Secciones
Actualidad

La familia del hombre que murió tras ser tratado con dióxido de cloro ahora apunta al sanatorio

Se iniciará una nueva investigación para determinar si hubo, tal como plantea la familia, "homicidio culposo".

El hombre contagiado de coronavirus al que un juez ordenó que se le administrara dióxido de cloro a pedido de su familia, murió este lunes por la noche debido a la complejidad de su estado de salud. El paciente estaba internado muy grave en el Sanatorio Otamendi y, pese a que la institución apeló la medida judicial, el hombre recibió la sustancia, que no posee la autorización de la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (Anmat).

La decisión de darle el dióxido fue del juez federal subrogante Javier Pico Terrero, quien determinó que se le administrara la sustancia al paciente Oscar Jorge García Rúa, luego de que su hijastro realizara una presentación judicial para que recibiera urgente nebulizaciones de ibuprofeno de sodio y de dióxido de cloro.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

El dióxido de cloro es una sustancia utilizada como desinfectante de superficies y blanqueador de materiales orgánicos, y su ingesta puede traer diversos efectos secundarios. De acuerdo a la ANMAT, "la ingesta de dióxido de cloro y el clorito de sodio reaccionan rápidamente en los tejidos humanos y si se ingieren, pueden causar irritación en el esófago y estómago, dolor abdominal, náuseas, vómitos, diarrea e intoxicaciones severas, entre otras complicaciones que pueden incluir graves trastornos hematológicos, cardiovasculares y renales".

Sin embargo, el abogado de la familia del paciente, Martín Sarubbi, ya anticipó que radicarán una denuncia para que se realice una autopsia y se secuestre la historia clínica. "Tenemos la certeza de que a partir de que comenzó con esta práctica médica (dióxido de cloro) mejoró francamente", aseguró, aunque no aportó ningún dato que acredite su afirmación.

"El procedimiento médico durante la internación no habría sido del todo correcto. Lo que nos informan es que no habría fallecido a causa del covid, sino a causa de una infección intrahospitalaria", sumó, en declaraciones a Radio La Red.

De acuerdo con el letrado, la familia analiza también un avance judicial contra el sanatorio y los médicos que lo atendieron y se negaron a suministrarle el dióxido de cloro. "Posiblemente se incurrió en el delito de homicidio culposo. Queremos que el foro penal determine las responsabilidades del caso".

Los peligros del consumo de dióxido de cloro

"La inhalación puede generar edema pulmonar, broncoespasmos, neumonitis química y edema de glotis, entre otras complicaciones respiratorias como bronquitis crónica y erosiones dentales, así como complicaciones en otros órganos del cuerpo", refuerza la ANMAT.

Paralelamente, la Organización Panamericana de la Salud (OPS) recomendó no utilizarlo en ningún caso "porque no hay evidencia sobre su eficacia y la ingesta o inhalación de estos productos podría ocasionar graves efectos adversos". 

En Estados Unidos, mientras tanto, la Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA) advirtió que no existe ninguna investifación científica "que demuestre que estos productos sean seguros o eficaces para tratar enfermedad alguna" y que su uso puede hacer que se posterguen "otros tratamientos que sí han demostrado ser seguros y eficaces".

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!