Secciones
Pandemia

La Provincia advirtió sobre un posible cierre si suben los casos: "Si hay que hacerlo, hay que hacerlo"

El viceministro de Salud bonaerense Nicolás Kreplak admitió que la situación epidemiológica es compleja.

La segunda ola de Covid-19, que para muchos ya comenzó en la Argentina, derivó en que este martes los funcionarios de la Provincia de Buenos Aires tomaran la decisión de sumar dos nuevas medidas: el cierre de actividades no esenciales de 2 a 6 de la mañana y que las reuniones sociales sean solo en grupos de hasta 10 personas.

Aún así, en las últimas horas el viceministro de Salud bonaerense Nicolás Kreplak, advirtió que si los casos continúan en alza, no descarta que más adelante se vuelva a un aislamiento más estricto. “Si hay que hacerlo, hay que hacerlo”, sostuvo.

Podría haber un nuevo cierre en la Provincia.

El funcionario provincial explicó que esta segunda ola de contagios “podría ser peor” que la primera, al mismo tiempo que aclaró que “la cantidad de casos” que hay y que podría llegar a haber “puede ser como en el 2020, con la diferencia de que por ahí lo que el año pasado se fue estableciendo en tres o cuatro meses acá se puede establecer en tres o cuatro semanas”. 

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

Además, comentó que ya es muy preocupante la situación que actualmente se vive en el país, ya que hay muchos nuevos casos diarios y eso estresa rápidamente el sistema de salud.

Kreplak afirmó también que sabe que “hay una enorme vocación de cuidarse” por parte de los ciudadanos y que aunque “nadie quiere llegar a la situación de aislamiento total” entiende que “si hay que hacerlo, hay que hacerlo”.

De hecho, indicó que hoy en día la salud es la prioridad, y que eso ya está bastante instalado en la gente. 

Si aumentan los casos, podría haber más restricciones.

Por otro lado, el viceministro consideró que la situación actual de la pandemia vuelve a ser como la que se veía cuando estaban subiendo los casos en junio o julio del año pasado, y que por eso es importante cuidarse. "Las salidas tienen que ser las esenciales. Las que no son indispensables, no hay que hacerlas”, explicó en declaraciones a Radio 10 y FM Futurorock.

En este sentido, contó que los casos aumentan a gran velocidad, y que eso estresa el sistema de respuesta y que “puede verse un impacto” en la ocupación de camas.

Incluso, remarcó que en la provincia de Buenos Aires actualmente hay una ocupación superior al 60% en el conurbano y por encima del 40% en el interior, aunque aclaró que todavía “hay margen”.

Sobre esto, sostuvo que “hay un problema de dinámica” y que se generó un cuello de botella en el servicio de salud, ya que dijo se registraron muchos casos de la enfermedad en pocos días, mientras que además hubo “dificultades para hacer derivaciones” y que en las guardias hay “mucha exigencia”.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!