Secciones
Actualidad

La Legislatura cambió el examen de manejo y endureció las penas para los conductores alcoholizados

La iniciativa fue aprobada para disminuir los accidentes de tránsito. 

En la tarde del jueves, la Legislatura Porteña aprobó modificaciones en el examen por el que se otorga la licencia de conducir y también endureció las penas para aquellas personas que conducen después de haber tomado alcohol. Con el Proyecto Integral de Convivencia Vial buscan bajar los accidentes de tránsito y las víctimas fatales. Fue aprobado por 52 votos afirmativos, 0 negativos y 4 abstenciones. 

En la previa, Felipe Miguel, el jefe de Gabinete de la Ciudad, había dicho sobre el proyecto: “Queremos bajar un 20 por ciento las muertes para 2023 y llegar al 50 por ciento para 2030. Y para eso vamos a tomar una serie de medidas como exámenes de licencias más estrictos y sanciones más rigurosas para los que toman alcohol cuando van a manejar. Apuntamos a formar conductores más responsables”.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental


¿De qué se tratan los cambios? A partir de ahora, aquellos casos que den positivo en los test de alcoholemia serán sancionados con la inhabilitación para manejar. Según cifras oficiales, el 21% de los siniestros viales con víctimas fatales están relacionados con el consumo de alcohol.

 


Por ese motivo, quienes den positivo en un control de alcoholemia serán inhabilitados para manejar. El límite máximo tolerado es de 0,5 gr/l en sangre para autos particulares, 0,2 para motos y 0 (cero) para principiantes y profesionales dentro del ámbito de la Ciudad de Buenos Aires. 


En la actualidad, si un conductor da positivo, le retienen la licencia, le labran un acta y el auto es trasladado a una playa de acarreo. Para volver a manejar, debe presentarse en un fiscalía y según el fiscal de turno, se prevé que multa le cabe. Si es una medida menor de alcohol, pueden realizar una probation, tareas comunitarias o donaciones. Eso cambió. 


Desde ahora, tras la aprobación en la Legislatura, todos los conductores que den positivo podrán ser inhabilitados. Según reza el nuevo cambio: “Todos los conductores que den positivo en un control de alcoholemia serán inhabilitados por un mínimo de dos meses” lo que cambia radicalmente las sanciones vigentes.


También se suman sanciones según el dosaje de los test de alcoholemia. Si registra valores entre 0,5 gr/l y 1 gr/l la multa será de 150 ($7.950) 1000 UF ($53.000) y la inhabilitación de la licencia de 2 a 4 meses. Si aprueba el curso de educación vial, el plazo se reduce a la mitad en la primera falta.

 

 

En tanto, si el conductor registra más 1 gr/l, la multa trepará a 300 ($15.900) a 2000 UF ($106.000), con 1 a 10 días de arresto. A eso se le suma la inhabilitación de la licencia de entre 4 meses a 2 años. Por otra parte, el caso no podrá ser dejado en suspenso. En la primera contravención, el plazo de inhabilitación se puede reducir a la mitad si se aprueba el curso.

 

En tanto, para el examen de manejo, el cambio está planteado en la nueva modalidad. A partir de ahora pasará a rendirse en la calle y con autos de doble comando. Sobre esa nueva medida, desde el Gobierno Porteño explicaron: “El examen en la calle pone a prueba al aspirante en un escenario muy similar al que va a enfrentarse cuando tenga su licencia, mejora y acerca su experiencia a lo cotidiano”.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!