Secciones
Actualidad

Maternidad y coronavirus: por qué se espera un boom de embarazos para después de la pandemia

Según los especialistas, más allá de los embarazos programados, la falta de acceso a métodos anticonceptivos provocará muchos nacimientos para fin de año.

Como ocurrió otras veces luego de grandes fenómenos que afectaron al mundo entero, para después de la pandemia de coronavirus se espera que exista, al menos en la Argentina y seguramente también otros lugares del mundo, un boom de embarazos que culminarán a final del año con muchos nuevos nacimientos.

Aunque los motivos que generan que la situación suceda son diversos, existe entre otras cosas, una falta de acceso a los medios anticonceptivos y también una cantidad de embarazos que, a diferencia de otros, sí fueron planeados.

Luego de la pandemia del coronavirus se espera que haya un boom de nacimientos.

"Históricamente las guerras y otros sucesos catastróficos devenían en un baby boom, como el que sucedió después de la Segunda Guerra Mundial. De aquel momento, podríamos decir que la angustia que se experimentó bajo el horrible estrés de la guerra encontraba un consuelo o un espacio de calma en los vínculos amorosos. En esa época no existían los métodos anticonceptivos de que disponemos hoy día. Pero aún así, no resulta extraño suponer que, aún tecnología mediante, el estrés y los sentimientos de incertidumbre impulsen a las personas a buscar momentos de sosiego en la sexualidad y pueda suceder otro baby boom después de esta pandemia", afirmó a BigBang la ginecóloga y médica sexóloga Beatriz Literat.

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

Sobre esto, comentó que sus pacientes de sexología clínica, a quienes atiende en el centro de fertilidad Halitus Instituto Médico, se comunican con ella permanentemente para averiguar cómo continuar sus tratamientos, e incluso desean que la especialista las atienda de manera online porque quieren ganar tiempo y aprovechar este momento para terminar de resolver las situaciones sexuales y vinculares, personales o de la pareja, así recuperan la alegría de los encuentros y se preparan para futuros embarazos.

"El proyecto de vidas nuevas es muy poderoso y la sola sexualidad, aún acotada a las normas sanitarias es un verdadero antídoto contra el miedo, la soledad y la desesperanza. No olvidemos que la sexualidad moviliza neurotransmisores, hormonas y emociones como ninguna otra actividad humana, así que en este momento de tanto desconcierto la sexualidad en su sentido más amplio es un salvavidas en medio del océano de incertidumbre y ansiedad", aseguró.

Finalmente, la especialista en sexología manifestó que durante las primeras semanas de aislamiento, ante la sorpresa y la adaptación, la gente estaba paralizada, pero que ahora muchos de los pacientes empezaron a reaccionar y a buscar su normalidad, con la intención de resolver los problemas que tenían antes de la pandemia y poder así seguir con su vida.

De igual modo, la ginecóloga y obstetra Vanina Simeone explicó en comunicación con BigBang, que en el último tiempo "se están viendo sospechas y test postivos de embarazo", aunque como se dificulta bastante el acceso a estudios, hay muchas pacientes que todavía no han podido confirmarlo.

"Es una época que se busca bastante embarazo. Los que buscan ahora, tienen fecha para octubre/noviembre, aunque la mayoría no se trata de casos programados", aclaró la médica.

En este sentido, comentó que en las últimas semanas, varias pacientes accedieron a atenderse con ella de manera online (aun con las dificultades que eso conlleva), ya que no pudieron conseguir turno para hacer una consulta presencial a través de sus prepagas o del mismo sistema público.

Muchas embarazadas tienen miedo por la salud del recién nacido.

"Se contactaron con muchas dudas e incluso muchas eligieron hacer sus primeras consultas de manera online", añadió Simeone, quien además sostuvo que cuando la pandemia llegó al país, en todo lo que tiene que ver con el área obstétrica, hubo mucha incertidumbre a la hora de decidir si seguían los controles, las autorizaciones de estudios, y demás cuestiones relacionadas con la maternidad.

Incluso, las propias pacientes embarazadas decidieron dejar de ver a sus médicos ante el pánico de la llegada del virus al país, y por miedo al contagio, muchas regresaron al consultorio cuando estaban en las semanas 37 o 38, porque debían seguir con los controles fundamentales.

A pesar de que hay embarazos recientes, lo cierto es también que en medio de la pandemia de coronavirus existe mucha desinformación y miedo respecto a lo que pueda llegar a pasar.

En general, las dudas de las mujeres tienen que ver con la salud del bebé en esta compleja situación sanitaria, aunque muchas otras temen también no poder estar acompañadas al momento del parto y si se van a respetar sus decisiones a la hora de dar a luz.

Las embarazas temen no poder ingresar a la sala de parto acompañadas.

En este sentido, la ginecóloga indicó que le llegan muchas denuncias de mujeres que no pudieron acceder a un parto humanizado, junto a una persona de confianza, aunque, según ella, esto es algo que ya sucedía desde antes.

Acerca de los motivos por los que se han dado en el último tiempo tantos nuevos embarazos, la especialista dijo que puede tener que ver con que seguramente muchas mujeres tuvieron que interrumpir la toma de pastillas anticonceptivas, y que es muy factible también que muchas otras no hayan podido disponer de preservativos.

"Sigue habiendo un gran porcentaje de pacientes con uso de método anticonceptivo (no importa cual), que desconoce qué hacer en caso de falla. Y hay también otra parte de la población que te dice que "no los busca", pero que en verdad no utiliza protección", aseguró, al mismo tiempo que explicó que la clave no es solo brindar un método anticonceptivo, sino educar acerca de su uso.

Muchos embarazos fueron programados, mientras que otros no.

Sobre esto, comentó que desde que empezó la cuarentena, con una colega que es partera, ambas tratan de usar sus redes sociales para difundir información y para evacuar dudas que no requieren una visita de los pacientes a una guardia médica.

"Así pudimos evitar varias idas a las guardias, y eso para nosotras fue un gran alivio porque estamos en un momento complicado. Los casos particulares, y que se pueden tratar vía online, lo atendimos así", sostuvo.

Además, Simeone destacó que en base a lo que pudo ver en las consultas online, hay mucha desinformación y angustia, por lo que recomienda que quienes cursen un embarazo o atraviesen un problema de salud no muy grave, accedan a cursos o acompañamientos brindamos por profesionales.

Más allá de que existe afortunadamente una gran cantidad de personal calificado en las redes sociales, la obstetra también aseguró que hay muchos que se aprovechan, y que usan la situación en su favor con contenidos falsos o equivocados.

"Veo por ejemplo que venden cosas innecesarias para la lactancia o para el embarazo, o que gente que nunca se capacitó da cursos, da información errónea, que lleva a que, muchas veces, mis propias seguidoras me consulten", se lamentó.

De este modo, la médica alertó que a pesar de que es bueno buscar ayuda para atravesar la situación de la mejor manera, también hay que tener cuidado con lo que se consume y a la información a la que se accede.

Temas

  • Pandemia
  • Coronavirus
  • Embarazos
  • Boom
  • bebés
  • maternidad
  • mujeres
  • Nacimientos

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!

Comentarios