Secciones
Actualidad

La historia clínica de Dios: de Cuba al hematoma subdural, los problemas de salud de Maradona

A lo largo de su vida el "Diez" debió ser sometido a diferentes operaciones.

Diego Armando Maradona debió ser intervenido este martes en la Clínica Olivos por un hematoma subdural que le detectaron esta semana, y según indicaron esta mañana desde el centro médico, el "Diez" se encuentra en buen estado de salud tras la operación. Sin embargo, a lo largo de sus 60 años, el astro del fútbol ha sufrido diferentes problemas de salud y y en más de una oportunidad debió ser internado. 

A lo largo de su vida Diego Maradona ha sido internado varias veces.

Más allá de aquel primer episodio en el año 1994 mientras se disputaba el Mundial en los Estados Unidos, cuando la FIFA lo expulsó del campeonato y lo sancionó con 15 meses fuera de los terrenos de juego ("me cortaron las piernas") lo cierto es que el ex DT de la Selección ha cursado distintas enfermedades a lo largo de su vida, y en oportunidades estuvo muy grave.

De hecho, en el 2000, dos años después de su retiro, se encontraba de vacaciones en Uruguay y sufrió una crisis cardíaca en enero, derivada de una sobredosis de cocaína. A raíz de eso, Maradona estuvo internado en una clínica de rehabilitación durante varios meses en Cuba, luego de que los médicos detectaran una cardiopatía severa.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

En 2004 el ex futbolista viajó a Cuba para iniciar su desintoxicación de las drogas.

Años más tarde, ya en el 2004, Diego recayó de su adicción y sufrió una severa crisis cardiorrespiratoria. En una primera instancia, estuvo poco menos de dos semanas internado en la Suizo Argentina con pronóstico reservado para después regresar Cuba para una nueva internación prolongada.

En 2005 se sometió a un "bypass" gástrico en Colombia, ya que llegó a pesar más de 120 kilos. El sobrepeso es otra de las cuestiones con las que debió luchar durante su vida, a pesar de tener un físico privilegiado que le permitió, entrenamientos mediante, bajar de peso rápidamente en menos de un año. 

El viernes pasado, el periodista deportivo Daniel Arcucci publicó un extenso hilo con fotos que mostraban cómo había pasado Maradona cada uno de sus cumpleaños. Un dato que no pasa desapercibido: en 2004 celebró sus 44 años en el CENSAM, un hospital de salud mental de La Habana. Ese mismo año estuvo en una clínica psiquiátrica. Las fotos de aquel entonces lo muestran con exceso de peso. Un año más tarde, en 2005, estaba delgado y desplegando su faceta de conductor televisivo en La Noche del 10. "Es mi primer cumpleaños lúcido en mucho tiempo", dijo ese día.

En marzo de 2007, el ex deportista fue internado en el Sanatorio Güemes​ debido a excesos con las bebidas alcohólicas, oportunidad en que se le diagnosticó una hepatitis química, aguda y tóxica,​ por lo que estuvo bajo atención médica hasta principios de abril.

Dos días después de recibir el alta tuvo una recaída y debió ser trasladado por una ambulancia al hospital Madre Teresa de Calcuta, para luego ser derivado al Sanatorio Los Arcos de Capital Federal.

Entre 2005 y 2012 debió ser internado varias veces por problemas de salud.

Años después, en 2010 tuvo que someterse a una recontrucción de su labio inferior después de que un perro lo mordiera, y en 2012 lo operaron de cálculos renales cuando era entrenador del Al Wasl, de Emiratos Árabes.

Otro momento de incertidumbre alrededor de Maradona se vivió durante el Mundial de Brasil 2014, cuando sufrió un bajón de presión después del partido en el que Argentina derrotó 2-1 a Nigeria. Aunque la situación generó preocupación, finalmente el "Diez" se recuperó sin tener que ser internado.

Del mismo modo, durante el 2019, se conoció que Maradona padecía de una severa artrosis en ambas rodillas, lo que le impedía caminar bien y le producía mucho dolor e inflamación. En julio de ese año fue intervenido quirúrgicamente de rodilla derecha, donde se le colocó una prótesis.

Más tarde ese año, en noviembre cuando ya era entrenador de Gimnasia, nuevamente entró al quirófano para operarse del hombro.

En el homenaje por su cumpleaños no se lo vio bien.

Durante este 2020, varios familiares del ex futbolista reconocieron públicamente que no lo veían bien de salud, y de hecho, en julio de este año uno de sus médicos, Leopoldo Luque, contó que Maradona sufría de insomnio y que a veces "pasa días sin dormir".

A pesar de que estaba medicado, Diego siguió mostrándose no muy bien, y el viernes de la pasado se lo vio muy débil cuando se presentó en el estadio de Gimnasia para ser homenajeado por su cumpleaños número 60.

Luego de eso, apenas unos días más tarde, Luque le sugirió a Maradona que lo mejor era internarlo para hacerle un chequeo general, y fue así como encontraron que tenía un hematoma subdural en el cerebro, por el que fue intervenido.

El parte médico

Según indicó esta mañana Luque, el médico cirujano que operó al astro de fútbol, la evolución de Diego avanza bien, sin complicaciones. "Se encuentra sin ningún tipo de déficit neurológico ni complicación asociada a la cirugía", aseguró.

Del mismo modo, el profesional agregó que Maradona “cursa un excelente postoperatorio" y destacó que una vez que le quitaron el drenaje que tenía en su cabeza “mejoraron los niveles de laboratorio y su anemia fue estabilizada”.

Temas

  • Diego Maradona
  • Salud
  • internación
  • cuba
  • Viaje
  • hematoma subdural

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!

Comentarios