Secciones
En el día de la marcha

Las causas por espionaje fueron enviadas a Comodoro Py: por qué beneficia a Macri

El juez Martín Bava se las mandó a su par Julián Ercolini.


A poco de la marcha 1F, en la que autoconvocados y organizaciones sociales exigirán “el fin del lawfare” y  “Democratizar la Justicia”, las causas por el espionaje ilegales a los familiares de los tripulantes del Submarino ARA San Juan y la del Proyecto AMBA, en la que estaba Mauricio Macri se encuentra procesado, fueron enviadas a los tribunales de Comodoro Py. 

 

Esto sucedió luego del traslado de ambas causas por parte del juez de Dolores, Martín Bava, después de que la Cámara de Casación le quitara la causa contra Marcelo D´Alessio que destapó la presunta persecución y extorsión en la que está involucrado el fiscal Carlos Stornelli

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

 

En su resolución, el juez Bava explicó: "Considerando el fallo de Casación del 22 de diciembre del 2021, lo solicitado por el representante el Ministerio Público Fiscal, y la necesidad de que todos estos procesos tramiten en forma conjunta, lo cual lo sostuve en diferentes oportunidades, y habiendo sido definido el Juzgado que deberá intervenir en las actuaciones conexas a la presente, entiendo que corresponde REMITIR las presentes actuaciones (en formato digital) a aquél Juzgado para que continúe entendiendo en la presente investigación".

 

El magistrado hace mención al fallo de la Cámara Federal de Casación Penal que dispuso que la causa por espionaje y extorsión que tiene como principal acusado al falso abogado D'Alessio pase a Comodoro Py. Esa decisión había sido tomada por la sala segunda del máximo tribunal de apelaciones, integrada por los jueces Javier Carbajo, Guillermo Yacobucci y Eduardo Riggi, ante un planteo del fiscal procesado Stornelli y del fiscal que interviene en la causa, Juan Pablo Curi.

 

Desde hace tiempo, tanto el ex presidente como el fiscal de Dolores Juan Pablo Curi le reclamaban a Bava que enviara todas las causas a Comodoro Py. Ahora, Bava explicó la necesidad de que las tres causas se investiguen en conjunto. Pero Macri festeja ya que en los tribunales de federales se siente más cómodo y espera un fallo a su favor en muy poco tiempo. 

 

En diciembre del año pasado, la Cámara Federal porteña desechó la hipótesis de que en la gestión de Cambiemos funcionó una asociación ilícita dedicada al espionaje (en el marco de un expediente que se inició en Lomas de Zamora) mientras que Casación dispuso el pase a Comodoro Py del "caso D'Alessio, que se había iniciado en Dolores.

 

Desde el 27 de diciembre, la causa de D’Alessio pasó por las manos de cuatro jueces de Comodoro Py. Ninguno quería hacerse cargo.  María Eugenia Capuchetti; Ariel Lijo;  Marcelo Martínez de Giorgi y Ercolini, que se negó a aceptarla. El camarista Pablo Bertuzzi dejó la investigación en manos de Ercolini.

 


Por entonces, la Cámara Federal que revocó los procesamientos a los ex directores de la AFI, Gustavo Arribas y Silvia Majdalani, por supuesta asociación ilícita y espionaje ilegal, desde el entorno de Macri señalaron que se trató de un fallo “muy positivo". A partir de ahí, Macri y su abogado Pablo Lanusse sabían que su estrategia judicial había funcionado y que era cuestión de tiempo que la causa por la que está procesado el ex presidente pase a Comodoro Py, el territorio donde pretendían que sea investigado.

 

Desde el 1° de diciembre, Macri estaba procesado por el espionaje ilegal a los familiares de las víctimas del hundimiento del ARA San Juan. En la causa se leía que era procesado por considerarlo  "penalmente responsable del delito de realización de acciones de inteligencia prohibidas en carácter de autor". 

 

Además se leía que: “En el gobierno de Macri se había montado un aparato de inteligencia permitió conocer información de la vida privada de los familiares de las víctimas que iba a ser usada para influir en el reclamo de los familiares”. Ese fallo fue apelado por el abogado de Macri. 

 

Mientras ambas causas van a parar a Comodoro Py, se realizará la marcha de organizaciones sociales, políticas, gremiales, de derechos humanos y autoconvacodsfrente al Palacio de Tribunales, en Palaza Lavalle, para exigir “democratizar la Justicia” y “el fin del Lawfare”. En el acto se leerá un documento y luegó dará un discurso el juez Juan Ramos Padilla.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!