Secciones
Actualidad

Mercados de animales salvajes y el coronavirus: los que se prohibieron y por qué algunos siguen funcionando

Si bien en China fueron temporariamente prohibidos, en otros países aún funcionan. 

Si bien muchos expertos piensan que los primeros casos de coronavirus se originaron en el mercado de Huanan, en Wuhan -especializado en venta de pescados y mariscos- la noticia generó confusión entre los mercados de venta de alimentos frescos y los de venta de animales salvajes. 

Los mercados chinos típicos son lugares no muy distintos a los ya conocidos en Argentina, donde se exponen y comercializan carnes, frutas, verduras y especias. 

Los que realmente preocupan a los sanitaristas son los que venden animales salvajes y exóticos, manteniéndolos en espacios estrechos, superpoblados y con poca higiene que favorecen el desarrollo de enfermedades, que luego pueden transmitirse a humanos a través de fluidos corporales. 

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

Una sección del mercado de Huanan, de hecho, se dedicaba a este tipo de actividades, comercializando serpientes, roedores y hasta lobeznos. 

Sin embargo, muchas voces internacionales pidieron el cierre de todos los mercados chinos, perdiendo de vista que los de venta de productos son parte esencial de la alimentación en ese país. 

Prohibición y clandestinidad

Lo cierto es que China ya tomó medidas para restringir la venta de animales salvaje con una prohibición temporaria. El mercado de Huanan permanece cerrado desde enero.

Sin embargo, hay reportes de que varios mercados que comercian con animales reabrieron en la clandestinidad. Y en otros países como Indonesia funcionan con normalidad. 

Allí, el mercado de Tomohon continúa vendiendo murciélagos, ratas, serpientes, lagartos y hasta perros, a veces en preparaciones para consumo humano. 

"Si realmente queremos prevenir futuras pandemias, hay que hacer mucho más que prohibir la faena de animales salvajes o la venta de su carne", señala Debbie Banks, de la Agencia de Investigación Ambiental de Inglaterra a The Guardian

"En algunos países, los animales salvajes se crían en granjas y se transportan directamente a restaurantes o a banquetes privados. También son utilizados en medicina tradicional. Por lo cual lo que se necesita es atacar la demanda más allá de los mercados", agregó. 

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!