Secciones
Actualidad

Manos a la obra: el proyecto que busca la equidad de las mujeres en el rubro de la construcción

Lo realiza el programa Grandes Zoomadoras, que capacita a mujeres en todo el país.

Los números son avasallantes. En el rubro de la construcción, el 94,5% de los trabajadores son hombres y solo el 4,5% son mujeres, según datos de la encuesta de hogares del Indec de 2019. La inserción del género femenino parece estar vedada desde hace años. Pero eso va a cambiar.


El programa Grandes Zoomadoras – Mujeres que construyen busca visibilizar y potenciar a quiénes ya están trabajando sobre la problemática. Ya lo hicieron con la Asociación Civil Mujeres a la Obra, de Santa Fe, y junto a la Fundación Mas Voces y dicha organización del Litoral implementaron proyectos en Chaco y Corrientes. 

 

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

Los 3 pilares del programa son: capacitaciones, para poner en valor su cadena de valor; campañas de concientización, en convenios con la organización Grow -Género y Trabajo- y con Privilegiados; y, por supuesto, el trabajo en red a través de una plataforma web que se encuentran desarrollando.

En una charla con BigBang, Maia Ganon cuenta: “El proyecto nació a través de Vamos a Zoomar, que está inmerso en el ecosistema y en el mundo de la construcción. Ahí es donde, a través del ejercicio de tener liderazgos más inclusivos o mirar el sector empresarial del rubro de la construcción y contribuir a a la reducción de esta brecha existente”.

Y agrega: “Entonces, con una mirada de inversión social, pensamos cómo podemos contribuir a generar transformaciones, a alimentar el ecosistema y en ese contexto, nació el proyecto para colaborar a que las mujeres puedan formarse en oficios y así poder también ayudar en visibilizar y potenciar a quienes están trabajando en esa problemática dentro de esa industria”. 

-¿Cómo es su trabajo para la inserción laboral de las mujeres en el rubro de la construcción?

-En principio trabajamos con socios y hacemos alianzas con otras organizaciones. En este caso, el programa cuenta con la alianza Mujeres a la Obra, que está en Santa Fe. Ellos ya venían trabajando esta temática desde 2019 y tienen formado un grupo de mujeres con quienes ellas ya hacen y llevan adelante algunas capacitaciones. Y junto a la Fundación Más Voces, en Corrientes, llegamos al NEA. Trabajamos con socios que se encuentren en determinados territorios y son socios técnicos.

 


-¿Cuántas mujeres pudieron formarse hasta ahora?

-Ahora estamos trabajando en territorio y con programas de capacitación en el Litoral, en Paraná y Santa Fe, y ya hicimos tres capacitaciones en las que ya pasaron más de 60 mujeres. En Corrientes también se hizo lo mismo.

-¿Y en qué se capacitan?

-Empezamos con pintura de obra. Y ya se hizo en esas tres ciudades. LA semana pasada hicimos una capacitación, hecha con articulación con Barbieri, una empresa constructora, y aprendieron todo sobre construcción en seco, un tema muy interesante y muy potenciador. Es decir dos organizaciones y el sector privado pudieron llevar adelante esta capacitación y eso es muy interesante. Para poder contar con más información, pueden ingresar a https://www.vamosazoomar.org/ o https://www.instagram.com/VAMOSAZOOMAR/.

 

-¿Tras las capacitaciones pueden sumarse a alguna empresa?

-Muchas de las mujeres que llegan a nuestro espacio ya trabajan en el rubro de la construcción y quieren capacitarse. Otras, en cambio, buscan ingresar a esa industria. Y otras están arreglando sus casas y quieren ser ellas las que lleven la obra adelante. Otras son del mundo de la arquitectura o del diseño y quieren conocer las capacitaciones. Ahora estamos elaborando un puente que sirva para estas chicas y el mundo empresarial. Esa es la plataforma que estamos desarrollando con una bolsa de trabajo donde las mujeres puedan cargar sus perfiles y las empresas puedan buscarlas u ofrecer oportunidades. 

-¿Y qué sucede en la práctica? ¿Cómo es la inserción de las mujeres en un rubro con mayoría de hombres?

-Ahora estamos haciendo un experimento cuyos resultados se verán más adelante. Estamos haciendo un barrio en uno de los asentamientos de TECHO, una organización social, donde armamos campañas de comunicación cortitas que puedan ir entrando y puedan visibilizar el tema. Para mostrarle a los distintos sectores que se cuestiones algunas cosas. De esa forma, buscamos que el camino de las mujeres sea más fácil para ingresar a ese lugar. Esa es la manera de concientizar a los varones en nuevas masculinidades y perspectiva de género. 

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!