Secciones
¡paciencia perruna!

Los días de Coco en cuarentena: aislado, con poncho para el frío y esperando ver a su dueño

El pequeño can esta bajo el cuidado de una ONG a favor de los derechos de los animales. 

La campaña #LiberenACoco fue trending topic en Twitter por varios días, ya que un perro que llegó desde Hungría fue demorado por tener una de sus vacunas vencidas y querían deportarlo. Sin embargo, el hecho tomó estado público y gracias a eso, Coco espera saltando y jugando sus 21 días de aislamiento para volver a nuestro país. El perrito se encuentra bajo el ala protectora de una ONG a favor de los derechos de animales. 

A través de su cuenta de Instagram, Franco Gavidia, el dueño de Coco, publicó videos donde se puede ver a la pequeña mascota disfrutando de un gran parque jugando y saltando con un ponchito de color celeste.  El hombre, nacido en Córdoba, tuvo que regresar a su provincia por razones familiares y fue demorado días atrás en el Aeropuerto Internacional de Ezeiza ya que su perro tenía por ocho días vencida una vacuna y no poseía un certificado de un veterinario de Hungría, país de donde llegaban, que reafirmara que estaba sano.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

Tras 36 horas de angustia en el aeropuerto y una situación desesperante, desde el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) le comunicaron a Gavidia que el animal tendría que ser deportado al país de origen del vuelo, donde ya no había ningún familiar suyo para esperar y hospedar al perrito.

Después del sufrimiento extremo, de no saber si su mascota debía volver a Hungría, finalmente le comunicaron que el animal no iba a ser expulsado de nuestro país y que tenía que comenzar una cuarentena, por 21 días, en la zona Primaria de Aduana, donde brindaron el lugar para que lo vacunen y luego quedarse allí. 

Este domingo el dueño del can habló sobre la situación legal de Coco: “Durante los días que Coco esté en observaciones en Ezeiza, designé como única representante legal a la Dra. Lorena Bilicic, quien fue la única abogada que nos asistió y gestionó el caso desde un comienzo. Asimismo, por decisión conjunta, las únicas personas autorizadas a ver y asistir a Coco son la médica veterinaria Tessie Bisbal y la Sra. Nora Portela, presidenta de la ONG Aliento de Vida, a quienes agradecemos haberse ofrecido y asumido el compromiso con un único interés: el bienestar de Coco en todo sentido”. 

Asimismo, Gavidia afirmó que estas personas podrán contar con ayuda del Observatorio de Derecho Animal Argentina, precisamente con Mariana Trebisacce, y realizó un llamado de atención a todos aquellos que están “intentando sacar provecho económico de esta situación”.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!