Secciones
Covid-19

Más contagiosa y "silenciosa": por qué preocupa la aparición de la subvariante de ómicron BA.2

Hace unos días se detectó el primer caso en nuestro país. Qué dicen los expertos. 

El miércoles pasado tuvimos la buena noticia de que se aprobó el refuerzo de dosis para los jóvenes de entre 12 y 17 años, un rango etario que recibirá Pfizer y Moderna. Ahora bien cómo llegan las buenas novedades también siguen apareciendo las malas noticias.

Es que la nueva subvariante BA.2 de Ómicron ya provocó su primer caso en nuestro país el 18 de enero pasado de acuerdo con la base de datos de las secuencias genómicas del coronavirus GISAID. Se trató de un hombre de 62 años con COVID-19 que reside en la ciudad de Buenos Aires. La muestra de ese paciente fue analizada por el Instituto ANLIS/Malbrán, que lo reportó en la base GISAID, una iniciativa de ciencia global que proporciona acceso abiertos a datos genómico del virus como la influenza y el coronavirus. En esta base hay reportadas 380 secuencias de pacientes de Argentina.

Según informó el Ministerio de Salud de la Nación, el hombre de 62 años había vuelto el 12 de enero desde Uruguay y dos días después comenzó a presentar síntomas compatibles con la enfermedad. El día 19 de enero se le realizó un test que arrojó un resultado positivo para COVID-19. “En todo momento, el paciente cursó la enfermedad de manera leve y fue seguido de manera ambulatoria. Entre sus contactos estrechos se encuentra su esposa, que también presenta síntomas compatibles con COVID-19″, aclaró la cartera de Salud en un comunicado.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

El infectólogo Ricardo Teijeiro, integrante de la Sociedad Argentina de Infectología, confirmó en diálogo con BigBang que esta subvariante es mucho más contagiosa que la Omicrón original y la BA.1. "Puede suceder que en 3 o 4 semanas aparezca un nuevo malestar, fiebre por ejemplo, pero que en 4 o 5 días desaparezcan" y señaló: "Esta variante no parece ser ni más agresiva ni más peligrosa que las demás, pero si se ven reinfecciones más seguidas”. 

Teijeiro destacó que el esquema de vacunación es, por ahora, la única solución para pasar una estadía estable y sin complicaciones si el COVID-19 se presenta en nuestro organismo. "Los que están internados en las camas de terapia intensiva son aquellos que no se vacunaron o que no poseen el esquema completo. Para estas variantes que son sumamente contagiosas se necesita tener completo el esquema de vacunación, las 2 dosis, más el refuerzo, esto hace que el nivel de protección sea el adecuado", agregó.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), la BA.2, de la variante ómicron, ha sido denominada por los científicos como “silenciosa” o “sigilosa”, debido a que pasa desapercibida por los análisis de algunas pruebas PCR (molecular) a los que se someten las personas para saber si son positivos o no de coronavirus. De hecho, se cree que puede ser la causante de “falsos negativos”. 

Al ser consultado por esto, Teijeiro coincidió con la OMS respecto a que "se le llama silenciosa por la baja carga viral". "Esto hace que sea difícil su detección en los PCR", admitió.

Asimismo Jorge Geffner, doctor en Bioquímica, inmunólogo e investigador principal del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET) aseguró que la BA.2  realmente tiene una composición muy distinta a la primera subvariante de Omicrón, llamada BA.1. “Es un conjunto muy importante de mutaciones”, aclaró en comunicación con este portal.

Sin embargo, dijo que "no demuestra más gravedad en los síntomas de los pacientes. Lo que sí muestra es la mayor contagiosidad, un 30 por ciento más que BA1, ya que es más transmisible”.  Además puntualizó que de seguir este sublinaje tomando preponderancia, será difícil que bajen los contagios. “BA.2 ralentiza la curva de contagios. En Europa ya hizo estragos y ahora ya se encuentra en nuestra región con fuerza”, explicó.

Por otro lado, un estudio realizado por investigadores de Statens Serum Institut, la Universidad de Copenhague, la Oficina de Estadística de Dinamarca y la Universidad Técnica de Dinamarca, determinaron que esta nueva subvariante es un 33 por ciento más contagiosa que el resto de la variantes. En Dinamarca, este sublinaje ya es predominante, y es más transmisible que la BA.1 (hasta ahora la más común) y capaz de infectar a las personas vacunadas con más frecuencia.

Recordemos que la primera aparición de Omicrón fue hace dos meses en Sudáfrica, y se ha extendido a 171 países. Por la nueva variante, en los últimos siete días se registraron casi 21,7 millones de nuevos contagios a nivel global, según el sitio de estadísticas Worldometers. En la Argentina, en tanto, tras la ola explosiva de principios de enero, la variante provocó el 25 por ciento del total de casos de toda la pandemia. 

Así, el reciente estudio realizado en Dinamarca, que analizó las infecciones por coronavirus en más de 8500 hogares daneses entre diciembre y enero, descubrió que las personas infectadas con la subvariante BA.2 tenían más probabilidades de contagiar a otras, en comparación con las infectadas con BA.1.

En todo el mundo, la subvariante "original" BA.1 representa más del 98 por ciento de los casos de Ómicron, pero ahora BA.2 se ha convertido en la cepa dominante en Dinamarca, destronando a la BA.1 en la segunda semana de enero.

   

"Concluimos que Ómicron BA.2 es intrínsecamente más transmisible que la BA.1 y que además posee propiedades inmunoevasivas que reducen aún más el efecto protector de la vacunación contra la infección", señalaron los investigadores del estudio. "Si usted ha estado expuesto a Ómicron BA.2 en su hogar, tiene un 39 por ciento de probabilidades de infectarse en siete días. Si en cambio ha estado expuesto a BA.1, la probabilidad es del 29 por ciento", dijo el autor principal del estudio, Frederik Plesner.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!