Secciones
Actualidad

La polémica detrás de la "otra" vacuna China: su eficacia y la diferencia con la que se aplica en Argentina

Sigue la guerra de laboratorios en el marco de la pandemia mundial de Covid-19.

Luego del cimbronazo que generaron las declaraciones del Director para el Control de Enfermedades de China, Gao Fu, sobre la eficacia de las vacunas que se producen en dicho país, hoy aclaró que se trató de una malinterpretación.

En un mensaje a The Associated Press, Gao dijo el domingo que estaba hablando sobre las tasas de efectividad de “las vacunas en el mundo, no particularmente en China”. No dio más detalles y dirigió a la AP a una entrevista que hizo con Global Times, de propiedad estatal, que ha publicado varios artículos que plantean dudas sobre la seguridad de la vacuna de Pfizer. Gao fue citado por el medio el domingo diciendo que fue malinterpretado y simplemente habló en términos generales sobre mejorar la eficacia de la vacuna.

También elogió los beneficios de las vacunas con tecnología ARN mensajero detrás de las dos inyecciones consideradas como las más efectivas, la de Pfizer-BioNTech y la de Moderna, meses después de cuestionar si el método no probado en ese momento era inocuo.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental


El sábado Gao dijo en una conferencia que era necesario mejorar las tasas de eficacia. “Resolveremos el problema de que las vacunas actuales no tienen tasas de protección muy altas”, dijo Gao en una presentación sobre las vacunas chinas para el COVID-19 y las estrategias de inmunización en una conferencia en la ciudad suroccidental de Chengdu. 

“Ahora se está considerando si debemos utilizar diferentes vacunas de diferentes líneas técnicas para el proceso de inmunización”, agregó. Entre las opciones en estudio están la de ajustar el intervalo entre la aplicación de las dosis, aumentar el número de dosis e incluso mezclar el uso de vacunas que utilizan diferentes tecnologías, dijo en la conferencia en la ciudad de Chengdu.

"Está bajo consideración formal si deberíamos usar diferentes vacunas de diferentes tecnologías para el proceso de inmunización", dijo Gao, según el diario hongkonés South China Morning Post.

Expertos de varios países han dicho que aplicar dos vacunas distintas contra el coronavirus, como se hace con otros microorganismos patógenos en un proceso llamado inmunización secuencial, puede incrementar la eficacia de las vacunas.

En el Reino Unido, investigadores están estudiando una posible aplicación combinada de las vacunas contra el coronavirus de los laboratorios estadounidense y alemán Pfizer-BioNTech con la de la farmacéutica anglosueca AstraZeneca. China ha exportado a 22 países, entre ellos Argentina, millones de dosis de vacunas elaboradas por dos laboratorios estatales, Sinovac y Sinopharm.

La vacuna de Sinopharm, que se aplica en Argentina, tiene una efectividad alta, de casi el 79%, y previene en un 100% los casos moderados y graves de la enfermedad. La vacuna de Sinovac, que se aplica en Chile y Brasil -en esté último país también se produce- tiene una efectividad baja, del 50,4%, según los estudios hechos en San Pablo.

Un vocero de Sinovac, Liu Peicheng, admitió que la vacuna de la firma mostró diversos niveles de efectividad, pero dijo que esto puede deberse a la edad de la persona voluntaria del ensayo, a la cepa viral o a otros factores. Gao dijo que, hasta el 2 de abril, unos 34 millones de personas recibieron las dos dosis requeridas de vacunas contra el coronavirus en China y unos 65 millones recibieron la primera.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!