Secciones
Actualidad

Los secretos de la tormenta de Santa Rosa: cómo se produce y por qué siempre ocurre a fines de agosto

El SMN tiene registros históricos que confirman el fenómeno. 

Desde esta madrugada, un alerta meteorológico que anticipa tormentas fuertes durante todo el martes alcanza a gran parte del centro-este del país.

Así, el 2020 es escenario de la única tormenta que tiene nombre propio: Santa Rosa, que fue bautizada así porque suele tener lugar dentro de los cinco días previos o posteriores al 30 de agosto, día de la celebración religiosa de Santa Rosa de Lima. 

Para esta "edición" de la tormenta, se esperan precipitaciones en el orden de los 40 milímetros de manera puntual, que servirán como alivio a algunos territorios nacionales afectados por la sequía y los incendios.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

Y si bien a primera vista parece extraño que una tormenta se repita todos los años alrededor de la misma fecha, según el Servicio Meteorológico Nacional hay incidencia de varios factores que "construyen" el fenómeno. 

Para empezar, a fines de agosto comienza a dar sus primeros indicios la primavera. "Es completamente esperable que las primeras irrupciones de aire cálido se topen con el invierno que aún está en escena, y como resultado se produzcan tormentas", afirma el SMN en un comunicado oficial.

"El aire cálido y húmedo -que es más propio de la primavera y el verano- es un ingrediente fundamental para la generación de sistemas convectivos, y es por eso que hay muchas más tormentas en épocas estivales que en invierno", agrega el texto. 

Vale remarcar también que, como advierte el SMN, una lluvia, por más intensa que sea, no puede arrogarse el título de tormenta. "A esta categoría se llega, sí y sólo sí, la observación meteorológica registra actividad eléctrica. Sean truenos o relámpagos", subraya la entidad.

"Dicho de otro modo, para que se compute un día 'con tormenta', no es requisito que llueva. En cambio, sí es indispensable que se registre actividad eléctrica en alguna de sus manifestaciones: rayos, relámpagos, truenos", agrega. Por lo cual, la definición del fenómeno debe ser específica. 

Registros históricos

En los 113 años de registro del Observatorio Central Buenos Aires, en la Ciudad de Buenos Aires se produjeron 63 tormentas en los días próximos al de Santa Rosa de Lima, aunque no siempre con precipitaciones intensas. Es decir, que alcanzó al 56 por ciento del período analizado. 

A partir de la década del '90 se observa un incremento en las tormentas: ocurrió todos los años excepto en 1995, 2005, 2006, 2007 y 2013. Además de la década del '90, con 9 episodios, la de mayor ocurrencia del fenómeno fue la del '50, con 8. 

Previo a esos registros, documentos históricos mencionan eventos similares a la tormenta de Santa Rosa desde décadas previas. Benjamin Gould, el primer director del Servicio Meteorológico (por entonces llamado Oficina Meteorológica Argentina) desde su fundación en 1872, cita el fenómeno en un texto. 

"Entre los habitantes de Buenos Aires es muy general la creencia que el día 30 de agosto, que está dedicado a su santa especial, se distingue por huracanes o tormentas fuertes, a los cuales dan el nombre de 'pamperos de Santa Rosa'", escribió el científico. 

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!