Secciones
Actualidad

La víctima del escribano era su jardinero y lo habría sorprendido mientras le robaba

El hombre fue detenido mientras intentaba deshacerse del cuerpo descuartizado. 

Luego de la detención del escribano Ricardo Baladía mientras intentada deshacerse de un cuerpo descuartizado en el Río Luján, se determinó que la víctima era Miguel Pereyra, un hombre que trabajaba para él realizando tareas de jardinería. 

En el BMW en el cual se desplazaba el homicida, estacionado a pocos metros del lugar en el que quiso descartar el cadáver, hallaron el DNI de la víctima, además de 20.700 dólares, un cuchillo y un hacha. 

¿Justicia por mano propia?

De acuerdo a los investigadores, luego de un allanamiento se determinó que el crimen tuvo lugar en la oficina de Baladía, ubicada en Almirante Brown 1085 en Morón, entre las 18 y las 21 del miércoles

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

El escribano habría confesado el crimen, señalando que sorprendió a Pereyra robándole y lo ultimó de varios disparos antes de desmembrar el cuerpo con una sierra, un cuchillo y un hacha. La salida de Baladía de Morón por la autopista hacia Luján en su BMW fue registrada por cámaras de seguridad. 

La víctima, oriunda de Castelar, tiene varios antecedentes penales: en el 2001 estuvo involucrado en una causa por homicidio, cuatro años después fue investigado por hurto y el año pasado, por violación de domicilio con fines de robo. 

Paralelamente, trascendió que hace dos años Baladía estuvo internado en el Hogar San Juan de Dios de Luján, una residencia transitoria para pacientes con trastornos psiquiátricos. 

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!