tribunal Oral Criminal Nº 26 de la Ciudad de Buenos Aires, debido a que la joven de 26 años está acusada de haber cometido los delitos de "resistencia a la autoridad" y "lesiones graves" en un confuso episodio que involucra a la policía.

El hecho que se le imputa ocurrió en octubre de 2017 en la estación de Constitución de la línea C del Subte, donde Gómez se enfrentó ante dos policías que la llevaron detenida, según ella, por besar a su esposa en público. La versión de las fuerzas de seguridad es otra, ya que los oficiales sostienen que la joven los golpeó y se resistió a dejar de fumar aún cuando ellos se lo pidieron de manera correcta.

Como hay dos posturas encontradas sobre el hecho, Justicia pronto deberá resolver, y según indicó esta mañana la jueza a cargo de la causa, el próximo martes 25 de junio se darán a conocer los alegatos de todas las partes.

El proceso inició el miércoles pasado, y según le habían explicado a Gómez, ese día se iba a conocer la sentencia. Sin embargo, las cosas se alargaron, y a pedidos de los abogados de la querella y la defensa, se agregó una nueva audiencia para dar a conocer los videos del momento en que los oficiales detuvieron a la acusada.

Según explicó la imputada a este portal, este martes a las 11 de la mañana se presentó junto a su abogado para asistir a la segunda audiencia del juicio, y luego de una hora, la jueza Marta Aurora Yungano ya había dado por terminada la presentación de las grabaciones.

"No habló nadie más que la jueza. Pasaron los videos y los presentaron, y la jueza dijo que el próximo 25 de junio serán los alegatos a las 9:30", indicó la joven, quien además comentó que el proceso se hizo eterno, lo que le parece una exageración porque la Justicia tiene cosas mucho más importantes que resolver.

Además, la jueza Marta Aurora Yungano no aclaró si en la próxima audiencia se dará a conocer también su fallo, por lo que la incertidumbre todavía es mucha.

Durante el comienzo del juicio declararon todos los testigos de la causa. La primera en hablar fue la propia Gómez, después le siguió su esposa Rocío Girat, luego lo hicieron dos testigos del hecho, después el policía Jonathan Rojo y el empleado de Metrovías y, por último, habló la oficial que asegura haber sido agredida.

La chica que es juzgada por fumar y besar a su esposa en el subte: "El policía todo el tiempo me trató de varón"

En su testimonio, Rojo aseguró que en todo momento se dirigió hacia la acusada como mujer, y que incluso siempre la trató de "señorita" por lo que nunca le faltó el respeto a ella ni a su esposa. Además, en su relató explicó que en medio de la charla que mantuvo con las jóvenes, escuchó que Rocío Girat dijo que su mujer se había puesto violenta, por lo que él entendió que debía poner en marcha el protocolo por violencia de género, y por eso detuvo a Gómez, al pensar que entre ellas había una discusión por un problema previo.

En cuanto a los dos chicos que fueron testigo del hecho, aseguraron que ellos filmaron la situación porque empezaron a escuchar que había un griterio, lo que les llamó la atención. Una de las personas que declaró es empleada de la estación, y el otro es un joven bajaba del subte cuando vio que los policías ya tenían en el piso a la ahora imputada. 

"No hay certeza de lo que va a pasar, nosotros vamos por la absolución. Siento que soy inocente, porque al principio pensamos que todo pasó por un cigarrillo, pero viendo que nos pidieron la libreta y como me trataron cuando ya estaba detenida, ahora me di cuenta que esto desató porque mi esposa y yo estábamos juntas", indicó anteriormente Mariana Gómez a BigBang.

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Comentarios

Mariana Gómez está imputada por los delitos de "resistencia a la autoridad" y "lesiones graves".