Secciones
Del ataque sexual

"Nos arruinó la vida": el dolor del tío de Yoselín y la pericia que mostró que intentó defenderse

El crimen de Yoselín Ailén Rodríguez Pereyra, cometido por su primo de 24 años en la provincia de San Juan, está en plena investigación, la cual parece avanzar con rapidez. De hecho, en las últimas horas se dictó la prisión preventiva por un año del acusado, al mismo tiempo que se determinó que la pequeña de 10 años intentó defenderse ante el abuso sexual, ya que el imputado tiene heridas cometidas por la niña.

El hecho ocurrió el 1° de enero pasado en la localidad de Sarmiento, luego de los festejos de Año Nuevo, cuando la nena dormía en la casa de su tía, y fue sacada del lugar por su primo. El joven la llevó hasta un descampado, donde la violó y luego la apuñaló 11 veces hasta matarla.

Por el hecho, el fiscal Iván Grassi de la UFI Delitos Especiales, mencionó formalmente entre las pruebas la declaración de un funcionario policial que estuvo en el momento en el que Juan Carlos "Pelado" Rodríguez se quebró y confesó que había matado a su prima Yoselín. La frase que dijo en el momento en que le notificaban su arresto fue: "Me la mandé. La maté, la maté y tiré el cuchillo en el campo". 

¿Cuánto vale la verdad?
Tu apoyo es fundamental

Así, el juez de la causa le dictó prisión preventiva por un año en el Servicio Penitenciario y le concedió al representante del Ministerio Público el mismo plazo para la investigación, no haciendo lugar al pedido de detención domiciliaria efectuado por la defensa.

Ahora, el fiscal aguarda algunos elementos para poder profundizar la investigación, como por ejemplo una serie de informes que pueden ser claves. Uno de ellos tiene que ver con identificar el ADN de la sangre hallada en la ropa del acusado, y el otro se desprenderá de la autopsia, ya que se espera la detección de fluidos y de restos de piel o sangre.

Además, lo que sí pudo comprobarse es que la niña intentó defenderse al abuso, ya que su primo tiene varias marcas y heridas en su cuerpo, las cuales fueron provocadas por la pequeña.

Según indicó Rodríguez en la audiencia de este martes, no tenía domicilio fijo, ya que vivía en la casa de una de sus primas. Sucede que había pasado dos años en Puerto Madryn, y que recién había vuelto a la provincia hacía solo tres meses. Desde su regreso pernoctaba en la casa de su prima, a unos 800 metros del predio donde viven sus otros familiares, incluida su madre y la familia de Yoselín. 

También afirmó que estaba trabajando como cocinero en un comedor de Media Agua (situado sobre Ruta 40) y expresó que anteriormente no había tenido problemas con la Justicia. 

Ayer por la mañana, los vecinos de Sarmiento marcharon por las calles de la localidad para pedir justicia por Yoselí. Hubo varios reclamos en la sede municipal y en la comisaría 8va. "Nunca nos imaginamos que iba a hacer esto, nunca lo vimos con malas intenciones. Por más borracho y drogado que estaba no se justifica lo que hizo. Nunca terminamos de conocer a las personas. Volvió de Puerto Madryn para arruinar nuestras vidas", lamentó ayer Juan Pereyra, tío de la niña, en diálogo con medios locales.

Temas

NEWSLETTER

Las mejores historias, todos los días

Recibilas en tu mail todas las mañanas

Suscripción exitosa! Recibiras en tu mail todas las mañanas.
Suscripción Fallida!