Secciones
Actualidad

La patóloga argentina distinguida por la Reina Isabel II: "No hay que poner toda la expectativa en la vacuna"

Marta Cohen conversó con BigBang sobre la estrategia sanitaria que adoptó la Argentina, el futuro de las medidas de aislamiento, los protocolos que se deberán implementar y la llegada de la vacuna. 

Varios meses atrás, cuando comenzaban los primeros ensayos clínicos de diversas vacunas contra el coronavirus, la patóloga pediátrica argentina Marta Cohen, que vive desde hace décadas en el Reino Unido y trabaja en el Hospital de Sheffield, siguió el consejo de una hermana periodista y grabó un video para bajar a Tierra los avances científicos que, para buena parte de los mortales, eran un enigma difícil de descifrar.

Reconocida por su trabajo como investigadora, la semana pasada Cohen fue distinguida por la Reina Isabel II con el título oficial de la Orden del Imperio Británico, la misma que recibieron Paul McCartney, John Lennon y Elton John, tres músicos que comparten con la patóloga la pasión por el piano, que Cohen practicó mucho de chica hasta se decidió por la carrera de medicina que estudió en la Universidad Nacional de La Plata. Meses atrás, durante una entrevista con el diario Clarín contó que aquel piano alemán de 1940 con el que estudiaba de niña la acompañó el resto de su vida y aún hoy lo conserva en su casa de Sheffield, una ciudad de poco más de 500 mil habitantes ubicada a tres horas de Londres. 

Este martes, en su último día de vacaciones y antes de reincorporarse al hospital donde la esperan largas jornadas de 12 horas al frente del laboratorio y atendiendo pacientes, Cohen conversa con BigBang y aporta su mirada sobre el manejo de la pandemia en la Argentina: afirma que se debieran realizar 500 mil testeos por día y plantea que una vez que comience la vacunación se deberán sostener los protocolos para evitar contagios y las medidas de higiene y distancia social. “No hay que poner toda la expectativa en la vacuna, primero debe aprobarse, fabricarse y administrarse. Con suerte, la vacunación masiva será dentro de un año”, dice.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

- Hoy es mi último día de vacaciones – dice Cohen ni bien atiende a BigBang.

- ¿Cómo son las vacaciones allá en tiempos de coronavirus?

- Tuvimos que cancelar todas las vacaciones de verano, no había vuelos. Nos fuimos a Edimburgo con muchísimas precauciones con la familia, alquilamos una casa, hicimos visitas planeadas, mucho al aire libre, no fuimos a restaurantes y compramos comida con take away.

¿Qué venís viendo y qué errores que se cometen ahora en Europa podrían cometerse o evitarse en la Argentina en unos meses?

- Durante el verano hubo gente que se pudo ir afuera de vacaciones, porque había zonas que permanecían abiertas. En Turquía, como había un gran número de casos, al regresar había que hacer dos semanas de cuarentena, entonces mucha gente optaba por irse a Grecia, que está al lado y no tenía ese inconveniente. Las zonas se monitorearon para ver a qué lugar se podía ir para evitar la cuarentena al regreso. Es muy importante continuar con las medidas de distanciamiento social e higiene de manos, es fundamental. Sé que en la Argentina se comenzaron a diseñar los protocolos para el verano, se va a poder ir de vacaciones pero probablemente no a otros países, Uruguay está contemplando la posibilidad de no admitir argentinos por el alto número de casos.

La gente deberá planear las vacaciones en Argentina, con turismo interno, que va a ser mucho menor, porque la gente va a optar por quedarse o alquilar quintas de fines de semana, que vi que tienen precios exorbitantes. Es importante que se diseñen protocolos de ingreso y egreso, siempre con una sola línea de circulación, que no se mezcle la gente.

-Da la impresión de que estaremos en una vida protocolizada al menos hasta que llegue la vacuna. ¿Deberán continuar los protocolos una vez que comience la vacunación en forma masiva?

La vacuna primero debe ser aprobada, hoy no hay ninguna científicamente aprobada, más allá de la china y la rusa que se empezaron a aplicar sin haber sido estudiadas lo suficiente. Respecto de la vacuna de Estados Unidos y Europa, ojalá alguna esté aprobada hacia fin de año, pero no va a comenzar a fabricarse masivamente hasta el año que viene, si se necesitan 6.000 millones de dosis se va a tardar mucho tiempo en que la vacunación sea masiva. Es probable además que la vacuna dé una inmunidad de corto plazo, lo que significa que si no es muy prolongada es una buena opción pero no debe ser la única, debemos cuidarnos con barbijo, distancia e higiene de manos, eso tiene que seguir.

Además, hay que hacer muchos test masivos para detectar casos de asintomáticos, un estudio en Londres demostró que el 77 por ciento de los casos positivos eran asintomáticos, por lo tanto eso es clave para cortar la transmisión.

-¿Qué quiere decir que la vacuna “dé inmunidad de corto plazo”?

Que las defensas duren pocos meses, seis o siete meses, además se van a necesitar dos dosis. Por lo tanto, la vacuna es importante, sería fantástico identificar una vacuna eficaz, segura y que tenga seis meses de inmunidad. Pero no es lo único que tenemos. La vacuna es importante, si llega, fantástico, y si no tenemos que pensar en enfrentar la pandemia de otro modo.

-O sea que para vos es una posibilidad que la vacuna llegue y no sea tan efectiva como plantea cierta mirada entusiasta…

Exactamente. No hay que poner toda la expectativa en la vacuna, no hay que bajar los brazos. Primero debe aprobarse, luego fabricarse y luego administrarse. Con suerte, si hay una vacuna, dentro de un año habrá vacunación masiva: primero serán los vulnerables y la gente mayor pero no será masivo en los próximos meses.

-De hecho, hiciste una crítica a Ginés por esto…

No lo critiqué mucho, me sacaron de contexto, yo dije que no hay que poner falsas expectativas, los medios para vender pusieron eso de titular. Mi comentario fue que no hay que generar falsas expectativas, porque es muy probable que si la vacuna es aprobada para fin de año, en el Reino Unido, donde se está produciendo la vacuna de Oxford, donde hay 100 millones de dosis listas para ser administradas, el gobierno ya dijo que la vacunación masiva tardará un año. Es un poco apresurado decir que en marzo estará, eso genera falsas expectativas de que en tres meses se soluciona todo, no es así y tenemos que cuidarnos.

-¿Cómo pensás que debe ser la salida de las cuarentenas y aislamientos?

Los gobiernos deben hacer mucha comunicación transparente, debe haber protocolos para la escuela y para volver a trabajar. Esta situación lamentablemente no es normal, el mundo tiene pandemias cada 100 años y esta nos tocó a nosotros. La humanidad va a sobrevivir pero vendrán otras. La responsabilidad individual es muy importante, cuidarnos para cuidar al otro. Usar barbijo, la higiene de manos y la distancia social, no ir a fiestas prohibidas, no juntarte con otras familias, mantener el grupo cercano de uno y no mezclarse con otros. Pero también es importante la comunicación con los jóvenes, que son la mayoría de los infectados (18 a 32 años), eso hace que la epidemia transcurra y se transmita muy rápidamente, para llegar a ellos hay que usar a otros jóvenes, no son los gobiernos ni los más grandes, deben escuchar el mensaje desde sus pares, como los influencers.

Desde la ciencia se debe trabajar en la vacuna, ojalá llegue pronto y sea eficaz, segura y duradera. Tenemos que trabajar en diseñar test, hay que hacer testeos masivos, la tecnología ya existe, en la Argentina hay un millón de casos confirmados, pero en verdad hay muchos más asintomáticos.

-La tasa de positividad además es alta, teniendo en cuenta que se hacen en promedio 25 mil test diarios y hay entre 12 y 17 mil contagios confirmados cada 24 horas.

Pero ojo, porque se hacen 26 mil test y deberían hacerse medio millón. Acá en el Reino Unido se hacen 350 mil test diarios y para diciembre se llegará a un millón. Hay que hacer muchos para abarcar a los asintomáticos.

-¿Pensás que en los casos donde están dadas las condiciones, aun a pesar de ser incómodo, debería seguir el home office o la educación a distancia?

Sí, con respecto a trabajar desde la casa, aquellos que lo puedan hacer, fantástico. Lo mismo con no utilizar el transporte público. Pero los chicos deben volver a la escuela, porque la salud mental se va a ver afectada, además hay un 40 por ciento de pobreza, un 60 por ciento de niños bajo la pobreza, los nenes deben ver a sus pares, los niños son los que menos se enferman. En el Reino Unido hubo muy pocas muertes de niños por coronavirus, generalmente son asintomáticos y tienen poca carga viral, que desaparece a los siete días, porque se enferman menos que los adultos. La ansiedad y el estrés que se le genera a esos niños derivará en problemas para más adelante. Lo mismo con los trabajadores que puedan volver, con protocolos y cuidado, debemos vivir el mundo de la manera más normal posible, porque esto puede durar tres años y el mundo no puede paralizarse tres años no sólo por la economía, sino por la salud mental.

-¿Qué aciertos ves que tuvo el gobierno argentino en el manejo de la pandemia?

Tuvo y tiene muy buena intención. La cuarentena es, tal vez, un método más fácil de implementar y no necesariamente a la larga resulta eficaz: esto puede durar tres años y no va a haber tres años de cuarentena. Veo que se trata de comunicar e involucrarse, como desarrollar un acuerdo para fabricar la vacuna en la Argentina, la creación de test de diagnósticos. Hubo errores y aciertos, lo importante son las políticas.

-Recibiste la distinción de la Orden del Imperio Británico, un reconocimiento que recibieron grandes músicos como Elton John, Paul McCartney, gente que, como vos, también toca el piano.

(Risas) Es una gran distinción para mí, como médica, como argentina egresada de la educación pública, de la Universidad Nacional de La Plata. Estoy feliz por este reconocimiento de parte de la reina.

-Te reincorporás mañana a trabajar. ¿Cómo es el día a día de un hospital en el Reino Unido para una patóloga en medio de una pandemia?

Es una vorágine, porque además yo soy directora de los laboratorios, se implementan muchas cosas vinculadas a test, diagnósticos, y ahora que estamos ante un nuevo pico tenemos muchas reuniones, y además está el trabajo cotidiano de los pacientes. Yo trabajo doce horas diarias, de lunes a viernes, también voy algún día los fines de semana. Necesitaría clonarme y tener varios cuerpos, pero es lo que nos toca y hay que mirar para adelante, ser optimistas y no bajar los brazos.

Temas

  • Coronavirus
  • COVID-19
  • Pandemia
  • Reino Unido
  • Reina Isabel II
  • Paul McCartney
  • John Lennon
  • Cuarentena
  • Aislamiento
  • Vacuna

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!

Comentarios