Secciones
Actualidad

La fiscalía pidió tres años de prisión para el corredor de autos que dejó en estado vegetativo a Macarena

Por su parte, la familia de la joven solicitó el cambio de carátula y una pena de 10 años de cárcel. El próximo 5 de noviembre se conocerá el veredicto.

El juicio contra el corredor Santiago Silvoso, el joven acusado de haber dejado en estado vegetativo a Macarena Mendizabal luego de chocarla en el auto en que circulaba al salir de un boliche en Costanera en 2015, está próximo a llegar a su fin. Después de cuatro audiencias, este miércoles la fiscalía que investigó el hecho pidió que el imputado sea condenado a tres años de prisión, mientras que la querella que representa a la familia de la joven solicitó que Silvoso cumpla una pena de 10 años de cárcel. El próximo martes 5 de noviembre se conocerá el veredicto.

Macarena Mendizabal está en estado vegetativo desde 2015.

El proceso contra el conductor del auto comenzó el 23 de septiembre pasado, y durante el debate, declararon los padres de la víctima, los testigos presenciales del hecho, los profesionales que realizaron las pericias en los vehículos y los policías y médicos que acudieron al lugar tras el choque.

Según la familia de Mendizábal, casi todos los testigos confirmaron que al momento del accidente, el acusado manejaba en zig zag, circulaba a más velocidad de la permitida, que pasó el semáforo en rojo y que, una vez que impactó el auto de la víctima, en ningún momento se acercó a ver cómo estaba.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

Del mismo modo, el test del alcoholemia que le realizaron horas después arrojó como resultado que Silvoso estaba en estado de ebriedad, mientras que un amigo que estuvo con él esa madrugada admitió ante el Tribunal Oral en lo Criminal N°24 que el imputado había tomado un poco de alcohol durante la cena.

La fiscal pidió que Santiago Silvoso reciba una pena de 3 años de prisión.

El conductor, que antes del accidente corría en la Fórmula Renault Metropolitana, llegó al proceso en libertad y acusado de haber cometido el delito de "lesiones gravísimas culposas", aunque este martes la querella, a cargo del abogado Roberto Schlägel, pidió el cambio de carátula en busca de una condena por "lesiones dolosas".

En diálogo con BigBangAdriana Aruj, la mamá de Macarena, explicó que pidieron una pena de 10 años para Silvoso, "porque ese el número más alto que se puede pedir".

"La fiscal también considera que es culpable, pero dice que no se puede pedir el cambio de carátula porque el anterior fiscal no lo hizo y ahora es tarde. Ella considera que Silvoso es culpable porque fue infractor al pasar el semáforo en rojo, al ir alcoholizado y a más velocidad de la permitida", sostuvo y aclaró que por esto mismo la representante del Ministerio Público solicitó una condena de prisión efectiva de tres años y la inhabilitación para manejar por cuatro años.

Mendizabal fue chocada por Silvoso mientras circulaba en el auto de un amigo.

A pesar de que no estaba previsto que la defensa diera sus alegatos (tenían fecha para este jueves), después del mediodía los abogados indicaron que podían hacer su descargo, y entre los recursos que usaron para limpiar la imagen de su cliente, mencionaron la existencia de muchas contradicciones entre los testigos y que Silvoso nunca tuvo la intención de matar a Mendizabal porque en ese choque el también sufrió heridas.

Según declararon los médicos que llegaron en la ambulancia durante el momento del accidente, Silvoso fue trasladado a un hospital por precaución, aunque no debió quedar internado porque presentaba golpes menores.

"Los abogados de él desestimaron todas las testimoniales presenciales. Dijeron que había muchas contradicciones, pusieron en duda todo, si mi hija venía o no con cinturón de seguridad y hasta hicieron una comparación de los raspones de Silvoso con los daños de Macarena. En ese momento el papá de Maca se enojó mucho y se fue, se vivieron momentos muy tensos porque ya estamos a instancias de un veredicto y te da mucha impotencia escuchar que defienden algo que para nosotros es indefendible", aclaró Aruj.

El veredicto se conocerá el 5 de noviembre.

Además, la mamá de Mendizabal comentó que los abogados defensores aseguraron que Silvoso es inocente, por lo que consideraron que al final el juicio debe ser absuelto. "Le aclararon a la jueza que en el caso de que lo condenen, deberá recibir la pena mínima", agregó.

Sobre esto, la prima de la joven que ahora tiene 26 años, Solana Aruj dijo a este portal que debió retirarse de la sala al momento de los alegatos de los letrados  de Silvoso, porque se le "revolvió el estomago" de solo escucharlos.

El veredicto será dado a conocer el próximo martes 5 de noviembre por la jueza María Cecilia Maiza, quien este martes escuchó atentamente a los papás de Mendizabal cuando leyeron una carta muy emotiva y sentida. "Estamos en la instancia final, y el papá pudo leer una carta y yo hablarle a la jueza, que es algo que la Ley de Víctimas ampara, así que pudimos dar nuestro testimonio", cerró conmovida Adriana Aruj.

La familia de la joven pidió un cambio de carátula por una pena más importante.

El día del choque y el estado actual de salud de Macarena

El hecho ocurrió el 5 abril de 2015 en Costanera, mientras Macarena Mendizabal iba como acompañante en el auto de un amigo, con quien había salido a bailar esa madrugada. Lo que se cree que sucedió, es que mientras el vehículo en que iba la víctima frenaba porque había un semáforo en rojo, el acusado pasó a toda velocidad y los chocó, lo que provocó que la joven quedara atrapa y tuviera que ser auxiliada por la gente que pasaba por la zona.

Según su familia, durante los dos primeros años la causa estuvo parada, por lo que decidieron acudir a los medios para que no se olvidaran de la joven, y recién en ese entonces se le tomó declaración testimonial a Silvoso.

Tras meses de internación, y luego de haber pasado por el Hospital Fernández, el Hospital Italiano, el Fleni y una clínica privada, finalmente Macarena Mendizabal fue autorizada para estar internada en su domicilio, con una habitación acondicionada para ella y su bienestar.

Aunque los médicos aseguran que está en estado vegetativo y que su cuadro es irreversible, la víctima vive con sus padres en Moreno, donde a veces tiene momentos de conexión y puede responder con algún apretón de manos, o con algún gesto que le permita manifestar que algo le duele. Sin embargo, ya no puede hablar, ni caminar, ni tampoco hacer las cosas por sus propios medios. 

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!