Secciones
Justicia

Emiliano Sala: por qué condenaron al hombre que organizó el vuelo en el que murió

La pena se conocerá el próximo 12 de noviembre. Sala falleció el 21 de enero de 2019.

David Henderson, el empresario británico que organizó el vuelo en el que falleció el futbolista argentino Emiliano Sala, fue declarado culpable este jueves en el tribunal de Cardiff, en Gales, acusado de haber puesto en peligro la seguridad del avión y de sus tripulantes.

La avioneta en la que viajaba el futbolista de 28 años, que era piloteada por el británico David Ibbotson, se dirigía de la ciudad francesa de Nantes a la capital galesa cuando se estrelló en el Canal de la Mancha el 21 de enero de 2019. Ambos ocupantes fallecieron por el impacto.

El accidente ocurrió cuando el futbolista argentino viajaba de Nantes a Cardiff tras completar su fichaje por el club galés por unos 20 millones de euros, y su cadáver fue hallado en los restos del aparato más de dos semanas después del accidente, a 67 metros de profundidad. El cuerpo del piloto de 59 años nunca fue apareció.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

Henderson, de 67 años, fue acusado de no seguir las normas de seguridad elementales para diagramar el traslado en el avión monomotor Piper Malibu con matrícula N264DB. De todos modos, la pena a pena se conocerá el próximo 12 de noviembre. Aún así, el diario francés Le Parisien informó que Henderson podría enfrentar una pena de cinco años de prisión.

La decisión del jurado popular que lo declaró culpable se conoció luego de más de siete horas de debate. Durante el proceso se conocieron varios mensajes que el acusado envió a personas de su circulo íntimo, entre los cuales hablaba de lo que había pasado.

"Ibbo se estrelló contra el Malibu. Murió y mató al pasajero. Es un maldito desastre. Habrá una investigación”, le envió a un amigo según reveló meses atrás el diario The Guardian. “Abre una lata entera de gusanos. Quédate muy callado”, fue otro de los contactos que mantuvo Henderson con personas de su círculo íntimo, y de hecho, también le envió una nota al ingeniero del avión: “No le digas una palabra a nadie”.

En marzo de 2020, la oficina británica de investigaciones de accidentes aéreos (AAIB) publicó su informe final sobre la precipitación del aparato, un Piper PA-46 Malibu, y determinó que el piloto perdió el control de la aeronave durante una maniobra efectuada a una velocidad muy elevada, “probablemente” para evitar el mal tiempo.

Según los investigadores, el avión se habría averiado en esa maniobra y, debido a esa razón, creen que el piloto “probablemente” se intoxicó con monóxido de carbono del sistema de escape del motor.

Tras la tragedia, se conoció un audio que el futbolista envió durante el vuelo, en el cual admitió que las cosas estaban rara. “Estoy aquí arriba del avión que parece que se está por caer a pedazos. Me estoy yendo para Cardiff. Pero ya saben, papá, que tengo miedo”, le dijo a un amigo.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!