Secciones
Los cuidados a tener

Los peligros a la hora de calefaccionarse, el uso de los caloventores y lo que no hay que hacer

Muchas veces en las viviendas se está expuesto a ciertos riesgos. Qué es lo que hay que evitar.

El incendio que se desató esta madrugada en un edificio de Recoleta y provocó la muerte de cinco personas, abrió el debate sobre los peligros que existen en el hogar durante los meses de frío, donde se utilizan estufas eléctricas y a gas para calefaccionar los ambientes.

Sucede que muchas veces estamos expuestos a peligros dentro del hogar y por desconocimiento o por falta de recursos nos ponemos en riesgo sin saber hasta donde puede llegar esa situación. En diálogo con BigBangNicolás Acciardi, licenciado en Higiene y Seguridad en el trabajo, explicó que hay ciertas conductas que hay que evitar dentro de la vivienda para mantenerse seguros.

Lo que no hay que hacer 

  • No usar la cocina/ horno para calefaccionar
¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

"No hay que usarla porque esa combustión genera monóxido de carbono y en ambientes mal ventilados resulta peligroso porque puede provocar la muerte. Hay que recordar que ese equipo no está diseñado para calefaccionar, sino para cocinar", explicó el licenciado.

  • Tener en cuenta cómo fue diseñada la instalación eléctrica de la casa y en qué estado se encuentra

Respecto a este punto, Acciardi mencionó que hay que prestarle especial atención a la forma en que fueron diseñadas las instalaciones eléctricas de las viviendas, para qué consumo se pensó y en qué estado se encuentra. "Muchas veces la instalación fue creada para cierto consumo, pero la gente en la casa consume más y la termomagnética salta. En cuanto el cable calienta hasta un cierto rango, la termomagnética se activa para que no deje pasar la corriente y no producir un sobrecalentamiento en la instalación que puede llegar a derretirlo y provocar un incendio. Después la térmica puede saltar también por un cortocircuito, por ejemplo si dos cables sin protección se tocan, se produce un cortocircuito y se activa la protección de la térmica saltando automáticamente", agregó.

  • No sobrecargar adaptadores múltiples de energía ( zapatilla)

"Otra cosa que la gente utiliza mucho en sus casas es la mal llamada zapatilla, que en realidad son adaptadores múltiples de energía, que primero muchos de estos aparatos no están bajo ninguna norma. Aún así, con los que están regulados, igual hay que tener cuidado porque se conectan muchos aparatos a la vez, y de esa forma se está sacando energía de un solo punto a un adaptador de hasta 6 o 7 bocas, entonces se pone mayor consumo en esa zapatilla y el cable que viene de la instalación eléctrica sigue siendo el mismo, así se puede producir un derretimiento de la zapatilla y eso puede provocar cortocircuitos", advirtió.

  • Apagar los calefactores a gas antes de dormir

Para estos aparatos uno de los tips que hay que tener en cuenta es que hay que corroborar su buen funcionamiento. De hecho, a veces con solo ver el color de la llama alcanza. "Si se ve azul es que está funcionando bien y si se vuelve de color amarillento esa llama puede dar un indicio de que está quemando mal", aclaró.

Sin embargo, la realidad es que muchas veces la gente se va a dormir y deja prendidos los calefactores a gas, lo cual está pésimo, porque producen monóxido de carbono. "Para su uso hay dos opciones: apagarlos antes de irse a dormir o tener el ambiente ventilado y hacer cada tanto una renovación del ambiente. Siempre que estén prendidos estos artefactos hay que tener una ventana o puerta abierta para que entre aire limpio", mencionó el licenciado.

El polémico uso de los caloventores

Los caloventores y las estufas eléctricas consumen mucha energía y sobre esto, Acciardi dijo que hay que saber que "esto en ocasiones produce que la instalación eléctrica no sea suficiente y a veces se comete el error de cambiar la termomagnética para que no salte, pero ya estás descubriendo la instalación eléctrica, lo que va a provocar que en 1, 2 o 3 horas, dependiendo el consumo que tengas, el cable se derrita, la termomagnética no se active y se provoque un incendio en el peor de los casos".

Por otro lado, cuestionó un mal uso que se hace de las estufas y que puede resultar muy peligroso: "Hay gente que cuando se les rompe la ficha macho de las estufas o caloventores, lo conecta al toma corriente directamente con los cables pelados, lo que puede provocar cortocircutios, que generen pequeñas chispas por el roce entre los contactos y eso puede generar un principio de incendio".

Por eso mismo, con los caloventores y estufas eléctricas hay que tener especial cuidado, y lo ideal es usarlo siempre cuando hay una persona cerca para evitar accidentes. "Algunos se van de la casa y por ejemplo los dejan prendidos secando ropa o se van a dormir, y por ejemplo pueden producir un principio de incendio, y si hay una persona atenta lo puede extinguir. Por eso hay que evitar dejar la ropa muy cerca de estas estufas, ni tampoco dejar elementos combustibles próximos a los artefactos", aclaró.

Por otro lado, a estos artefactos siempre hay que dejarlos descansar porque a pesar de que algunos los dejan prendidos durante 12 horas seguidas, lo cierto es que no están diseñados para eso, y en verdad se pueden empezar a derretir y provocar algún accidente.

Como evacuar en un edificio ante un incendio

Según el higienista, para evacuar en un edificio hay que usar los medios destinados para eso, que generalmente son las cajas de escaleras. "Mucha gente usa los ascensores para escapar, y eso es un grave error, porque la mayoría de los ascensores no están diseñados para medio de escape y puede provocar un accidente o la muerte de la persona que se suba. Se puede evacuar tanto para arriba como para abajo, pero lo ideal es para abajo, porque los humos tienden a ir hacia arriba", cerró.

En el caso de que no pueda tomarse la salida por las escaleras, entonces se puede optar por subir a la terraza o salir hacia el balcón del departamento.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!