Secciones
Edenor

Los ricos no piden permiso: en dos años, "los colgados de la luz" vip se robaron más de $35 millones

Desde 2018 hasta ahora, Edenor registró 207 casos de inmuebles colgados a la energía.

Countries, departamentos, hoteles y hasta fábricas conforman el listado de casos de robo de energía que tiene la distribuidora Edenor. En los últimos dos años desde la compañía distribuidora de electricidad se cursaron sanciones para usuarios por más de $35 millones por estar “colgado” a la luz.

A partir de 2016, cuando comenzó la serie de tarifazos y fuertes aumentos en el precio de la tarifa, desde la empresa redoblaron la intensidad de los controles para detectar casos de robo de luz. En total, en los últimos dos años la empresa denunció 207 unidades por el delito de robo de energía por un total de $35.025.000.

De acuerdo con los registros de la empresa, esas 209 unidades robaron un total de 3.700.000 kWh. ¿Cuánto representa esto? Uno de los clientes más grandes en materia de consumo que tiene Edenor es la planta de la automotriz Ford ubicada en Benavídez. En diciembre pasado necesito alrededor de 2.5 millones de kWh para poder operar. Es decir que podría funcionar durante un mes y medio si tuviera a su disposición la cantidad de energía robada.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

Otra planta automotriz, pero de Toyota, en el mismo mes tuvo un consumo de 23.204 kWh, por lo que con los 3.7 millones que Edenor detectó que se robaron en diferentes casos durante los últimos dos años podría funcionar de forma ininterrumpida durante 160 meses, es decir más de trece años.

¿LADRONES VIP?

Más de la mitad de esa energía robada pertenece a dos edificios de una exclusiva y conocida cadena de hoteles Casasur. Allí los inspectores de la empresa encontraron un cable subterráneo que alimentaba el lujoso complejo ubicado sobre la calle Costa Rica al 6028, en la Ciudad de Buenos Aires. Lo que asombró a los empleados de Edenor es que para lograr ese tipo de conexión la cadena tuvo que llevar adelante todo un proceso para romper la calle, encontrar los cables subterráneos de la empresa y conectarse de forma clandestina.

Pero no se trató de un caso aislado. A unos pocos kilómetros de distancia, en Cabello al 3756, sucedió lo mismo. No sólo para alimentar al edificio, sino también para el estacionamiento que estaba ubicado justo enfrente. Entre la energía robada, la multa y los intereses, la cuenta que tuvo que pagar Casasur trepó a los $20.000.000.

LOS RICOS NO PIDEN PERMISO

Los countries también estuvieron a la orden del día. Uno de los más recientes casos sucedió en Nordelta, en la localidad bonaerense de Tigre. Allí se detectaron 31 unidades “colgadas a la luz” que a lo largo de cinco meses robaron 436.000 kWh (Kilowhatt), lo que representa $4.000.000 en concepto de facturas de electricidad.

Días después se conoció que otro exclusivo barrio cerrado, pero del oeste de la provincia, Boca Ratón, tenía 44 propiedades que también estaban colgadas. En total se robaron $2.450.000 en luz, lo que equivale a 270.000 kWh. Uno de los últimos casos conocidos de robo de luz fue el de una de las fábricas del diseñador de zapatos Ricky Sarkany. En mayo de 2019, BigBang publicó que la irregularidad fue detectada un depósito de textil y calzado de la marca “Ricky Sarkany”, ubicado en la calle Deheza 4752, con una conexión clandestina. "El robo de energía es equivalente a 123.000 kWh o la suma de $1.200.000", remarcaron desde Edenor.

Pero en los dos últimos años también aparecieron casos, incluso con reincidencia, de pequeños comercios. Algo así sucedió con tres carnicerías en pleno Almagro; dos de ellas ya habían sido multadas un año y medio atrás por la misma práctica. En total tuvieron que pagar entre las tres $325.000.

Algo similar sucedió con el restaurant  Taco Box, ubicado en Soler 5581, que tenía una conexión clandestina que reducía el consumo. El robo ese calculó en 20.470 kWh o $200.369

"Las conexiones clandestinas representan un serio peligro de electrocución para las personas que la manipulan y aumentan la posibilidad de que se generen cortocircuitos y focos de incendio. Los enganches que son utilizados en estos casos para registrar menor consumo que el real, al no contar con las medidas de seguridad requeridas, causan picos de tensión y afectan la calidad del servicio que reciben los vecinos”, explicaron desde la empresa ante la consulta de BigBang.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!