Secciones
Actualidad

La mamá de Chano, sobre la Ley de Salud Mental: "Los chicos se mueren y la ley no los ayuda”

Habló tras la detención del Teto Medina. 

La detención de Marcelo "Teto" Medina y otras 16 personas desencadenó un verdadero escándalo. El conductor fue detenido en una causa por asociación Ilícita y reducción a la servidumbre con fines de explotación laboral bajo la fachada de una comunidad destinada a la rehabilitación de personas con adicciones que él promocionaba. La investigación se centra en una comunidad terapéutica orientada para personas con adicciones de la localidad de Berazategui, en la zona sur de la provincia de Buenos Aires, donde "se identificaron a unas 200 personas sometidas a trabajos y servicios de servidumbre con fines de explotación laboral, mayores y menores de edad".

En este contexto, Marina Charpentier, la mamá de Chano, estuvo convocado a una marcha -que bautizaron como Madre Marcha- al Congreso de la Nación para pedir por la modificación de la ley de Salud Mental y la creación de una ley aparte para tratar los temas de adicciones. En la Argentina existe la Ley Nacional de Salud Mental (26.657), la cual fue sancionada en noviembre de 2010 y permanece vigente en todo el país. Entre otras cosas, la norma indica que el paciente debe tener derecho a que en el caso de una internación involuntaria o voluntaria prolongada, las condiciones de la misma sean supervisadas periódicamente por el órgano de revisión.

Incluso, el artículo 14 de la norma explica que la internación "es considerada como un recurso terapéutico de carácter restrictivo, y sólo puede llevarse a cabo cuando aporte mayores beneficios terapéuticos que el resto de las intervenciones realizables en su entorno familiar, comunitario o social. Debe promoverse el mantenimiento de vínculos, contactos y comunicación de las personas internadas con sus familiares, allegados y con el entorno laboral y social, salvo en aquellas excepciones que por razones terapéuticas debidamente fundadas establezca el equipo de salud interviniente". 

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

 

Por su parte, el artículo 18 aclara que la persona internada bajo su consentimiento podrá en cualquier momento decidir por sí misma el abandono de la internación. "En todos los casos en que las internaciones voluntarias se prolonguen por más de 60 días corridos, el equipo de salud a cargo debe comunicarlo al órgano de revisión creado en el artículo 38 y al juez", dice. “Estoy acá porque Estela Mauri decidió hacer la Madre Marcha para representar a las madres que enfrentamos la enfermedad de la adicción. Hay muchas madres desesperadas, como están las madres de esa comunidad (el centro allanado esta mañana) y los chicos se mueren y la Ley de Salud mental no las ayuda”, sostuvo la mamá de Chano.

Marina dialogó con TN  y contó que Lala Mauri, su compañera, perdió a su hijo a causa de las adicciones. “El artículo 27 dice que está prohibido hacer neurosiquiátricos nuevos, manicomios y lugares de internación monovalentes públicos y/o privados. Si están prohibidos y hay y la cantidad de chicos, las madres desesperadas, ¿a dónde llevan a sus hijos?”, dijo.

Y sumó: "Está lleno de comunidades terapéuticas, desconozco la causa, no se qué pasó, no conozco la comunidad ni Teto, pero se trabaja bien, en las comunidades los chicos trabajan, cocinan, consiguen sustento, ayudan a la familia y tratan de compensar el desastre que hicieron con su vida y no se habilitan estos lugares porque la ley no lo permite”. Recordemos que a la marcha también había sido convocado el “Teto” Medina, quien esta mañana fue detenido.

Se trata de la segunda marcha al Congreso que busca la modificación de la Ley, “No está en agenda. No se tratan los proyectos y no se aplica si quiera lo que está, la agende de los políticos es inconexa con lo que pasa. ¿Cómo van a ayudar a las madres y a los pibes? Y se necesita prevención parta que no haya mas pibes que caigan”, advirtió la mamá de Chano.

A su turno, Lala contó el duro momento que tuvo que vivir con su hijo: “A él no lo pude internar porque pedían voluntad de internación y no la tenía, se quitó la vida en el 2019, dije ‘si me quedo en mi casa, ¿cómo ayudo a otra mamá? La ley que hay es una mentira a la hora de aplicar los artículos en una internación, es imposible. Antes había un recurso que era protección de persona y podíamos salvarle la vida a un hijo, ahora no se puede”.

El 25 de noviembre de 2010, el Senado y Cámara de Diputados de la Nación Argentina sancionó la Ley de Salud Mental (26657), la cual fue promulgada el posterior 2 de diciembre de dicho año. La misma tiene por objeto asegurar "el derecho a la protección de la salud mental de todas las personas, y el pleno goce de los derechos humanos" de todos aquellos que padezcan alguna patología mental.

Para cumplir dicho objetivo, la ley disponía el cierre de los llamados monovalentes, clínicas y hospitales psiquiátricos para un plazo de 10 años, es decir, para el pasado 2020. Por tal motivo, el ex ministro de Salud bonaerense, Daniel Gollán, prohibió en diciembre de 2020, a través de una resolución, las internaciones en neuropsiquiátricos dejando a los pacientes sin lugares apropiados para su atención.

 

De hecho, muchos de ellos fueron a parar a las casas de sus familiares más cercanos, sin contar con el cuidado profesional -valga la redundancia- que necesitan ciertas patologías de salud mental. Para ser claros, la Ley de Salud Mental prohíbe la creación de nuevos manicomios, neuropsiquiátricos o instituciones de internación monovalentes, públicos o privados y contemplaba el cierre de todos estos establecimientos para el 2020, sin ningún tipo de contención para los pacientes.

En junio de 2021, Axel Kicillof, gobernador de la provincia de Buenos Aires, se convirtió en tendencia y fue víctima de las crueles burlas de los internautas al no poder pronunciar la palabra "desmanicomializar" durante un acto que compartió con Cristina Fernández de Kirchner para inaugurar obras de ampliación del Hospital pediátrico de La Plata, Sor María Ludovica. Allí, el funcionario se mostró conforme con la implementación de la Ley de Salud Mental.

El objetivo de la desmanicomialización es transformar los dispositivos institucionales, considerando el sistema custodial y el cuerpo de ideas que lo constituyen una negación de los principios y derechos elementales de la condición humana. La palabra se emplea para dignificar la atención de la salud mental; implementar internaciones cortas en hospitales generales o centros de salud mental; procurar la atención ambulatoria, domiciliaria;  recuperar los lazos familiares y sociales de los internados; convertir el “manicomio” en un hospital general con un área de salud mental; es buscar nuevas alternativas de tratamiento y ejercer el derecho a consensuar un tratamiento adecuado.

En palabras del gobernador bonaerense, es “dejar de estigmatizar, perseguir y marcar a aquellos que tienen estas dificultades”. Lo cierto es que la Ley implicaba también el aumento presupuestario, readecuación y creación de nuevos dispositivos para la atención de los pacientes. Algo que no ocurrió, a pesar de que Gollán ya prohibió las internaciones en neuropsiquiátricos.

La Ley de Salud Mental condena a los hospitales neuropsiquiátricos y a los monovalentes, sin entender el complejo cuadro de algunos de los pacientes. El artículo 27 de la Ley dispone que “las internaciones de salud mental” deberían “realizarse en hospitales generales”. Lo que al parecer ignora la ley, es que al prohibirse los monovalentes, las personas con patologías vinculadas a la salud pasan a vivir en geriátricos, generando una convivencia incómoda con personas sin patologías. Sin mencionar que en dichos lugares, tal y como puede llegar a ocurrir en un domicilio familiar, los pacientes no tienen atención especializada.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!