Secciones
Covid-19

Las 7 razones para tomar con cautela el optimismo por la vacuna del coronavirus

Hay diferentes puntos que hay que tener en cuenta sobre los desarrollos de las vacunas.

La impaciencia por la vacuna contra el coronavirus (Covid-19) se replica en los diferentes países. La esperanza de que con una inyección se le ponga fin a la pandemia es bastante grande; pero eso no quiere decir que por más que se desee la solución va a llegar rápido y simple.

Es que el proceso de fabricación de una vacuna no sólo que suele ser largo por múltiples motivos sino que también no puede llegar a un buen puerto por más que se inviertan millones de dólares. Es por eso que en BigBang te vamos a contar los 7 motivos por los cuales hay que ser cautelosos en la espera de la vacuna

1
El tiempo que lleva elaborar una vacuna

En condiciones normales, una vacuna tarda entre 10 a 15 años en desarrollarse. La del coronavirus, se estima, estaría lista para el año que viene. Hay que tener en cuenta que además de la fase de desarrollo hay diferentes tipos de pruebas que se tienen que cumplir. 

Por ejemplo, el acortamiento de la fase de investigación pre clínica en la que se estudia la vacuna en cultivos celulares y en animales es algo inusual y un reflejo de la urgencia por dar con la vacuna.

Vacuna
Coronavirus
COVID-19
2
El nivel de protección

Para que una vacuna sea efectiva, tiene que lograr proteger el sistema inmunológico ante el virus.  En el caso de Covid-19 una de las cuestiones que preocupa a los investigadores, y que contó BigBang, es que la inmunidad en pacientes que tuvieron el virus no se da de forma total y en muchos casos queda abierta la puerta para que vuelvan a contagiarse. 

El principal problema de las reinfecciones es que, a pesar de que las vacunas suelen desarrollar una respuesta inmune más fuerte que la infección natural, los resultados esperables no serían los mejores si ya se sabe de antemano que la inmunidad natural es poco duradera.
Aunque aún falta por ver el papel que juega la respuesta celular en las vacunaciones y su relevancia en la protección frente a infecciones, todo parece indicar que muy probablemente habría que volver a vacunarse cada cierto tiempo.

Vacuna
Coronavirus
COVID-19
3
Puede no haber vacuna

Existen casos en los que la ciencia no pudo, y todavía no puede, desarrollar una cura o una vacuna para una enfermedad. En el caso de los virus, un ejemplo es el Virus de la Inmunodeficiencia Humana (HIV en sus siglas en inglés). Los primeros casos se identificaron en 1984 y desde entonces ningún desarrollo de vacuna llegó a buen puerto.

Si bien se desarrollaron diferentes tratamientos que permiten que una persona que es portadora de HIV puede tener una vida normal -el descubrimiento que cambió el paradigma es el famoso cocktail de principios de la década de 1990- no existe una cura o vacuna contra esta enfermedad. 

De hecho, aunque hay buenos candidatos a vacuna con resultados prometedores en modelos animales y en los primeros ensayos clínicos con seres humanos, hasta el momento no hay ninguna vacuna disponible. Todavía falta mucho.
 

Vacunas
Coronavirus
COVID-19
4
Los efectos secundarios

Las vacunas suelen tener efectos secundarios, sobre todo en su etapa de prueba.  Uno de los principales problemas a los que se enfrentan los investigadores es la potenciación de la Infección Dependiente de Anticuerpos, más conocida como ADE.

Se trata de una reacción no deseada en la que la generación de anticuerpos frente a un agente infeccioso -por ejemplo usando una vacuna- da lugar a síntomas mucho peores. Esto se traduce en que la enfermedad se vea potenciada en caso de infección por el virus.

Desde la aparición de las primera cepas del SARS a principios de 2000 en algunas ocasiones en las investigaciones previas para desarrollo de vacunas aparecieron casos de ADE.

Por lo tanto, la posibilidad de que se produzca ADE es una preocupación real y se está evaluando activamente en las distintas fases de desarrollo. Sobre todo en la fase 3, donde participa un número considerable de voluntarios.
 

Vacunas
Coronavirus
COVID-19
5
La logística

Supongamos por un momento que se consigue desarrollar una vacuna efectiva contra el coronavirus. Luego se tendría que comenzar a planificar su producción en masa y su posterior distribución para miles de millones de personas en todo el mundo. 

Por lo general, la mayoría de vacunas deben mantenerse refrigeradas a una temperatura de entre 2 °C y 8 °C. Por esta razón, uno de los principales retos a superar consistiría en no romper la cadena de frío. Este problema podría agravarse, porque hay candidatos a vacuna que requieren una cadena de ultrafrío con temperaturas cercanas a -70 °C.

Vacuna
Coronavirus
COVID-19
6
Las nuevas "vacunas genéticas"

La mayoría de las vacunas que utilizamos suponen la inyección de un virus debilitado, inactivado o simplemente componentes del virus que se producen y purifican en el laboratorio.

Sin embargo, muchos de los candidatos a vacuna que se están probando ahora en humanos están basados en tecnologías genéticas relativamente recientes. Son las conocidas como "vacunas genéticas", las cuales pueden ser de ADN o ARN.

En este caso, en lugar de inocular virus completos o subunidades del virus para inducir una respuesta inmunitaria como hacen las vacunas tradicionales, la idea es hacer que nuestro propio cuerpo produzca la proteína del virus.

Para ello, nos inyectarían directamente la parte del código genético viral que contiene las instrucciones para elaborar la proteína de interés. Finalmente, nuestras células producirían esta proteína alertando al sistema inmunológico.

Las vacunas genéticas tienen muchas ventajas. Por ejemplo, un menor coste y la necesidad de una infraestructura de producción mucho más reducida.
El principal problema es que hasta el momento no se ha comercializado ninguna para humanos, por lo que su eficacia está aún por comprobarse.

Vacuna
Coronavirus
COVID-19
7
El corto efecto

Todo parece indicar que las primeras vacunas protegerían parcialmente frente a la infección, la inmunidad sería de corta duración y no funcionarían para todo el mundo. Tal y como sucede con la vacuna contra la gripe no es ilógico pensar, según explican algunos especialistas en biología molecular, que la vacuna será administrada para principalmente personas de riesgo,como sucede con la de la gripe. 

Vacuna
Coronavirus
COVID-19

Temas

  • Coronavirus
  • COVID-19
  • Vacunas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!

Comentarios