Secciones
Exclusivo

La Justicia le dio la espalda y la AFIP avanza contra Susana por "evasión": la causa que la podría llevar a la cárcel

La Justicia rechazó dos cautelares de la conductora que vive en Uruguay.


Punta del Este, Uruguay. Verano de 2020. Susana Giménez llega a un evento de un emprendimiento inmobiliario de lujo. Para estar ahí le pagaron 50 mil dólares. Sonríe a las cámaras. Está de buen humor. Habla de todo. Y lanza la primera barbaridad cuando le preguntan por la situación de Argentina: “Todos mis deseos son para la Argentina. Que se arregle todo de una vez. Que dejen de hablar de la pobreza, y si hay mucha pobreza que la gente vaya al campo. Nosotros fuimos siempre el granero del mundo y hay que enseñarle a la gente, por ejemplo, del norte a plantar, a tener gallinas en el gallinero. Qué sé yo, cosas”.

 

El segundo exabrupto lo tiene cuando le consultan sobre la medida que el presidente Alberto Fernández había lanzado hacía pocas horas: el impuesto a la moneda extranjera también llamado dólar solidario.  “Por ahora lo del 30% me parece una locura. Acá todo el mundo está pagando en ‘cash’, con pesos uruguayos”, responde la conductora. Y enseguida completa: “Lo del 30% me parece un espanto. ¿Qué voy a opinar? Encima, con lo caro que está todo me parece que es injusto, es una medida injusta. ¿Le pusieron dólar solidario? Que pongan la guita de ellos si es solidario”.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

 

El verano siguiente, la diva volvió a hablar de los impuestos en Argentina. La pandemia de coronavirus había arrasado la salud y la economía del mundo entero. Era octubre de 2021 y Susana fue invitada al América Business Forum en Uruguay. El sufrimiento de muchos no le importaba a la diva. Para entonces se había instalado en La Mary, su mansión en Rincón del Indio, en Punta del Este. 

 

En ese evento, entrevistada por Ismael Cala, Giménez dijo: "Tengo que tomar decisiones desde que me levanto, y sola. Algunas son pavadas de la casa, y otras son de trabajos o negocios, y eso a veces me pesa". Entonces el conductor dijo: "Ella es la mujer más acaudalada del mundo del entretenimiento de ambos lados del Río de la Plata". Rápida, Susana apuntó contra los impuestos en Argentina con una broma que no tenía nada de gracia: "Mirá si te escucha la AFIP... Por suerte ya me hice uruguaya". 

 

Para esa altura, Susana había tramitado la ciudadanía uruguaya y se la habían aceptado. Como tantos empresarios allegados al ex presidente Mauricio Macri, (como Marcos Galperin, el dueño de Mercado Libre, entre otros) la diva también había elegido Uruguay para transferir sus ingresos y así dejar de tributar en el país que la hizo multimillonaria. Su contador le había recomendado realizar esa medida para pagar menos impuestos.

 

En resumen, en Uruguay, la diva millonaria goza de una serie de medidas como “vacación fiscal” de cinco años (aunque esto varía según el patrimonio y en el caso de Giménez no está vigente); y  12% de impuesto a la renta reducido por ganancias generadas por activos en el exterior. ¿La grandes diferencias con los impuestos en Argentina? Susana no paga Impuesto al Patrimonio y el Impuesto a las Ganancias en Uruguay no tiene un mínimo no imponible tan alto. En resumen, Giménez paga mucho menos en Uruguay que en Buenos Aires. En contraprestación, la diva tiene que generar ingresos en tierras charrúas. Por ese motivo, decidió protagonizar la obra Piel de Judas en el hotel Enjoy, ubicado en la Mansa de Punta del Este. La realidad era que Su no quería actuar. Pero tenía que hacerlo para no tributar y no le quedó otro camino. 

 

Hasta ahí todo bien. Pero a Susana le apareció un grave problema. Más allá de ser ciudadana uruguaya, la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) inició un proceso administrativo de oficio. Luego de cruzar datos y documentos para constatar que la diva hubiera tributado correctamente su facturación, se llevaron una sorpresa. La Su había evadido impuestos. Tenía deudas por bienes en el exterior por los años 2019 y 2020. 

 

Así fue que la AFIP la notificó a Susana con un oficio que debía una millonada de pesos. Al enterarse, la diva se quejó con sus abogados y sus contadores y ejerció su derecho a defensa. El estudio jurídico que la representa presentó dos medidas cautelares ante la Justicia. Según el expediente, al que BigBang tuvo acceso, en la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Contencioso Administrativo Federal, la diva se niega a pagar la alícuota diferencial de la Ley de Bienes Personales. Esa fue su estrategia de defensa. Pero la Justicia se lo negó.

 

Por eso, la Su apeló y presentó todos los documentos que demuestran que tiene en el exterior, una gran parte en acciones societarias en Singapur. La respuesta de la Justicia fue nuevamente negativa. ¿Cuál es el problema que enfrenta Susana? La AFIP la acusa del delito de “evasión tributaria”. Giménez buscaba frenar el proceso administrativo de oficio y la ejecución de cobro de la deuda, es decir que le cobren la totalidad. No lo logró. Pero la cosa se pone aún peor. La diva de los teléfonos podría enfrentar una causa penal y hasta terminar en la cárcel. La razón es que si la evasión total alcanza el millón de dólares, Giménez podría enfrentar una pena de entre 6 a 9 años de prisión. Además, la multa llegaría al 60% de lo que no se haya declarado.

 

¿A cuánto llega la deuda de la diva? Según el expediente de la causa, firmado por el juez Walter Lara Correa, Giménez tiene una deuda deI impuesto sobre los Bienes Personales que llega a $50.337.401,90 por el período fiscal 2019 y se le suman $34.600.375,10 por los intereses resarcitorios. En total, $84.937.777. Si se tiene en cuenta que en promedio del dólar era de $79 en 2019, Giménez debe 1.000.075 dólares. Es decir, si las cosas no salen bien en la causa penal en su contra, podría ir a prisión. 

 

¿Qué pretendían Susana, sus contadores y sus abogados? Que al convertirse en ciudadana uruguaya, la diva no tuviera que tributar más en Argentina. Grave error. Es que para la AFIP, los argentinos y las argentinas radicadas fiscalmente tanto en Uruguay como en Paraguay, debe realizar las presentaciones tributarias correspondientes desde 2018 en adelante. En el caso de no hacerlo o de hacerlo incorrectamente, son considerados evasores.


A eso se le suman más problemas para Giménez. Es que ella tiene firmados contratos laborales en Argentina con Telefe. También tiene otros arreglos comerciales con diversas marcas por publicidad. Por último, se le suman todos los inmuebles que están bajo su nombre en el país. De esa manera, la AFIP tiene la potestad de confiscar todo el dinero que cobre o pueda cobrar. De no poder hacerlo, también podría ir sobre las propiedades de la diva. Ahora deberá enfrentar la demanda penal que le inició la AFIP. Una de las divas de Argentina podría terminar en la cárcel. Eso en Uruguay no se consigue. 


 

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!