Secciones
Actualidad

La historia de las zapatillas low-cost que son furor en Europa y se revenden a precios insólitos

Son fabricadas por la cadena de supermercados Lidl. 

La cadena de supermercados europea Lidl es la protagonista de un insólito boom en Europa de la mano de una línea de zapatillas deportivas económicas que desataron un verdadero furor.

El calzado forma parte de una línea de indumentaria que incluye también remeras, medias y pantalones, diseñados con los colores corporativos de la empresa (azul, amarillo y rojo), y con el logo visible.

Las zapatillas, en particular, se convirtieron en un éxito insólito de ventas. Y si bien la explosión sin duda tiene que ver con su bajo precio -van desde los 12,99 euros en las sucursales de Bélgica hasta los 19,48 en Alemania- es también en parte inexplicable como todo fenómeno de culto.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

Pero además, una muestra de cómo un producto elaborado por una marca de segunda línea se transforma en tendencia y un verdadero ícono en medio de la crisis económica desatada en todo el planeta por la pandemia de coronavirus.

Muestra también como segundas o terceras marcas ganan espacios en tiempos de crisis económica, como la que sacude a todo el mundo como consecuencia de la pandemia.

Algo de esas características ocurrió en la Argentina, cuando las segundas y terceras marcas ganaron un enorme terreno, por ejemplo durante la crisis de 2001.

Este fenómeno en particular tiene también que ver con una estrategia de marketing consciente en la que Lidl replica el estilo de marcas de lujo como Supreme pero haciéndolas accesibles. 

Produciendo las zapatillas en cantidades limitadas y vendiéndolas sólo en tiendas específicas, la cadena de supermercados también causa una sensación de urgencia y un efecto sorpresa. 

El boom, además, generó que algunas personas las compren para revenderlas a precios inflados: si bien el precio promedio de reventa es de 500 euros, en eBay Francia hay oportunistas que las venden a 1.255 euros y en Inglaterra, a 2.270 con un combo que incluye las medias de Lidl que los supermercados venden a sólo un euro. 

En Finlandia, los clientes hicieron cola en las sucursales de Lidl para conseguir las zapatillas y, en países donde se agotaron, los usuarios escriben en masa a las cuentas de redes sociales del supermercado pidiéndolas.

En Twitter, usuarios europeos compartieron imágenes de los supermercados con las estanterías de indumentaria totalmente vacías y clientes pugnando por llevarse el calzado.

Otros grandes éxitos

Esta no es la primera vez que Lidl es furor de la mano de un producto low-cost. Tiempo atrás, su electrodoméstico Monsieur Cuisine, que realiza una amplia serie de tareas como procesar, picar y hasta cocinar fue un éxito de ventas. 

Y ahora, volvió a tener otro hit con Bellarom, una cafetera de 50 euros similar a la Nespresso que incluye hasta una innovación que su competidora no posee: expulsa las cápsulas automáticamente al finalizar el café.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!