Secciones
Seguridad vial

La ciudad intensificó los controles de tránsito en Palermo

El foco está puesto en las zonas de Palermo Soho y Hollywood. El Gobierno de la Ciudad impulsa un plan por partida doble: en primer lugar, medir los índices de alcoholemia. Y por el otro lado, limitar la presencia de trapitos, una de las grandes deudas pendientes de los últimos años del Ejecutivo porteño. Por eso, se intensificó la presencia de agentes de tránsito y controles a conductores en ese barrio.


Se trata de una de las zonas que, entienden en la Ciudad, es de las más concurridas, principalmente en la noche. En las últimas semanas, el barrio sufrió una llamativa transformación. Es que los agentes de tránsito ganaron la calle y comenzaron a llevar adelante controles en la gran mayoría de las esquinas, así como recorriendo algunas cuadras.

En total son treinta agentes de tránsito que trabajan en distintos turnos del día. Además de test de alcoholemia buscan multar a los vehículos mal estacionados. La presencia policial también pretende cerrarle el cerco a los trapitos. Desde la Secretaría de Transporte destacaron que desde hace semanas se observan muchos menos que lo habitual.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental
Los controles de alcoholemia también se intensificaron en la zona de Palermo.

Semanas atrás, BigBang recorrió la zona durante la noche y observó que la presencia de cuidacoches se había reducido en las zonas más calientes, sobre todo cerca de Plaza Serrano, aunque en otras calles del barrio aún continuaban operando. En promedio, exigen a los conductores entre $50 y $100 por cuidar los vehículos durante la noche, dependiendo de la zona y el día de la semana.

El despliegue de los agentes comenzó en marzo. Sólo en los primeros dos fines de semana hicieron 2.084 multas por mal estacionamiento. Los datos surgen de un relevamiento hecho los días 2, 3, 4, 9, 10 y 11 de marzo. Se trata - en promedio - de unas 347 multas por día, cada una por unos $1.040.

Además de alcoholemia, se solicita la documentación del conductor y del vehículo.

La mayoría era por estacionar en zonas no permitidas, como esquinas y sectores con cordón amarillo. Para eso, además, sumaron cuatro motos que registran con sus cámaras a los vehículos que están en infracción.

La reducción en la cantidad de trapitos en la zona también es uno de los objetivos. De hecho, la Ciudad busca eliminar su presencia desde hace años por medio de varias iniciativas en la Legislatura porteña que no prosperaron. El 2017 no será la excepción: una fuente parlamentaria adelantó semanas atrás a BigBang que este año volverán a intentar tratar el proyecto.

Según detallaron desde Transporte, las infracciones por mal estacionamiento ocupan el segundo lugar dentro de las faltas que más se cometen en el ámbito de la Capital: en 2016 representaron el 39% de las multas de tránsito que se efectuaron.

El objetivo de la Ciudad es ordenar el tránsito en zonas que habitualmente están colapsadas.

MÁS TEST DE ALCOHOLEMIA

Los controles que se agudizaron en la zona de Palermo también están vinculados a la alcoholemia de los conductores. Según informaron desde la Secretaría de Transporte porteña, en los primeros dos fines de semana de marzo concretaron 1.708 controles, unos 285 por día.

Se trata en total de 73 test que superaron el límite de alcohol permitido, que en el caso de los conductores particulares de automóviles es de 0,5 gramos de alcohol en sangre. Un 85% fueron hombres, mientras que apenas el 15% restante fueron mujeres. En promedio, tenían 0,87 gramos de alcohol en sangre.

Las autoridades entienden que es una de las zonas más complejas de la Capital Federal. De hecho, las estadísticas de Palermo en este sentido superan casi en un 60% a la media del resto de la Ciudad.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!