Secciones
Actualidad

¡La plata no alcanza! La contundente variación de la Canasta Básica Alimentaria entre 2012 y 2022

En septiembre, una familia de cuatro miembros necesitó $70.233,95 para no ser indigente.

Las diversas crisis económicas que afectaron a Argentina a lo largo de su historia siempre tuvieron una sola víctima: los trabajadores. Ya sean registrados o no, sean empleados o autónomos, o del sector privado o que dependan del Estado, aquellos que viven el día a día, siempre fueron los que se llevaron la peor parte frente a la inflación o las variaciones del dólar que manejan los grandes grupos económicos privados.

 

Hace pocas horas se dio a conocer la Canasta Básica Alimentaria (CBA), difundida por la Dirección General de Estadísticas y Censos de la ciudad de Buenos Aires. ¿Cuáles fueron los resultados? Según el nuevo informe, una familia de cuatro miembros que viven en la Ciudad necesitó obtener ingresos de al menos $70.233,95, durante el mes de septiembre para no estar en situación de indigencia.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

En tanto, para que el mismo grupo familiar no sea considerado en situación de pobreza, debió mantener ingresos de, al menos, $128.837,51. En tanto, para que una familia de cuatro miembros sea considerada de clase media, tuvo que contar con $198.120,91. Con esas cifras, y en comparación con el mes pasado, hubo una suba del 6,84%, que llegó al 90,38% en el acumulado de los últimos 12 meses. La cifra de septiembre estuvo por debajo de la marca de julio que fue de 7,44%.

 

 

Las diferencias una década después

 

Entre 2012 y 2022 hubo tres gobiernos de diferentes colores políticos. Hasta diciembre de 2015, gobernó Cristina Fernández de Kirchner; desde el 10 de diciembre de 2015 a diciembre de 2019, fue el turno de Mauricio Macri; y de diciembre de 2019 hasta la actualidad, el Ejecutivo quedó a cargo de Alberto Fernández.

 

Con ese contexto, y en sólo 10 años, la Canasta Básica Alimentaria tuvo una suba de más del 10.000%. Un golpe total al bolsillo de los trabajadores y un dato que deja en evidencia que ningún argentino y ninguna argentina tuvieron esas mejores en sus salarios.

 

A finales de 2012, el Instituto de Estadísticas y Censos (INDEC) informó que la Canasta Básica Alimentaria, la cantidad de alimentos mínimos e imprescindibles que requiere una persona para subsistir, mostró un alza del 13,3%. Es decir, una familia de cuatro integrantes necesitó de $719,07 pesos para no caer por debajo de la línea de indigencia. En tanto, el mismo grupo familiar debió contar $1.613,42 para no ser considerado bajo la línea de la pobreza.

 

Los datos por gestión

 

A finales de 2015, cuando Fernández de Kirchner finalizó su segundo mandato, la CBA fue de $3.582,17. En los primeros dos años de gobierno de Macri, tras levantar el cepo al dólar, se dispararon los precios y se devaluaron los salarios. En 2016, la variación fue de 44%, con una Canasta de $5.154,51. En tanto, en 2017, la variación total fue de 19,21% con una cifra de $6.184,98, para no caer en la indigencia.

 

Faltaba lo peor. En 2018, el gobierno de Macri tuvo la devaluación más dura del peso ante la suba del dólar. Durante ese lapso, la Canasta aumentó un 53,5% por lo que una pareja con dos hijos requirió de $10.197,53 para no ser indigente y de $25.493,80 para no ser pobre. En tanto, en 2019, para no ser pobre se necesitaron $15.584,14.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!