Secciones
Milagro en medio de la tragedia

La trágica historia de la mujer que murió tras ser atropellada pero igual dio a luz a una beba

Una joven de 28 años que estaba embarazada de una nena de 7 meses fue atropellada por un camión de carga el viernes de la semana pasada, y perdió la vida en el lugar del hecho, que ocurrió en San Miguel.


En medio de la terrible situación, dos policías pasaron por el lugar y se acercaron a la mujer para ver qué le había ocurrido. Aunque vieron que la joven parecía estar sin vida, en seguida la oficial notó que la fallecida había dado a luz tras el impacto, por lo que rescató a la beba recién nacida y la trasladado hacia un hospital, donde ahora se encuentra muy bien de salud.

 Emilce Iramain y Gonzalo González son los policías que rescataron a la beba.
¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

Según contaron los policías de la bonaerense, el accidente se produjo el viernes, a las 23, en el cruce de ruta 8 y la Avenida Ricardo Balbín, donde un camión semiremolque Fiat Cargo chocó a una mujer que limpiaba vidrios en la zona.

Aunque el vehículo arrancó cuando el semáforo se puso en verde, el camión chocó a la mujer mientras doblaba, y luego la pasó por encima. La víctima fue identificada como Yamila Sasha Escudero, pero hasta el momento ningún familiar reclamó su cuerpo.

 

Quienes vieron toda la trágica situación fueron Emilce Iramain y Gonzalo González, dos oficiales de la policía que circulaban en el patrullero y pasaron por el lugar de casualidad, cuando iban a otro llamado.

"Lo primero que hicimos fue pedir apoyo, así que pedimos la ambulancia y después cuando ella certifica que había un bebé, reiteramos el pedido a los gritos", contó González, y agregó que su compañera fue la que descubrió que la mujer accidentada había dado a luz.

La beba fue trasladada al hospital Larcade y se encuentra en muy buen estado.

Iramain dijo que se acercó para asistir a la mujer de 28 años, aunque apenas la vio se dio cuenta que ya había fallecido. Sin embargo, la alertó el llanto de un bebé, hasta que se comprendió que la víctima estaba embarazada y que había tenido a su bebe tras el choque.

"Acudí a pedirle un cuchillo a mi compañero y cortamos el pantalón de la mujer y trasladaron a la beba porque rápidamente llegó el SAME", aseguró la oficial, quien además destacó que se asustó mucho porque la beba se quedó dura y dejó de llorar cuando ella la rescató.

 

"Nosotros vemos muchísimos accidentes por día, pero nunca imaginé vivir una situación así. Yo sabía lo que tenía que hacer pero me bloqueé y mis compañeros me empujaron a hacer lo que sabía. Tuve miedo, pero lo que quería era salvar a esa beba porque ella quería vivir, por eso lloraba", dijo por último.

Afortunadamente, la niña recién nacida se encuentra internada en el Hospital Lacarde, y aunque ningún familiar aún la reclamó, lo cierto es que se encuentra en muy buen estado de salud.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!